miércoles, 18 de octubre de 2017

Reconstruir



Es momento que más allá de la solidaridad demostrada en las semanas pasadas, exigamos a los gobiernos federal y locales reglas claras y nuevas para construir en las zonas afectadas.

Armando Enríquez Vázquez

Haciendo a un lado los discursos demagógicos de Enrique Peña Nieto y el lado oscuro que estos tienen, así como de la profunda incapacidad más allá de los discursos vacuos de Miguel Ángel y los pretextos y excusas del corrupto Graco Ramírez, lo único cierto es que en México se debe iniciar la reconstrucción del país. Pero lo primero es ser totalmente transparente en que es lo que debemos reconstruir y que no. Ya en la repartición de los primeros recursos la semana pasada se detectó a no damnificados enviados por los partidos políticos de izquierda de la capital, PRD y Morena, medrando con los recursos de quienes fueron realmente afectados con tal de crecer su clientela electoral.
A pesar de las fotografías que desde el día 8 de septiembre tras el primer terremoto y once días después del segundo sismo con epicentro en Puebla y Morelos, el gobierno federal se ha centrado en la destrucción al interior de ciertas zonas de las ciudades y pueblos, pero nada ha dicho acerca de los daños sufridos por la infraestructura carretera y de comunicaciones. Las fotos de puentes caídos y carreteras dañadas están en las redes, junto con las historias de quienes intentaron llegar a comunidades apartadas en Morelos y Puebla, puedo imaginar que algo similar sucede en Chiapas y Oaxaca. No se trata en muchos casos de caminos nuevos que se hayan construido bajo este sexenio, pero lo corrupto del secretario de comunicaciones y transportes Gerardo Ruiz Esparza y los funcionarios federales, prefieren omitir los hechos con tal de que su dependencia no vuelva a llamar la atención.
En el caso de la CDMX (Marca Registrada) donde la corrupción en delegaciones como Benito Juárez, Cuauhtémoc, Tlalpan y Tláhuac ha quedado manifiesta; edificios de reciente construcción se colapsaron causando muertes. Los delegados no han dado la cara a las víctimas, ni han agradecido a todos aquellos que hicieron y coordinaron lo que ellos no quisieron o pudieron hacer, la única excepción a medias ha sido Claudia Scheinbaum. Debemos señalar que la responsabilidad de la tragedia corresponde a delegados corruptos de Morena, PRD y PAN, pero sobre todo al revanchista bando de construcción emitido por Andrés Manuel López Obrador cuando era jefe de gobierno, quien actuando como siempre con el estómago y no con el cerebros castigó a Benito Juárez con la plaga de constructoras, porque el voto no lo fue favorable en la delegación, mismo trato aplicó a la delegación Miguel Hidalgo, pero en aquella demarcación la actitud de los delegados panistas ha sido totalmente diferente a los de Benito Juárez y han sido muy estrictos en materia de construcción.
Desde 1985 y ahora lo comprobamos en 2017 en la Ciudad de México existen zonas de riesgo, mismas que por desgracia son en parte donde se han asentado las nuevas construcciones y la voracidad de funcionarios y constructoras. Es momento que más allá de la solidaridad demostrada en las semanas pasadas y la que habremos de demostrar en los meses que siguen con nuestros hermanos damnificados, exijamos a nuestros empleados en el gobierno de la Ciudad reglas muy claras para la construcción en la capital del país y en especial en las zonas más afectadas. Colonias como Narvarte, Del Valle, Roma, Condesa, Juárez, Miravalle, Álamos, entre otras, deben frenar toda la construcción que se están llevando a cabo y estas ser revisadas a conciencia, todos y cada uno y se deben incluir hoy zonas como Coapa, Villa Coapa, Xochimilco que resultaron profundamente afectadas pero que la opacidad de las autoridades delegacionales y la falta de interés de los medios de comunicación tradicionales han omitido.
Lo que dicta la lógica tras lo que hemos sufrido en este último sismo, es que construcciones mayores de cuatro pisos no deben ser permitidas en estas colonias. Los grandes edificios de más de seis y siete pisos, en otras zonas de la ciudad, deberán de cumplir una reglamentación mucho más estricta que tenga como objetivo principal proteger la vida de los habitantes y usuarios de dichos edificios. En muchos de los predios de la Roma, Condesa, Narvarte y demás colonias afectadas se debe valorar la opción de crear zonas verdes de esas que Miguel Ángel Mancera se ha encargado de destruir y talar.
La inclusión de las delegaciones más sureñas de la capital como Tláhuac y Xochimilco en las que los delegados de Morena han demostrado su completa inutilidad y sólo ha quedado de manifiesto el malestar de los habitantes de Xochimilco, por ejemplo, sacando a patadas al corrupto embajador de la opacidad de Morena.
Por su parte Claudia Scheinbaum quien intenta salvar su candidatura a la jefatura de gobierno de la CDMX ha levantado demandas en contra de quien resulte responsable de funcionarios y ciudadanos para intentar limpiar el escándalo de la escuela Rebsamen, como si fuera lo único dañado en Tlalpan, falta muchas aclaraciones acerca de Galerias Coapa, donde un Liverpool y un Sears están a punto de colapsarse, del Tec de Monterrey y quienes son los responsables de que los puentes al interior de esa escuela se hayan derrumbado causando la muerte de 5 estudiantes y de las zonas habitacionales de esa zona que están severamente afectadas.
Es cierto que la tragedia del pasado 19 de septiembre no tiene comparación con la de hace treinta y dos años; el reciente sismo no fue de la misma magnitud del ocurrido en 1985, tampoco tuvo la misma duración. Esto debe obligarnos a reflexionar sobre lo que podría ocurrir en la ciudad con un desastre similar al de 1985. Es por eso qué resulta impostergable replantear el reglamento de construcción de la ciudad, y definir las zonas y el tipo de construcción que se puede llevar a cabo en cada zona de la Ciudad, sin pensar en revanchismo, ni clientela como lo ha hecho el PRD y ahora Morena. En la Ciudad de México no va a dejar de temblar y los números indican que en cualquier momento podemos esperar que otro terremoto de gran magnitud la sacuda.
De la misma manera somos nosotros los que podemos acabar con todos esos parásitos que viven gracias a nosotros y que de nada o poco hacen cuando verdaderamente se necesita que actúen y coordinación. Por qué no se reconstruye con las clásicas tarjetas de empresas afines al corrupto Peña Nieto y sus funcionarios, es con verdaderas ganas de ver a México de pie.
Hay que reconstruir la ciudad, las zonas dañada, pero ante todo un gobierno y unos gobernantes de la capital y del país, que cada día se han mostrado más incompetentes y mezquinos.

publicado en blureport.com.mx el 11 de octubre de 2017
imagen DeathTo Stock.com

martes, 17 de octubre de 2017

Eugenia Escudero la primera abanderada mexicana en Juegos Olímpicos.



La primera mujer en ser abanderada de una delegación olímpica mexicana era esgrimista y se casó con uno de los forjadores de una importante ciudad del norte del país.

