lunes, 18 de abril de 2011

La Llegada de las superbacterias


Sin ser catastrofista, apocalíptico, ni agorero de profecías inexistentes, hay nuevo peligro en ciernes para la humanidad y ni siquiera somos capaces de distinguirlo a simple vista.


Armando Enríquez Vázquez


Cuando hace dos años sufrimos en la Ciudad de México la cuarentena por el virus AH1N1 y vimos imágenes dignas de una película de Ciencia Ficción; la Ciudad semiparalizada y cerrada. Sin escuelas, restaurantes o cines y la gente con el tapabocas, los guantes y la manía que nos quedó de ponernos constantemente alcohol en las manos. Entendimos que hay peligros que nos acechan que ni siquiera podemos percibir. Afortunadamente ni el número de víctimas, ni el virus fueron lo suficientemente cruento. Hace dos semanas el fenómeno se volvió a presentar pero esta vez en Ciudad Juárez. Al parecer, el nuevo brote ha sido controlado, sin embargo existen peores enemigos surgiendo en otras partes del mundo.


Todo data de 2009 cuando un ciudadano sueco de vacaciones en la India se enfermó y no respondió al tratamiento de antibióticos, el sueco regresó a su país donde se le dictaminó una infección bacteriana de relativamente fácil tratamiento producida por Klebsiella Pneumoniae, a pesar del tratamiento de antibióticos la infección no cedió. Cuando finalmente se aisló a la bacteria culpable de la infección la sorpresa fue descubrir en la misma una enzima responsable de la resistencia a los antibióticos.


Esta enzima hace a las bacterias resistentes a casi todos los antibióticos, sobretodo a los más comunes y eficaces.


La enzima es conocida ahora como NDM 1 y el origen de las siglas ND es porque ese primer caso se sucedió en la ciudad de Nueva Delhi, en la India. Los Hindúes ya ha protestado y acusado que este nombre es racista. Pero hasta hoy así es conocida. La “M” es por el compuesto de la enzima, la metalo-beta- lactamasa. Hasta el momento se han encontrado casos de NDM1 en la India, Paquistán, Canadá, Estados Unidos, el Reino Unido, Japón y Australia. En un principio la enzima se encontró en bacterias de dos tipos la Klebsiella Pneumoniae y la Escherichia Coli. Se dice que muchos de los casos de extranjeros están relacionados con personas que recibieron algún tipo de tratamiento quirúrgico en la India.


El aislamiento de la enzima lo logró el médico inglés Timothy Walsh de la universidad de Cardiff. Walsh hizo pruebas en las aguas de Nueva Delhi el año pasado con sorprendentes descubrimientos.


Hoy, el mismo equipo de Walsh, dice que las aguas de la ciudad hindú están repletas de bacterias con la enzima, lo que pone en riesgo la salud de la población mundial. Durante el estudio que se llevo recolectando agua de la ciudad y sus alrededores, así como supuesta agua potable se encontró NDM1 en 51 de las 171 muestras y en 2 de las 50 muestras de agua potable.


Hace un par de décadas en algunos hospitales de los Estados Unidos se encontraron bacterias resistentes a los antibióticos, en especial staphylococcous aureus, lo que llevó a una paranoia que concluía en que en un futuro algunos hospitales serían cerrados y tratados como se hace el día de hoy con Chernobyl y el de mañana con Fukushima. Afortunadamente esto no ha sucedido, pero el descubrimiento de las bacterias con NDM1 ha prendido focos rojos.


El crecimiento de estos organismos a los que se llama superbacterias, está preocupando a la comunidad científica. Con las noticias del crecimiento en la presencia de NDM1 la OMS ha llamado a tomar las acciones necesarias para crear nuevos y más eficaces antibióticos. Se calcula que además de las miles de víctimas anuales, el combate a las superbacterias cuesta solamente al sistema de salud de los Estados Unidos 20 mil millones de dólares.


El NDM1 hasta el día de hoy no tiene cura, y la mayoría de los antibióticos son inútiles, la batalla eterna de la evolución. Las mutaciones en las que los más fuertes sobreviven, uno de los puntos contraproducentes es que una vez que se ataca la infección muchas bacterias que no están relacionada con ella son eliminadas del organismo huésped permitiendo a aquellas que tienen NDM1 reproducirse con mayor velocidad al no tener competencia.


En la actualidad se han identificado 14 especies de bacterias presentan la mutación, según este estudio, preocupa que se halló la enzima en organismos que causan el cólera y la disentería esto sin contar que la mayor parte de la población en la India no cuenta con fuentes confiables de agua potable se convierte en un foco de atención de mucha importancia.


¿Existe la posibilidad de que esto se vuelva una pandemia? Sí ¿Podrá el hombre controlar esta nueva amenaza? Eventualmente sí. ¿Cuál será el costo en vidas humanas? Eso nadie lo puede saber.


Publicado en blureport.com.mx el 18 de abril de 2011