lunes, 20 de junio de 2011

Ideas acerca del mundo contemporáneo.



Hoy en día pasan tantas cosas a nuestro alrededor que es difícil centrarnos en aquellas que realmente están forjando el mundo de los próximos años.






Armando Enríquez Vázquez






La semana pasada la revista The Atlantic publicó lo que a su parecer son las catorce ideas más brillantes de la primera mitad del año y con ello catorce puntos cruciales para la sociedad americana que habrán de moldear su comportamiento, las tendencias sociales y por extensión las del mundo en los próximos años, de estas algunas son tan globales que sería bueno ponerlas dentro del contexto nacional y ver cómo nos afectan e influyen también en nuestra sociedad y forma de ver el mundo.

Encabezando la lista está el hecho de la cada vez más apretada y decreciente clase media norteamericana y el crecimiento de la misma en otros países, sobre todo en las economías emergentes, China, India, Rusia y Brasil. El surgimiento y crecimiento de esta nueva clase media puede ayudar a la economía norteamericana a estabilizarse y regresar al crecimiento, si las oportunidades de negocio son aprovechadas de la manera correcta. En otras palabras aprovechar la prosperidad de los extranjeros para recuperar a la clase media norteamericana. En México el anuncio del fin de la clase media se ha hecho por lo menos desde hace más de treinta años. Lejos de buscar la solución seguimos quejándonos y sin embargo en contraste, la venta de departamentos de lujo, autos, bienes de consumo no básico, los viajes al extranjero rodean a esa clase media plañidera que hoy sostiene al país con sus impuestos y su actividad de comerciante informal. En México las oportunidades de desarrollo se han dado en la ilegalidad, el comercio informal en todas sus modalidades es el mejor ejemplo, desde la venta de pasteles hechos en casa hasta el narcotráfico. Esto no sólo lo hemos aceptado como una forma legítima de contrarrestar la inutilidad de nuestros gobiernos para crear fuentes de trabajo redituables, si no que el mismo gobierno desde tiempos de Salinas parece haberse hecho a la idea de que el comercio informal es una forma de empleo y el peor ejemplo fueron los “Changarros” de Fox. Lejos de las promesas gubernamentales y de los ficticios esfuerzos por restablecer una economía ortodoxa en el país, la informalidad continuará como una tendencia a la alza.

La revolución verde es un fracaso es otra de las ideas que resalta la publicación; a pesar de la venta de autos híbridos y eléctricos, y la reducción en el consumo de gasolina en los países industrializados, los países en desarrollo cada día consumen más combustibles fósiles opacando los ahorros de las economías primermundistas, por lo que el calentamiento global no se detendrá. La energía eléctrica a pesar de los molinos de viento y las celdas solares en el caso de las energías limpias sigue siendo generada en su mayoría a partir de plantas hidroeléctricas, que sin embargo son la fuente de creación de energía que más ha disminuido en los últimos treinta años en el mundo occidental, favoreciendo la creación de plantas nucleares para la generación de energía. Otro ejemplo de la falacia de la revolución verde es el caso de los envases que tanto promueven hoy las dos grandes refresqueras aduciendo que están hechos de plantas, pues no lo están; el plástico de los envases es el mismo de siempre, únicamente que para obtener la botella en lugar de carbón utilizan etanol y otros compuestos hechos de plantas lo que reduce la emisión de gases invernadero pero el plástico sigue contaminando de la misma manera. México es uno de esos países en los que la sola idea de utilizar automóviles híbridos, utilizar fuentes limpias para generar energía eléctrica es inadmisible, y para ejemplo baste recordar como a finales de los ochenta, principios de los noventa una gran propuesta del gobierno de la capital para volver el transporte público ecológico fue pintarle a las carrocerías de los autobuses paisajes y motivos de la naturaleza. Hoy y mañana seguiremos en lo mismo talando los árboles en la Ciudad de México y los bosques. La venta de automóviles que utilizan combustibles fósiles sigue a la alza en México, no sabemos ni queremos saber reciclar y somos sin lugar a dudas una de las sociedades más sucias del mundo. La desertificación y el cambio climático llegaron a México para quedarse.