Armando Enríquez Vázquez

El 30 de julio de 1932. Al inaugurarse los X juegos Olímpicos en la ciudad norteamericana de Los Ángeles, al frente de la delegación mexicana que consistió en esa ocasión de 73 atletas de los cuales únicamente dos eran mujeres, iba una de estas atletas. La esgrimista Eugenia Escudero, la primera mujer mexicana en portar la bandera de nuestra nación en unos juegos olímpicos.
Eugenia Escudero nació en la Ciudad de México el 26 de noviembre de 1914. Su padre Ángel Escudero, fue maestro de armas del Colegio Militar y además uno de los responsables e impulsores de la esgrima en México durante los finales del siglo XIX y principios del XX. Ángel Escudero escribió, además, un libro en el que hizo un recuento de los duelos a espada y armas de fuego en la Ciudad de México. Con este padre, Eugenia y sus hermanas aprendieron el arte de la esgrima en sus modalidades de florete y sable, pero además también aprendieron a utilizar armas de fuego y desde muy temprana edad compitieron en torneos de todas estas especialidades.
Con tan sólo 17 años de edad, participó en las eliminatorias de florete para los Juegos Olímpicos de 1932. Eugenia resultó primer lugar entre otros 7 esgrimistas mexicanos de la categoría de florete calificados a las competencias olímpicas de Los Ángeles. Además de ser la primera abanderada nacional en Juegos Olímpicos, Eugenia también fue parte de las primeras mexicanas en competir en este tipo de encuentros deportivos, de hecho, esa primera participación de mexicanas se redujo a Eugenia y María Uribe Jasso tapatía y lanzadora de jabalina.
Eugenia compitió y perdió todos sus encuentros siendo eliminada en la primera ronda. Aunque durante los siguientes seis años continuó practicando los deportes con armas, Eugenia Escudero no volvió a participar en otra competencia internacional. En 1940, al morir su padre se retiró del deporte, ese mismo año se casó con un químico nicaragüense, que estudió su carrera en la UNAM llamado Hans Joseph Backhoff Urcuyo y en 1943 la familia se trasladó a la ciudad de Ensenada en Baja California donde se establecieron y vivieron a lo largo de su vida. Hans Backhoff fue reconocidos a principios de este siglo como uno de los forjadores de Ensenada.
Eugenia Escudero murió en Ensenada el 18 de enero de 2011 a los 96 años.

publicado en mamaejecutiva.net el 9 de octubre de 2017
imagen; elmarcadordejmsurroca.blogspot.mx

lunes, 16 de octubre de 2017

Los que no aplauden y la censura.




En México como en otras partes del continente la censura y el abuso en el uso del poder comienzan a ser de manera más frecuente la pauta de conducta de gobernantes.
Armando Enríquez Vázquez
No importa si son de Izquierda como Nicolás Maduro, el dictador de izquierda de Venezuela, o de la más extrema derecha supremacista blanca como Donald Trump, o tan sólo corruptos avariciosos como los miembros de la clase política mexicana, lo cierto es que hoy la censura y los ataques contra la libertad de expresión, los periodistas y los medios de comunicación es una de las constantes a lo largo ancho del mundo, pero en especial en el continente americano.
La descalificación arbitraria ejercida desde el poder va desde la simple censura, la presión para el despido de periodistas, las amenazas, hasta el asesinato y si un sexenio se ha sido particularmente enemigo de la libertad de expresión ha sido el de Enrique Peña Nieto, no sólo él, los gobernadores priístas como Javier Duarte se encargaron de silenciar a las voces que cuestionaron su forma de gobernar y de denunciar los abusos y actos delictivos en que el gobernador de Veracruz, su esposa y todo su gabinete estuvieron envueltos, ahora también el intrascendente, pero intolerante y censor Presidente del PRI Nacional Enrique Ochoa Reza uso el supuesto poder que tiene desde el estado para silenciar a Mario Amparo Casar, Ricardo Raphael y a Leonardo Curzio, porque no aguantó el que se develará su maquiavélico y patético plan de no aportar realmente nada a las víctimas de los terremotos de septiembre y poner todas las cartas a favor del PRI para retomar el control del país en todos los ámbitos.
Ya a principio del fallido sexenio de Peña Nieto este se quejó de manera involuntaria de que los periodistas “no aplaudían” a sus palabras como seguramente lo hicieron los más serviles periodistas locales del Estado de México durante su gobierno. La petulancia y la ceguera de los políticos los hace pensar que todo lo que hacen y dicen es digno de una línea en el libro de la historia, lo que a veces resulta cierto, pero no necesariamente como una forma de reconocer o admirar su trabajo si no todo lo contrario.
La censura descarada qué es parte de la forma de gobernar de Peña Nieto y todos los nuevos priístas, a regresado a la antigua manía de pagar a medios y utilizarlos a su favor. Televisa y El Universal parecen ser los más claros ejemplos de esto, pero no son los únicos. Las presiones para forzar la salida de Carmen Aristegui de MVS, Pedro Ferriz de Con de Imagen y la reciente contra los comunicadores de NRM, no han sido aplicadas a ellos, sino a los dueños de los medios; Joaquín Vargas, Olegario Vázquez Aldir y Edilberto Huesca amenazando con la inversión del estado en sus estaciones de radio.
Es necesario legislar acerca de los gastos exagerados que hace el estado en publicidad en medios y en producción de propaganda redundante y chabacana, que sirve básicamente para presionar a los medios y obligarlos a decir lo que personajes oscuros y autoritarios quieren que la gente oiga. Aunque ya sabemos que los legisladores que son parte de ese mismo esquema jamás habrán de sentarse a proponer leyes al respecto.
Muchas de las estaciones de radio y de los canales de televisión son incapaces de sobrevivir con su oferta de programación, pues esta no es atractiva para las audiencias y mucho menos para los anunciantes, pero jamás la cambiaran porque sus inocuos y poco creativos programas no tienen necesidad alguna de competir con nada pues esos medios se sostienen con lo que el gobierno federal y los locales invierten en ellos para tener la programación que más le conviene a los miembros de la partidocracia.
Las concesiones se pagan con lealtad a los partidos, es por eso que las audiencias seguimos siendo víctimas de la mediocridad creativa y en materia de contenidos de los dueños de los medios y sus directores de programación y contenidos.
En México ni la ciudadanía, ni gran parte de la prensa está dispuesta a aplaudir por aplaudir a un partido político como el PRI que en su nueva presentación solo ha demostrado las ganas que tiene hacer de nuestro país su botín, silenciando escándalos como el de la Casa Blanca, la trata de personas de su ex líder en la CDMX (Marca Registrada), Oderbrecht, la situación de todos los que trabajando en el SAT se enriquecieron en Panamá y cuyos nombres desaparecieron los medios, comprados y presionado, de los Papeles de Panamá, a partir de cañonazos en la inversión publicitaria en medios.
No aplaudir a los políticos que se congratulan entre ellos con lo que creen que son gracias, como sucede con el plan de humo de Enrique Ochoa Reza de utilizar lo que no iba a utilizar el PRI para nada en la reconstrucción del país, pero no tocar ni cuestionar todo el dinero que recibirán los partidos, siendo el que más va a recibir el PRI, así como el intento de dar un golpe de muerte a la dizque democracia mexicana pidiendo todo aquellos a lo que en otros sexenios se ha negado el PRI pero que hoy puede representar la única manera de que ese partido tenga alguna relevancia a partir de 2018, como la desaparición de plurinominales y el cero financiamiento público a los partidos políticos. El PRI comienza a desarrollar ya una represión, hoy todavía suave, pero que conociendo el lado asesino del PRI igual puede llegar a manifestarse de manera radical y violenta.
Al inicio del sexenio y con motivo de la Reforma en telecomunicaciones Peña Nieto dio un discurso hablando acerca de la importancia de la competencia y del libre mercado en materia de telecomunicaciones, con la censura que ha ejercido desde su incapacidad para gobernar ha traicionado todas esas ideas que en aquella ocasión expuso y develado el lado más oscuro y conocido del PRI.

imagen: DeathtoStock.com

viernes, 13 de octubre de 2017

A la misma Batihora en el mismo Baticanal.



