lunes, 13 de diciembre de 2010

La COP 16 y el milagro de la vida.

Armando Enríquez Vázquez

Políticos presuntuosos y burócratas de la ecología nunca llegarán a acuerdos y sin embargo la vida, sucede a pesar de ellos.

Al terminar la conferencia sobre el cambio climático en su versión 16, no se llegó a nada. Únicamente a que en el 2011 los políticos se reunirán una vez más en el marco de la COP 17 en Sudáfrica. Los altermundistas viajarán a África protestando, hasta el cansancio con razón o sin ella, sin conocimiento de causa o por reducción al absurdo la mayoría de las veces. Por su parte los países subdesarrollados y los emergentes harán el ridículo una vez más ante el desprecio de los líderes de las potencias económicas del mundo qué como en el caso de la semana pasada en Cancún les harán el desaire de no asistir. Y las llamadas compañías de energías limpias buscarán los espacios necesarios para sus negocios, que al final de todo, de eso se trata, de negocios.
Esto suena demasiado escéptico, dirán algunos, desgraciadamente no tenemos manera de demostrar que haya sido de otra manera desde que existe la COP. Demasiado cínico, opinarán otros, pero ¿Acaso se necesita hacer una reunión internacional para anunciar unilateralmente que en México se planea la desaparición de los focos incandescentes, regalando 4 focos ahorradores por familia?
Las encuestas en la calle condenan las acciones no tomadas y todos aseguramos apagar luces y ahorrar agua. Cuando si algo nos ha quedado claro en el llamado cambio climático es una atmosfera más húmeda y más agua a lo largo y ancho del mundo. La elevación de la temperatura del mundo trae desertificación en ciertas áreas del planeta y aumento de vapor de agua en otras.
Pero el cambio climático no es sólo elevación de la temperatura, y cambios en las estaciones del año. Uno de los efectos importantes se da en materia de salud y lo hechamos en saco roto. Hoy en día las enfermedades antes particulares de los trópicos comienzan a migrar al Norte y Sur del planeta a zonas que antes eran templadas y frías. Además lo hacen de manera exitosa. Nadie parece ver este ángulo y nos contentamos con asuntos llamados pomposamente adaptabilidad y sustentabilidad que tiene como trasfondo el apoyo económico de los países ricos a las economías más pobres del país fomentando de esta manera no acciones contra los cambios que sufre el planeta, sino la corrupción. Es un círculo vicioso.
Sin embargo a pesar de toda la desesperanza que se nos quiere inyectar, dentro del miedo que siempre quieren sembrar, sale la NASA para darnos la noticia de que al parecer en nuestro mismo planeta existen formas de vida que son totalmente diferentes de lo que conocemos hasta hoy.
Una bacteria descubierta en California en el lago Mono podría revolucionar la concepción científica de la vida y su estructura, al parecer el organismo ha cambiado uno de los elementos básicos de la vida como la conocemos. Dando paso a la posibilidad de existencia de vida extraterrestre diferente a la nuestra. Hasta hoy sabíamos que la vida tenía como base seis elementos carbón, hidrógeno, nitrógeno, oxígeno, azufre y fósforo. Las bacterias del Lago Mono viven en un ambiente hostil cargado de arsénico y de acuerdo con lo científicos de la NASA ha sustituido el fósforo en la cadena de vida por arsénico. El descubrimiento es importantísimo, cambia todos los modelos biológicos que conocemos y abre la puerta a la posibilidad tantas veces manejada por la ciencia ficción de que la vida en otras partes no tiene porque ser similar y haberse desarrollado como la conocemos nosotros.
Sin embargo, el descubrimiento todavía tiene que comprobarse y demostrarse porque una de las cosas que preocupa a los científicos es que al parecer las cadenas de arsénico son mucho más débiles y se “rompen con facilidad” que aquellas formadas por fósforo. Pero por otro lado y siguiendo los esquemas biológicos “normales” de la vida, ¿acaso no vemos todos los días virus, bacterias que mutan y nos hacen enfermar sin conocer la cura?, ¿microorganismos que saltan de una especie a otra? La vida y su especialización siguen siendo sorprendentes.
¿Qué tienen que ver estos dos temas?
Sencillo. El planeta ha estado aquí desde antes que el ser humano y permanecerá mucho después de que este haya desaparecido de su superficie. Extinto, o cómo nos sugiere Stephen Hawking migrando a otro planeta. La Tierra ha sufrido cataclismos y extinciones masivas de los organismos que en él han habitado, cambios climáticos naturales o inducidos como el que padecemos hoy. La vida se ha reinventado en cada uno de ellos. Los organismos han mutado, evolucionado, se han transformado para tomar ventaja del nuevo medio ambiente. Cómo ambiente cerrado y dados los elementos que en ella hay, La Tierra ha demostrado ser un modelo exitoso. Los mismos seres humanos evolucionamos de especies de homínidos que se adaptaron a las glaciaciones. Tal vez sea cierto y estamos destruyendo nuestro medio ambiente, Tal vez hemos llegado al punto sin retorno. Pero al parecer el Planeta se prepara también y la vida sin nosotros seguirá adelante.

Publicado en Blureport.com.mx el 13 de Diciembre de 2010