Gay es normal se ha convertido en una de las grandes realidades del mundo en el que vivimos, pero en el proceso en que las minorías homosexuales han llevado a cabo para obtener sus derechos civiles, legales y el reconocimiento, han desarrollado una intolerancia hacía los grupos heterosexuales que perecieran ser hoy una mayoría minoritaria. Los dimes y diretes entre los grupos más conservadores de la sociedad y los activistas de los derechos de los homosexuales han llevado a la creación del término gay bullying en los Estados Unidos y en México a pesar nuestra doble moral y la persistente homofobia se ha dado el acto de descalificar en ciertos círculos gays, los más retrogrados, que también los hay, a los heterosexuales por el simple hecho de serlo. La intransigencia y la intolerancia tantas veces denunciada por los grupos homosexuales, se está volviendo parte de su forma de ver al mundo. Hoy en día el reconocimiento de la diversidad sexual divide a la sociedad lejos volvernos más integrados. Y a lo mejor terminaremos viendo en las principales calles del mundo marchas del orgullo heterosexual. Lejos de crear normas de respeto lo que ha sucedido y podría radicalizarse es el surgimiento de sociedades y comunidades misántropas donde lo importante será la intolerancia y la brutalidad hacía el otro.

En cuanto a la tecnología existen las tendencias a hacer de este mundo la aldea global pero ante todo a que ya nada es secreto. Wikileaks a finales del año pasado ha dejado en claro que en cierta forma el Nuevo Orden Mundial y otras teorías de conspiración son ciertas, pero ante todo la arrogancia y estupidez de los diplomáticos norteamericanos al referirse al resto del mundo. En México, la nulidad del Secretario de Seguridad Pública y la sumisión de nuestro gobierno fueron parte de Wikileaks, por órdenes del Presidente todos los secretarios deben tener una cuenta de Twitter, que la usen o lean lo que lo ciudadanos dicen es muy distinto. Portales como éste que estás leyendo han dado oportunidad de escribir y hablar de temas que los medios impresos tradicionales están ignorando y aunque el concierto de ideas que se mueven en Internet es caótico, también es cierto que gracias a él sabemos que la manta que voló sobre Stanford, mientras Calderón, al más puro estilo panista ventilaba su agenda interior en el exterior, fue pagada por una vaquita de ciudadanos y que costó alrededor de dos mil dólares. Los próximos gobiernos deberán aprender a vivir cada día más con las filtraciones y con idea de que la censura como la conocían ya no existe.

En el caso de los sindicatos del sector público de los Estados Unidos la consigna pareciera ser que el empleado público es el enemigo público; gracias a sus salarios y prestaciones es en parte culpable por el déficit y la crisis económica que viven los Estados Unidos. Lo mismo sucede en México; hoy más que nunca los servidores públicos desde el Presidente hasta el oficinista de la Secretaria del Trabajo son los enemigos número uno. Lo elevado de sus percepciones y la gran cantidad de prestaciones laborales de las que son beneficiarios son una afrenta para la población y su realidad. La burocracia y los servidores públicos representan una fuerte carga sobre las arcas de la nación. Sindicatos que se han convertido en cotos de poder y de rapiña. Por el bien del país es el momento de poner sobre la mesa el tema de los sindicatos que tanto bien y tanto mal han hecho al país. Hoy tenemos un sindicato, el SME, que no tiene patrón, así de absurdo es el tema de los trabajadores públicos. Es momento de valorar si Senadores y Diputados nuestros empleados, están haciendo aquello por lo que les pagamos.

Creo que hay dos puntos que no fueron considerados y que afectaran no sólo a los Estados Unidos si no a todo el mundo en los próximos años.

El narcotráfico y la narcoviolencia. La exportación de los cárteles y de la violencia que generan ha traspasado los límites de la frontera Norte, hace un par de semanas se hablaba ya de una narcofosa en Texas, miembros de las policías municipales en Arizona y Texas han sido descubiertos comprados por el narco. El aumento de la violencia entre grupos de narcotraficantes, así como del número de secuestros en el mismo estado son sólo un indicador de que el fenómeno llegó a los Estados Unidos para quedarse y crecer. Según el gobierno americano el narcotraficante más poderoso del mundo es “El Chapo” Guzmán, la guerra entre grupos de poder de la drogas es ya una batalla mundial que sólo crecerá en los próximos años.

Migración; con los cambios actuales en la geopolítica, el clima y la economía mundial, millones de jóvenes sin oportunidades de trabajo, ni desarrollo, hará que las olas de migración crezcan, además cambiaran de dirección. La gente tratará de llegar a China, a Brasil, a la India, en busca de nuevas y mejores oportunidades de vida mientras los Chinos y los Indios se apoderan y colonizan África.
Seguramente hay más temas que en mayor o menor grado cambiaran al mundo y a nuestro país en los próximos años, pero serán tema de otra ocasión.


Publicado en blureport.com.mx 20 de Junio de 2011