Batman, la serie, fue creado pensando en un programa que fuera muy de su época, en cuanto a lo visual y que resultará una comedia que atrajera a las audiencias jóvenes.

Armando Enríquez Vázquez

Murió Adam West y con él la primera imagen de Batman, para muchos que peinamos canas o lucimos espectaculares calvas, que conocimos en la televisión. Batman el personaje de unos comics que hoy nos pueden parecer naive si los comparamos con la forma oscura y esquizofrénica en la que se ha desarrollado el personaje y todo el mundo que lo rodea, llegó a la televisión en 1966, envuelto en una producción que ningún otro superhéroe de comic había tenido. Sin ser un fan perdido de los comics de DC, ni un experto en el tema de Batman y su evolución creo que muchos de nosotros vimos al personaje cambiar a veces muy lejos de nuestro primer Batman y a este y la serie de televisión quiero homenajear con este breve texto. Al primer gran Batman de los medios audiovisuales masivos de entretenimiento.
Batman, la serie, fue creado pensando en un programa que fuera muy de su época, en cuanto a lo visual y que resultará una comedia que atrajera a las audiencias jóvenes. Batman marcó la llegada del Pop Art a las pantallas de televisión, los colores primarios muchas de las escenografías, lo minimalista de otras, los diálogos, que los grandes actores del doblaje mexicano, no sólo enriquecieron, si no que mejoraron inolvidable el “Santa María la redonda, Batman. ¿Qué onda?, la música y los brillantes cartelones que irrumpían en las peleas entre Batman, Robin y los villanos y sus secuaces, dejando a la imaginación el tamaño del golpe, le dieron una personalidad muy especial a la serie. Batman lejos de ser el hombre serio y atormentado que comenzó a dibujarse años más tarde bajo la mente brillante de sus creadores y de Tim Burton en la película de 1989 o la todavía más oscura representación que en este siglo ha hecho Christopher Nolan, era un verdadero paladín, con una visión de la justicia que correspondía a la Guerra Fría y la dualidad de que sólo se es bueno o de lo contrario se es malo. Gatúbela es el clásico ejemplo de cómo la tentación para obrar de una manera equivocada se puede evitar. En aquella primera versión Gatúbela estuvo interpretada por dos diferentes actrices en las tres temporadas que duró la serie, ambas igual de sensuales y seductoras, lo que las volvía un verdadero peligro para Batman. Julie Newman en las primeras dos temporadas y la cantante de jazz Eartha Kitt en la tercera temporada, lo que para muchos de los prejuicios de la época era todavía dos veces más tentador: Una sensual mujer negra tratando de seducir al “murciélago encapotado” Cinturones a las caderas hasta en Batichica, que no pasaba de ser una murciélaga aprendiz del hombre del Batimovil.



Otro gran logro de la serie fue la presencia de villanos que por primera vez se volvieron entrañables a los niños y jóvenes de esos años, César Romero como un Guasón, más cercano al clown que al psicópata que después interpretaría Heath Ledger. Burgess Meredith como el Pingüino, al actor lo reconoceríamos una década después como el entrenador de Rocky Balboa. El Acertijo interpretado en las temporadas 1 y 3 por Frank Gorshin y por John Astin, al que conocíamos como Homero Adams, en la segunda temporada, y también de Los Locos Adams Carolyn Jones, (Morticia Adams) hacía una villana llamada Marsha la reina de Diamantes, el famoso Vincent Price como Cabeza de Huevo, entre muchos otros.
Pero sin duda fue Adam West, el primer Bruno Díaz, hoy Bruce Wayne, con el que toda una generación identificamos durante décadas a Batman, y por consiguiente a Batman con ese traje, a veces gris, a veces azul muy claro, con la insignia en negro del murciélago sobre amarillo que hoy nos parece vintage, retro o hípster. Fue la cara detrás de la máscara y del comic que nos obligó durante años de repeticiones, a sentarnos frente a los primeros televisores de color, a disfrutar de las aventuras del millonario que lanzándose por los Batitubos se convertía al final del trayecto en el anónimo murciélago justiciero que aplacaba a los enemigos de la sociedad y de esa Ciudad Gótica que sonaba mucho mejor que cualquier Disneylandia. Un Batman de caricatura rígido y acartonado hasta la exageración en sus movimientos, en sus reacciones. Sin duda Adam West, no era un gran actor, pero si fue un gran Batman ante las exigencias caricaturescas de la serie.
Los Wham! Zap! Crash! que llenaban la pantalla evidenciando una violencia que detrás de los cartones era sólo una coreografía del caos, los diálogos, Gatúbela, el gas de colores que surgía de la punta del paraguas del Pingüino, el teléfono rojo, la Batiseñal en el cielo y esas caminatas por los muros de los edificios agarrados de una cuerda y las ventanas de vecinos que se habrían eran parte de una televisión, sin efectos especiales, sin tecnología, pero con gran creatividad y diálogos muy divertidos.
Adam West será recordado únicamente por su Batman, aunque el actor haya sobrevivido por décadas al personaje y observado su transformación desde la barrera, en algo totalmente inimaginable para aquel Batman que de manera ingenua luchaba con un Guasón de cabello anaranjado, una cara blanca y labios muy rojos que reía sin parar ante sus ocurrencias. Batman solemne hasta lo ridículo era el antagonista de la alegría y el tono fársico de todos los villanos.
Y así es como los que disfrutamos de aquel primer Batman debemos recordarlo.



publicado en roastbrief.com.mx el 12 de junio de 2017
imagenes: abc.com.py
                27vueltas.wordpress.com 

jueves, 12 de octubre de 2017

La solidaridad institucionalizada.



Los mexicanos somos solidarios, no porque el gobierno lo diga, ni lo establezca como programa de gobierno o secretaria de Estado.

