sábado, 22 de noviembre de 2014

Mean Joe Green, tacle y puntal de la Cortina de Acero.



En 1969, los Acereros de Pittsburgh iniciaron el camino para dejar atrás una historia perdedora y convertirse en el equipo legendario que conocemos hoy. Nuevas caras lleg
aron a la institución, la primera la de Mean Joe Green.
Armando Enríquez Vázquez.
Entre el puñado de grandes jugadores que convirtieron a los Acereros de Pittsburgh en el primer equipo en ganar cuatro Superbowls están los nombres de los cuatro hombres que formaban la  línea defensiva de la Cortina de Acero.
L.C. Greenwood, apodado Hollywood Bags, Dwight Mad Dog White, Ernie Fats Holmes, eran los compañeros de Mean Joe Greene. Hoy el único sobreviviente de una de las mejores lineas defensivas en la historia del futbol americano profesional.
Charles Edward Greene, nació el 24 de septiembre de 1946 en Elgin, Texas. Fue educado y criado por su madre. Jugó para la Universidad del Norte de Texas, llamando la atención de los seleccionadores de la NFL, entre ellos la de los de los Acereros, a pesar de que algunos lo juzgaron como un jugador indisciplinado en su forma de jugar y con poca personalidad, Art Rooney Jr., hijo del dueño y encargado de en esa época del reclutamiento, quedó gratamente impresionado con el joven, a tal grado que Greene fue seleccionado por los Acereros en la primera ronda en 1969, convirtiéndose en el primer jugador de la era de Chuck Noll y el surgimiento de los Acereros como la leyenda dentro del futbol americano que son.
Joe has sido nuestro líder. Es nuestro líder. Él es el hombre que empezó todo. Es la inspiración de muchas de las cosas que hicimos. Así lo definió John Stallworth, ala ofensiva de los Acereros en aquellos años.
En un inicio Greene confirmó los temores de los reclutadores de los Acereros, se tardó en firmar su contrato y se presentó al campo de entrenamiento cuando las sesiones habían ya iniciado. Además llego pasado de peso. El entonces veterano centro del equipo Ray Mansfield junto con el guardia ofensivo Bruce Van Dyke decidieron darle una lección en cuanto a disciplina al novato de la Universidad del Norte de Texas. El mismo Mansfield de acuerdo con un artículo de Sports Illustrated reconocía haberse arrepentido de su decisión pues la manera de golpear y efectividad de Greene fue mucho más dolorosa para él y para Van Dyke, que para el novato, confirmando así la opinión que sobre él se había formado Art Rooney Jr.
Greene al igual que sus otros tres compañeros tenía un apodo que a diferencia de Grenwood, White o Holmes, se basaba en un error más que una característica de su personalidad. Aunque al final no estuviera muy alejado de ella.
Los espectadores de Pittsburgh confundieron el sobrenombre del Alma Mater de Greene. La Universidad del Norte de Texas era conocida como The Mean Green. La Maldad Verde en español por el color de su uniforme. Los aficionados confundieron con el verde (Green) con el apellido de Charles Edward Greene y pasó a ser conocido como Mean Joe Greene.
Mean Joe Greene es uno de los mejores tacles que han jugado y sus compañeros de equipo lo respetaban pues pensaban que era capaz de acabar con todo el equipo adversario si así lo deseaba. De acuerdo con una anécdota, es el único jugador que se atrevió a retar, en esa ocasión escupiéndole a la cara, al temible Dick Butkus, de los Osos de Chicago, sin que este le contestara la agresión.
Greene jugó para los Acereros como tacle defensivo durante 12 años, de 1969 a 1981. Greene fue parte importante y el primero en la renovación que Chuck Noll hizo en el equipo. A pesar de haber tenido una primera temporada perdedora con un ganado y trece perdidos en unos pocos años Noll cambió de manera radical al equipo hasta convertirlo en el equipo ganador que pasó a la historia del futbol americano. Greene fue uno de las piezas centrales de una de los mejores equipos defensivos que ha existido en la NFL. Greene junto con  Jack Lambert, el linebaker, son considerados el alma de la famosa Cortina de Acero.
Mean Joe Greene se convirtió en el primer jugador en lograr una intercepción, forzar un fumble y recuperar otro en un juego de Superbowl. Esto en Superbowl IX que se jugó en Luisiana en el Estadio de Tulane, pues a pesar de  haberse asignado el juego al Superdome de Nueva Orleans, este todavía no había sido terminado cuando inicio la pretemporada en julio de 1974. El estadio de Tulane ya había sido escenario de dos Superbowls y este fue el último evento de este tipo en llevarse a cabo en el viejo estadio de los Santos. También fue el último encuentro profesional que se desarrolló en ese emparrillado. Cinco años después fue demolido y a partir de 1975 los Santos jugaron en el Superdome. El Superbowl IX lo ganaron los Acereros 16 a 6  a los Vikingos de Minnesota, ganando así el primer Superbowl de su historia.
Greene jugó además otros tres Superbowls y fue uno de los jugadores que en su momento poseyó 4 anillos del Superbowl.  Hoy tiene seis. Mean Joe Greene se convirtió en miembro del Salón de la Fama del Futbol Americano Profesional en 1987. Tres años antes lo habían hecho miembro del Salón de la Fama del Futbol Americano Colegial
Tras su salida de los Acereros, Greene trabajó como comentarista para la cadena CBS por un año y en 1987 regresó a los Acereros como asistente de Chuck Noll. Más tarde fue asistente en los Delfines de Miami y los Cardenales de Arizona. En 2004 fue nombrado como asistente especial de los jugadores de los Acereros, trabajando con el equipo de Pittsburgh ganó sus otros dos anillos de Superbowl. Lo que lo convierte en uno de los muy pocos fuera de la familia Rooney en poseer esos 6 anillos. Greene se retiró en 2013.
En julio de 2014, la directiva de los Acereros anunció el retiró del número 75 de los jerseys del equipo. En la larga historia del equipo únicamente un número había sido retirado el 70 de Ernie Stautner, otro tacle defensivo que jugó con los Acereros de 1950 a 1963. Eso fue hace 50 años en 1964.
La ceremonia oficial se llevó a cabo el 2 de noviembre de 2014.

Mean Joe Greene vive en la actualidad en su natal Texas.

Imagen: steelersxtreme.com