Armando Enríquez Vázquez

A partir de 1985, cuando a fuerza de sonar a lugar común, en México se demostró que la solidaridad y fuerza de la sociedad civil fue más eficiente que la incompetencia y la corrupción de los gobiernos priístas, tanto a nivel federal, como a nivel del entonces Distrito Federal, cada vez que una tragedia natural sacude al país se crean centros de acopio en todas y cada una de las dependencias del gobierno que terminan utilizando lo que los ciudadanos de buena voluntad donan para hacer política electoral barata, corrupta y demostrar que opuesta a esa solidaridad existe una desmedida mezquindad de los titulares de cada dependencia, de la presidencia, de todos los miembros del poder legislativo y ni que decir del poder judicial. Hoy las dádivas y migajas vienen de todos los órganos de gobierno como lo demostraron Peña Nieto y Mancera uno al pedir cobijas a los mexicanos, el otro al hacer un insultante donativo a las víctimas del llamado ahora 19 S.
La solidaridad demostrada en 1985 fue descaradamente institucionalizada por un grupo político, por un presidente calificado al inicio de su sexenio como impostor y que hoy sabemos que no ganó las elecciones de acuerdo con el testimonio de Manuel Barttlet Díaz quien operó el fraude. Salinas a la cabeza de un partido que ha confundido siempre la revolución con burocracia. Un partido capaz de institucionalizar la Revolución no dudó en crear una secretaria para despojar a la palabra solidaridad de su significado la palabra y dotarla de un significado únicamente político y utilitario para canalizar dinero a la compra de votos en tiempos de campañas políticas como quedó claro en la operación que el PRI desde el gobierno federal dirigió para ganar la gubernatura del Estado de México en el pasado mes de junio.
Los mexicanos somos solidarios, no porque el gobierno lo diga, ni lo establezca como programa de gobierno o secretaria de Estado, no como pretenden los miembros corruptos del PRI, PAN y PRD que desde hace ya más de tres décadas se encargan de administrar las desgracias de los damnificados en México. Echamos el hombro no porque a un burócrata inepto que ocupa un cargo público lo decida. Somos solidarios porque somos capaces de ser empáticos con nuestros conciudadanos en desgracia a diferencia de cualquiera de los miembros de la partidocracia, quienes sin decencia alguna quieren engañar a los mexicanos con un altruismo chabacano y mentiroso que se basa en el dinero de los contribuyentes; nuestro dinero y que han demostrado ser incapaces de poner de su bolsillo algo como lo demostró el cínico de Migue Ángel Mancera o un inepto Peña Nieto al solicitar a los mexicanos mantas y cobijas mientras él y sus esbirros se llenan los bolsillos de dinero corruto y malhabido. O López Obrador diciendo mentiras tan grandes que se ocultan en la opacidad que lo ha rodeado siempre.
En países democráticos la gestión y uso que hace nuestro gobierno de la asistencia a los afectados por fenómenos naturales es calificado como un crimen de lesa humanidad. Pero para los mexicanos dedicados a defender y avalar esa partidocracia, o sea, poder judicial y poder legislativo sólo justifican el malgasto y la corrupción de las cúpulas priístas, panistas, verdes, morenistas, perredistas y de los enanos del tapanco que los acompañan. Para los medios de comunicación masivos como Televisa y El Universal corrupción, mezquindad, mentiras y cinismo son actos dignos de ser ignorados, solapando y siendo cómplices de esta manera de todos esos criminales envueltos en los emblemas y logos de partidos políticos, porque son esos políticos los que les ayudan a pagar nóminas y egos a los dueños de dichos medios. Fundaciones como Teletón sólo se volvieron cómplices de ese uso y abuso de la palabra solidaridad.
La sociedad proactiva y solidaria que nació ese septiembre de 1985 fue neutralizada, absorbida y convertida en frase cursi y vacía como ahora se pretende volver meme emotivo, por un sistema que cree saberlas de todas, todas e intentó no dejarse rebasar por la contracultura a la corrupción, al menos eso pensaban y piensan los políticos de cuarta que se sueñan emancipadores de un pueblo al que roban desde el ejercicio activo o inactivo de la política. 32 años después la sociedad civil volvió a demostrar y con creces que es mucho más eficiente y rápida a responder a la emergencia que la gran mayoría de las dependencias del gobierno federal, de los gobiernos y autoridades locales sea cual sea el color de su partido, de las mafias creadas por el Jefe de Gobierno, sus secretarios y los delegados del PRD, PAN y Morena. SEDUVI CDMX e INVEA CDMX son directamente responsables de lo que ha sucedido en la Ciudad de México. Los delegados de Benito Juárez, Cuahtémoc y Xochimilco han resultado incapaces de actuar y al contrario mantienen niveles de opacidad a pesar de la tragedia que los vincula con la infamia y crímenes que deben ser investigados y de los que son responsables las constructoras patito que ellos y sus funcionarios corruptos. Excepción es Claudia Scheinbaum, y eso que no soy partidario en absoluto de Morena y su mesías tropical, quien ha ordenado una investigación a fondo y levantado demandas penales en contra de los responsables de la tragedia del Colegio Rebsamen. Nadie al interior del gobierno de la CDMX (Marca Registrada) se ha mostrado solidario, como tampoco lo ha hecho ninguno de los secretarios federales que han dejado morir en el abandono a los habitantes más humildes y lastimados de Puebla y Morelos, tal vez por no ser parte del partido de un presidente tan insensible que ataca a la gente por no pertenecer al lugar donde se encuentran con él y le reclaman.
Muchos somos de quienes abusan y se aprovechan de nuestras ganas de ayudar, instándonos a llevar ayuda a centros de acopio de instalados por las dependencias de gobierno promoviendo así el circulo vicioso de abastecer a políticos y caciques locales de bienes con los que comprar el voto y coaccionar a los ciudadanos. Pareciera que nuestra solidaridad a los ojos de gobernantes mezquinos es una obligación, por eso busquemos centros de acopio que no pertenezcan al gobierno como los de la UNAM o de la Cruz Roja. En los meses por venir no deberá sorprendernos el descaro de funcionarios y candidatos de los partidos en el uso de recursos públicos para las campañas, el consentimiento lisonjero y servil de todos los miembros del INE que habrán de faltar una vez más a su deber de proteger la democracia, olvidándose todos de cuidar a los damnificados o fotografiándose con ellos para la campaña. Como tampoco deberá sorprendernos la desfachatez con la que continuarán los gobernantes pidiendo ayuda solidaria a los ciudadanos para cubrir el supuesto hueco que tiene este gobierno al que nada importan sus ciudadanos y connacionales.
Hoy Enrique Peña Nieto, Osorio Chong y El PRI están más preocupados por seguir censurando a periodistas que en reconstruir el país y somos los ciudadanos los responsables de estar al pendiente de todas las transas que estos transas quieran seguir haciendo y denunciarlas.
Solo quiero añadir el gran respeto a la digna decisión de Leonardo Curzio ante las presiones de censura de un gobierno corrupto.

publicado en blureport.com.mx el 5 de octubre de 2017

miércoles, 11 de octubre de 2017

Juana Huitrón la mujer topo de 1985.



19 de septiembre de 1985 es una fecha difícil de olvidar para muchos mexicanos, dolor, tristeza, heroísmo, Juana Huitrón se enterró en escombros para salvar vidas.
Armando Enríquez Vázquez.
Todos los capitalinos mayores de cuarenta años recordamos los aciagos días de septiembre de 1985. La Ciudad convertida en un caos. Los rostros de la desesperanza y una regencia de la ciudad inútil y corrupta que sólo atinaba a mentir en cuanto a cifras y hechos, así como a robarse la ayuda internacional.
El 19 de septiembre de hace treinta y dos años, así como en el de la semana pasada, los capitalinos aprendimos que la vida puede cambiar en cuestión de segundos, y así le sucedió a Juana Huitrón, la primera topo de nuestro país.
Hace treinta y dos años no existía en la Ciudad, ni el país, una cultura de prevención civil, nadie sabía que hacer en casos de emergencias como al que nos enfrentamos a partir de las 7:19 de aquella mañana, cuando una gran parte de la Ciudad de México quedó dañada por un terremoto de magnitud 8.1 en la escala Richter. Juana Huitrón, de acuerdo con una entrevista concedida a Liz Ogazón en 2013 para Capital 21 y que se puede consultar en Youtube, vivía con su familia sobre avenida Paseo de la Reforma frente al conjunto habitacional de Tlatelolco, en la colonia Peralvillo, y a pesar de las protestas de su esposo, impedía a su hijo el irse a la escuela cuando tuvo lugar el terremoto, Con la caída del edificio Nuevo León del conjunto de Tlatelolco una parte de su vida, amistades y el camino que recorría a diario su hijo para llegar a la escuela diariamente desaparecieron entre los escombros. Entonces Juana decidió salir a ayudar.
Como muchos otros habitantes de una ciudad sin autoridades, ni fuerzas del orden, Juana Huitrón comenzó a ayudar de manera instintiva, pero efectiva removiendo escombros y escarbando con las manos, así logró rescatar personas. Juana Huitrón tenía en ese momento 41 años, era un ama de casa que en menos de dos minutos vio su mundo cambiar. Sin pensarlo mucho, de pronto Juana estaba no sólo removiendo escombros sino entrando en edificios derrumbados, escarbando en las estructuras con tal llegar al lugar donde había vida, para rescatarla. Se había convertido en uno de esos extraordinarios héroes a los que los mexicanos desde 1985 llamamos topos por su valor y perseverancia al atacar el rescate desde las entrañas mismas de la estructura colapsada.
Durante más de treinta años Juana se dedicó al rescate de personas y de cuerpos a lo largo y ancho del mundo. En una nota de 2015 aparecida en Milenio el 18 de septiembre de 2013 escrita por el periodista Alberto Godínez se cita a Juan Huitrón diciendo: “Salvar una vida es salvar al mundo…”
La experiencia de 1985, la llevó a profesionalizar su actividad y crear una brigada de rescatistas y en especial de topos llamada Grupo de Rescate Internacional 19 de Septiembre Topos A.C. con el que viajó a diferentes países y ayudó en rescates como el de las Torres Gemelas de Nueva York otro septiembre de 16 años después del sismo en la capital mexicana. A pesar de la gran ayuda que Juana ha prestado a la humanidad desde aquella fecha fatídica en la historia de la Ciudad de México, declaró en una entrevista a Notimex en 2013; “Me hubiese gustado que no hubiese habido nunca un terremoto.”
No existe una biografía de Juana Huitrón a diferencia de todas las que existen de inicuos políticos que se sentados en curules y escaños no hacen nada por sus conciudadanos. En 1986 el Presidente Miguel de la Madrid la condecoró con un reconocimiento y en 2013 la Delegación Cuauhtémoc que tanto sufrió en 1985, igual que ahora en 2017, instauró la medalla Juanita Huitrón a quienes apoyan la protección civil y la primera persona en recibirla fue Juana Huitrón.
Al parecer la llegada del delegado actual en Cuauhtémoc se deshizo de esta presea. Pues desde 2015 no se entrega.
En las últimas entrevistas que están publicadas con esta ejemplar mujer, realizadas en 2015, Juana Huitrón ya padecía un enfisema pulmonar que la obligaba a tener un tanque de oxígeno a su lado, sin embargo, no existe ninguna nota que consigne su muerte, por lo que podemos pensar que Juana Huitrón aún sigue con vida.
Son decenas de miles las heroínas y héroes anónimos de 1985 y de estos días. Es importante rescatar las historias como la de Juana Huitrón y darlas a conocer, hacerlas públicas porque es a partir de la fuerza de ciudadanas como ella que esta ciudad se mantiene en pie y tiene una gran esperanza de seguir haciéndolo.

publicado el 2 de octubre de 2017 en mamaejecutiva.net
imagen: ntrzacatecas.com 

lunes, 9 de octubre de 2017

Kukuxumusu vs Katuki Saguyaki.



Cuando la creatividad sobra el nombre es lo de menos. Falso. Y para muestra una historia de cortes, juicios, leyes, estupideces y la creatividad.
Armando Enríquez Vázquez
Aunque por el título de esta historia uno podría pensar en algo oriental y tal vez en una serie de manga, la historia es totalmente española y se refiere a dos empresas creativas y un sólo dibujante. A los derechos de autor, a los de marca y la estupidez jurídica de tratar de nulificar un estilo creativo propio. Todo comienza en una de las tradiciones españolas más importantes.
Las fiestas dedicadas a San Fermín en Pamplona son una de las imágenes que más se identifican con la fiesta de toros, con España y en especial con la ciudad de Pamplona. San Fermín que fue un misionero cristiano nacido en lo que es hoy Pamplona y entonces era la ciudad romana de Pompaelo, fundada por Pompeyo sobre un poblado vascón. El hombre fue canonizado debido al martirio que sufrió en Francia en la población de Ammiens al predicar la palabra de Dios entre los romanos. San Fermín fue decapitado en 303 y el pañuelo rojo utilizado actualmente atado al cuello de los corredores de los encierros es para remarcar este hecho. Los famosos sanfermines tienen su origen en la edad media y en el siglo XVI se decidió celebrar al copatrón de la provincia de Navarra el 7 de Julio. Aunque el verdadero patrón de Pamplona es San Saturnino.
Fue en el marco de las festividades de San Fermín y los encierros de toros que corren por las calles del casco antiguo de la ciudad con rumbo a la plaza de toros donde habrán de torearse por la tarde que un grupo de amigos se reunió para crear un lucrativo negocio. Cada año y gracias a Ernest Hemingway y uno de sus relatos sobre España, llegan a Pamplona más turistas para presenciar o ser parte de la tradición de correr a la par de los toros que se habrán de lidiar.



El año fue 1989. Mikel Urmeneta, Koldo Alestaran y Gonzalo Domínguez de Bidaurreta unieron esfuerzos y se dedicaron a imprimir camisetas que salieran de lo común y triviado. La primera camiseta producida Urmeneta para los Sanfermines fue una en la que se veía una mancha de sangre que imitaba una cornada para celebrar las fiestas de 1989. Las camisetas con dibujos y diseño de Mikel Urmeneta fueron un éxito. A partir de ese momento, los tres socios, crearon la famosa empresa Kukuxumusu, dedicada al diseño de camisetas con los dibujos característicos de Urmeneta. La idea de Urmeneta surgió de sus viajes a Australia donde encontró souvenirs que iban más allá de las cursis y serias imágenes que se acostumbran en este tipo de productos. Kukuxumusu significa beso de pulga en vasco, así el beso de una pulga no es sino un piquete que puede ser molesto e incómodo y tal vez, en ese sentido va el nombre de la marca con sus dibujos mordaces. 
A partir de la crisis de 2008 Kukuxumusu comenzó a sufrir ciertos problemas de liquidez, los socios de Kukuxumusu se vieron obligados a vender parte de la empresa en 2014. Alestaran y Domínguez de Vidaurreta vendieron su parte de la empresa a Ricardo Bermejo, empresario y ex trabajador de una institución financiera regional de Navarra. Urmeneta continúa siendo dueño de una tercera parte de la marca.  A pesar del crecimiento de la marca y de su presencia mundial. Bermejo y Urmeneta tuvieron diferencias creativas que terminaron en la salida de este de la dirección creativa de la empresa, pero sin renunciar a su 33% de la misma. En 2016, año de su salida, Urmeneta junto sus cuatro dibujantes principales fundó la marca Katuki Saguyaki que mantiene el espíritu original de la marca que fundó Urmeneta y que es algo que Bermejo, de acuerdo con Urmeneta, ha traicionado en el caso de Kukuxumusu.
El despido de Mikel Urmeneta de su propia marca y la creación de la nueva representaron para Urmeneta problemas legales pues fue acusado de asalto y lesiones en contra de Bermejo, y lo peor de plagiar el material de Kukuxumusu, lo que en pocas palabras se puede resumir como plagiarse a sus mismo. Los tribunales españoles establecieron en marzo de este año que Mikel Urmeneta no podía utilizar el diseño que el mismo había creado. Empezando por el famoso Mr. Testis que era el toro azul que protagonizaba muchas de las playeras de Kukuxumusu. Está bien si un autor decide vender los derechos de su obra debe respetar los términos de esa venta, lo que es imposible de concebir es que un tribunal intente poner límites a la imaginación creativa de un autor y cercar lo que en una verdadera fantochada han llamado el “Universo Kukuxumusu”



Por lo pronto, para los Sanfermines de 2017 Urmeneta y Katuki Saguyaki presentó un toro verde y cachetón para no utilizar a los del “Universo de Kukuxumusu”, que sin duda es parte del universo más íntimo de Urmeneta y sus dibujantes.
Kukuxumusu sigue promocionando y vendiendo sus productos y dibujos en España y diferentes países del mundo, pero curiosamente en el segmento dedicado a su historia en su sitio web, omite hablar de sus creadores y la creatividad y fuerza de estos tres amigos.
Katuki Saguyaki significa “Carne de gato, manjar de ratón” en euskera, de acuerdo con la propia página de la marca. Actualmente Mikel Urmeneta escribe actualmente el blog Manhattaranttanttan para el diario español El País pues parte del año vive en la ciudad de Nueva York.

imagenes; musutruk.kukuxumusu.com 
                 www.katukisaguyaki.com

viernes, 6 de octubre de 2017

Los saldos de septiembre.



Debemos aprender a hablar duro contra responsables, sin importar el momento, contra los negocios de los partidos y no se trata de politizar, se trata de responsabilizar. 

Armando Enríquez Vázquez

Entre los 32 años que pasaron de 19 de septiembre de 1985 a la misma fatídica fecha del 2017 México ha cambiado, nuestra cultura de reacción frente a un sismo de gran magnitud ha mejorado. Nuestra solidaridad y ganas de ayudar no han disminuido y tal vez por ese platicar con nuestros hijos y miembros de generaciones más jóvenes los concientizaron desde pequeños de la manera a reaccionar en los momentos difíciles que afectan a la sociedad y a la comunidad.
Da gusto que gran parte de la obra pública de la capital resultó sin afectaciones a pesar de las dudas que cada una de ellas ha provocado en todos nosotros y la corrupción que todos sabemos que ha existido en los últimos sexenios de gobiernos en la CDMX (Marca Registrada), No así en mucha obra privada de los constructores que se han dedicado medrar con edificios en la capital.
Los mexicanos nos hemos demostrado y le hemos demostrado al mundo qué a pesar de no estar siempre de acuerdo, lo estamos para levantar a nuestros hermanos mexicanos. Pero también hemos demostrado que incluso con toda la información manipulada que se dio a través de redes, la sociedad civil es en estos momentos más confiable que cualquier canal de televisión y que muchas estaciones de radio y periódicos que mostraron como siempre oportunismo, servilismo y amarillismo. En 2017 los medios masivos tradicionales de comunicación traicionaron a quienes fielmente los ven, escuchan y leen a diario. En especial Televisa que debe ser sancionada e investigada por SEGOB por la ficticia cobertura del rescate de la inexistente Frida Sofía, algo que como sabemos no va a pasar, porque el estado de derecho en México hace décadas que fue colapsado por la partidocracia que sufrimos. Pero la reflexión ciudadana acerca de un acto tan despreciable no se debe abandonar y debemos señalar una y otra vez al medio que tanto daño ha hecho a nuestro país.
Pero también debemos aprender a hablar duro contra responsables, sin importar el momento, contra los negocios de los partidos y no se trata de politizar, se trata de responsabilizar a los corruptos que en su ambición y voracidad actúan de manera que una tragedia como la de la semana pasada crece por sus pocas y malas acciones de gobierno. Hoy a los mexicanos nos deben una respuesta todos los diputados y senadores, que descaradamente se anuncian listos para defender a los dreamers, pero no a los mexicanos. Legisladores que no sirven para nada sino para tratar de pararse el cuello a toro pasado. Y eso quedo de manifiesto en las redes sociales, los mexicanos estamos hartos de un sistema que solo trabaja en beneficio de una casta maldita que se autonombra como políticos profesionales y lo único que han demostrado ser es una pandilla de saqueadores de la Nación.
Por otro lado, Sí antepongo el beneficio de la duda a los videos de cómo se acaparó la ayuda en las bodegas de DIF Morelos y creo que esto no se hizo con fines políticos, entonces no me queda la menor duda de la incapacidad de Graco Ramírez y su esposa Elena Cepeda para gestionar y organizar los recursos del gobierno de Morelos en un momento de crisis. Lo que no podemos dudar es el nepotismo que este hombre que también recibió en su momento un “préstamo” del empresario argentino Carlos Ahumada, y que no conforme con colocar a sus familiares cercanos también le dio un puesto a su ex esposa en el gobierno estatal, ni su prepotencia que ha sido denunciada en más de una ocasión por diferentes miembros de la sociedad morelense. Lo menos que se puede decir de su respuesta ante la tragedia es que ha resultado patética e insuficiente, a diferencia de la rapidez con la que armó campaña para defender esa incompetencia que se exhibió en las redes sociales. Desgraciadamente los que siguen sufriendo los estragos del terremoto son los habitantes más necesitados de Morelos. La PGR tiene que investigar al gobernador y su esposa para exonerarlos. ¿Qué espera el PRD para expulsar un personaje así?
Lo mismo sucede con la indiferencia de Avelino Méndez Rangel, delegado de Xochimilco, que cuando intento actuar, era ya demasiado y los habitantes de las zonas damnificadas lo corrieron literalmente a patadas. Otro miembro de Morena que da pena ajena. La misma ausencia del Jefe de Gobierno de la CDMX quien se la ha pasado sacándose fotos tratando de mostrarse ejecutivo cuando no lo ha sido.
Al presentar su decreto a raíz de los sismos, propone una alternativa al tamaño de edificios a construir en el futuro, ni a la restricción al paso de dobles remolques y camiones de carga en zonas afectadas, no se atreve a hablar de prohibir y reexaminar las obras que se están erigiendo en este momento. Miguel Ángel Mancera muestra una vez más su cobardía y alianza con los intereses económicos más avariciosos y oscuros de la CDMX (Marca Registrada), por lo que insisto: ¿Quién y cuándo va auditar a este hombre que se ha enriquecido junto con su gabinete con la administración de la capital del país? Pero también se urge una auditoria a las administraciones panistas de Benito Juárez, así como a las perredistas y morenistas de Cuauhtémoc y Tlalpan porque las irregularidades y la corrupción se manifiesta en tantos edificios nuevos dañados. También se debe investigar y sancionar a las irresponsables constructoras.
Los partidos políticos deben hacerse responsables de sus miembros de los personajes que los representan y no hacerse siempre de la vista gorda ante aquellos que ellos mismos eligen para saquear el erario.
A diferencia de lo que ha sucedido a lo largo del sexenio debo reconocer que Enrique Peña Nieto se ha comportado a la altura, viajando y tratando de escuchar las voces de los damnificados en Oaxaca, Chiapas y la Ciudad de México, la única nota desfavorable la dio en su propio estado donde desprecio las voces de protesta de un grupo porque no eran originarios de la comunidad que visitaba, tal vez alguno de sus asesores o el vocero de la presidencia quienes a lo largo de la presidencia del mexiquense se han encargado de mostrarlo como algo que jamás será; un estadista. Uno de esos asesores debió recordarle que es presidente de todos los mexicanos no sólo de aquellos que le aplauden. Punto aparte merece mencionar a todos aquellos que le reclaman a Peña Nieto no haber agarrado una pala, o a los que photoshopearon la foto de Calderón cargando cajas de ayuda por cajas de cerveza y que todos sabemos somos quienes son. Vale la pena recordarles que su líder espiritual ni cajas, ni palas, ni nada.
Otra nota que demuestra la primitivo es la respuesta de muchos de los actores políticos, incluido el mismo Andrés Manuel López Obrador a su propuesta de donar una parte del financiamiento electoral de 2018 a la reconstrucción del país. El oportunismo y las falacias de Enrique Ochoa Reza, presidente nacional de PRI y la demagógica y falaz respuesta de las bancadas legislativas del PRI una vez iniciadas las sesiones en las cámaras demuestra como el PRI no tiene ganas de dejar de robarle a los mexicanos. Y digo que el mismo López Obrador no tiene altura de político alguna, cuando en lugar de enorgullecerse de la paternidad de la idea, se la pasa como el berrinchudo que es diciendo que lo copiaron, el mismo hombre que acusa al Frente Ciudadano de promiscuidad y sin asco alguno se asocia con Lino Korrodi, Dolores Padierna, Rene Bejarano y todo aquel que se quiera unir a sus nulas ideas y propuestas. Pero los que más pena ajena dan son los funcionarios de INE y en especial el consejero priísta Ciro Murayama quien salió en entrevistas radiofónicas a hablar de la imposibilidad de acabar con el financiamiento de los partidos y el inútil instituto que desde hace más de doce años trabaja en contra de la democracia.
Enrique Krauze propone aprovechar el momento de la sociedad civil para dar una limpieza al corrupto sistema político mexicano, y no es mala idea, no necesitamos tantos diputados y senadores, ni ediles, ni secretarias que sirven para que personas como Rosario Robles administre electoralmente los recursos de los mexicanos.
La partidocracia mexicana se envuelve en la falsa bandera de la democracia con toda la demagogia de que los políticos mexicanos son capaces. Una vez más, tratando de darnos atole con el dedo y como son de oportunistas lo que realmente buscan es jalar agua a su molino. Hoy somos los ciudadanos los que debemos exigirle devolvernos nuestro dinero para ayudar a los mexicanos, porque el dinero ni es de ellos, ni es correcto que ellos lo administren. Si quieren ser partidos políticos es hora de que salgan a botear entre sus seguidores y todos los zánganos a los que hemos mantenido desde que “triunfó” la más inequitativa revolución social del siglo XX.
Tal vez, como dice Krauze es el momento de acabar con el sistema político mexicano, Así como se derrumbaron edificio en nuestro país por los movimientos telúricos, es momento de derribar al poder legislativo que tanto daño le ha hecho a nuestra nación y de ahí para arriba al PRI, al PAN, PRD, Morena y demás oportunistas que solo saben robar y dorar la píldora. Para muchos estudiosos 1985 fue un parteaguas social y político que acabó con la hegemonía priísta y la dictadura de partido quince años después. 2017 debe ser el parteaguas para instaurar una verdadera democracia en México y la desaparición de los actuales partidos políticos.
Los saldos para bien y para mal han surgido desde las primeras horas de la tragedia, irán saliendo irregularidades y corruptelas en todos los niveles de los gobiernos federales y locales, pero somos nosotros los que esta vez no debemos, ni podemos olvidar, ni dejar pasar que estos cínicos sigan gobernando el país como si fuera su casa.

publicado en blureport.com.mx el 29 de septiembre de 2017

jueves, 5 de octubre de 2017

Frank Underwood, todo un personaje, pero ya es suficiente.



Frank Underwood en la quinta temporada por momentos vuelve a parecer el personaje ingenuo y débil de las temporadas anteriores lo que lejos de construir sobre la trama, la entorpece.

Armando Enríquez Vázquez

Seguir adelante en la lectura es un acto de libre albedrío, hay los suficientes spoilers para echarte a perder la quinta temporada de House of Cards, pero también puede ser una forma rápida de enterarte a grandes rasgos de porque no debes perder trece horas de tu vida en verla.
La quinta y más reciente temporada de la más importante de las series de Netflix, la que cambió la manera en que vemos el entretenimiento en materia de series, no es ni la sombra de aquella primera entrega que nos mostró como una obra maestra de la televisión inglesa se podía adaptar a los por lo general autocomplacientes guionistas light del entretenimiento norteamericano, aunque, debo reconocer que es por mucho más inteligente y atractiva que las dos entregas anteriores y por lo tanto tiene un par de momentos dignos de verse más de una vez.
Después de dos años de letargo Frank Underwood tiene un par de secuencias dignas de las primeras dos temporadas, cuando conocimos a ese despiadado y ambicioso político capaz de asesinar con tal de obtener el poder.
Claire Underwood aunque por momentos también está a la altura del personaje que se dibujó a lo largo de cuatro temporadas, parece por momentos perder toda su humanidad para volverse un triste espejo que refleja una versión femenina de Frank acartonada y estereotipada. Pero también en más de una ocasión el personaje se desdibuja y parece no tener nada que ver con la fría mujer que por décadas planeo junto con su marido sacrificar el tener una familia por llegar al poder.
La quinta temporada trae de regreso a personajes memorables de la serie; como el presidente Garret Walker. El presidente ruso Petrov y Raymond Tusk, más en lo que parece un desfile de despedida, al más puro estilo de cierre de una serie gringa, que algo realmente relacionado con la trama de la temporada. Los guionistas y productores prefirieron olvidar a personaje que realmente hubiera sido interesante ver desarrollarse en una quinta temporada con los hilos dramáticos que esta tiene, como el grupo de mujeres demócratas encabezadas por la fiscal Dunbar y Jackie Sharp que tendrían mucho que hacer en el caso de las elecciones intervenidas que llevan a Underwood de nueva cuenta a la Casablanca y sobre el hecho de Claire convirtiéndose en la vicepresidenta del gobierno de su esposo. La llegada de nuevos personajes más perversos, inteligentes y obsesionados por el poder que Frank que por momentos vuelve a parecer el personaje ingenuo y débil de las temporadas 3 y 4, lejos de construir sobre la trama, la entorpecen, debilitan a Frank y a Claire. Una trama que por laxa y telenovelesca; Underwood aventando a la secretaria de estado Durant por la escalera o Claire envenenando a Peter Yates el escritor amante de los dos Underwood, transforma lo maquiavélico de las primeras dos temporadas en un melodrama barato y sin pies ni cabeza. A pesar de ello la quinta temporada de House of cards tiene una última vuelta de tuerca interesante que le regresa cierta estatura a Frank Underwood, junto con el monologo con el espectador que el presidente Underwood pronuncia en los momentos finales del penúltimo episodio de la temporada cuando comparece frente al comité del senado que lo juzga.
Y el frío aparte de Claire haciendo saber al espectador el desprecio que siente por él y como ha sido consciente desde un inicio de nuestra presencia a través de la pared de cristal. El capítulo final de la temporada tristemente vuelve a apresurar las cosas para crear una serie de cliffhangers y la frase de Claire Underwood que podría anunciar la sexta temporada.
Alguna vez se habló de que la quinta sería la última temporada de la serie, sin embargo, quedan demasiado cabos sueltos para que así sea, Frank estableciendo un poder más allá del poder, Doug siendo acosado por Hammerschmidt, el periodista del Washington Herald que finalmente tras tres temporadas está más cerca que nunca aclarar el asesinato de Zoe Barnes y El asesinato de la asesora de la vicepresidente; Leann Harvey.
Hay que saber retirarse a tiempo y con honor y para la más icónica de las series de Netflix eso debió haber sucedido dos temporadas atrás, mientras Frank Underwood iba ganando.

publicado en roastbrief.com.mx el 5 de junio de 2017
imagen Netflix.com

miércoles, 4 de octubre de 2017

Nora de Kelmendi la leyenda de la bella albana guerrera.



Esta es la leyenda de una valiente mujer que vivió en la frontera de la cristiandad en el siglo XVII y la defendió del enemigo otomano.
Armando Enríquez Vázquez
Poco o nada sabemos de ciertos países europeos situados tan al oriente del continente, como a la sombra de la historia contemporánea al haber sido absorbidos por el comunismo ruso tras la II Guerra Mundial. Albania además vivió durante más de cuarenta años cerrada al mundo exterior durante la dictadura comunista de Enver Hoxha, pero dentro de la tradición histórica de ese país resalta la figura de Nora de Kelmendi.
Kelmendi es una zona montañosa al noroeste del pequeño país europeo en la frontera con Montenegro y Serbia, en esa región alejada de las capitales occidentales que tanto nos gusta mencionar surge la leyenda de esta guerrera, que detuvo a los enemigos otomanos. Kelmendi también es el nombre del grupo étnico al que pertenecía la protagonista de la leyenda.
Poco o nada se puede establecer acerca de la figura histórica de Nora de Kelmendi, su nacimiento debe haber ocurrido al inicio del siglo XVII y se dice que su padre habiendo deseado tener un descendiente varón la despreció y abandonó a su suerte. Nora fue adoptada por una tía, hermana del padre, que decidió criarla como si fuera un hombre. El padre de Nora desconociendo lo que había sucedido con aquella hija a la que desechó, decidió hacerse cargo del hijo de su hermana, del que había escuchado muy buenas cosas, con el tiempo para su sorpresa el mozalbete se convirtió en una bella doncella y su padre se sintió orgulloso de ella no sólo por su valentía y manejo de las armas, sino por la belleza de su hija cuya fama recorrió toda la región de los montes de Kelmendi.
Durante esa época existían en la zona muchos representantes del imperio Otomano, lo que obligaba a una constante guerra entre fuerzas musulmanas y las tropas católicas. Cerca del poblado donde vivía Nora se encuentra el Castillo de Rozafa, un antiguo bastión musulmán, hacía el año de 1637 se encontraba ocupado por el Vutsi Pasha de Bosnia, título que se le otorgaba al comandante otomano de la región. Durante una de las periódicas invasiones a la región Kelmendi, el Pasha, descubrió a Nora y quedó impresionado por su belleza, por lo que exigió la entrega de la mujer como una de las condiciones para detener la invasión.
Existen dos versiones de lo que sucedió a continuación. Una dice que Nora se entregó al Pasha, quien seguramente la iba a sumar a su harén en el mejor de los casos, pero Nora se adelantó y asesinó al Pasha con su daga. La segunda es que al enterarse de la demanda del musulmán Nora se hizo seguir por un ejército de 300 kelmendi y acabó con las fuerzas musulmanas, ella misma se batió en duelo con el Pasha y lo mató.
El triunfo parece haber sido temporal y las grandes guerras entre musulmanes y cristianos de la zona continuaron a lo largo de los siguientes siglos. Nora, si es que existió se pierde en la noche de los tiempos y aunque la primera versión la pinta muerta por el asesinato cometido en el campamento musulmán, en la segunda no se especifica que pasó con la heroína y sí el resto de su vida fue pacífica y fructífera.
A Nora de Kelmendi se le atribuye una belleza similar a la de Helena, la esposa de Menelao y causante de la guerra de Troya y la valentía de la reina y guerrera visigoda Brunilda.
Lo cierto es que el ejército con el que los Kelmendi enfrentaron a las fuerzas otomanas en las batallas de 1637-38, no sólo era menor en número a los hombres del imperio, sino que estaba conformado por mujeres y niños también, tal vez es de este hecho de donde surge la figura de Nora, y sí es que existió una mujer destacada entre las tropas de los Kelmendi, Su historia se pierde en la leyenda de Nora de Kelmendi.
En Youtube existe un video de una canción tradicional sobre Nora escrita por un músico albanés llamado Fran Kodra que puede darnos una idea de la importancia de esta mujer de leyenda para la nación albana.

publicado en mamaejecutiva,net el 19 de septiembre de 2017
imagen fablecroft.com