viernes, 13 de enero de 2017

Las Águilas de Filadelfia octogenarios de la NFL.





El equipo de futbol americano profesional con el que se identifica la ciudad de Filadelfia surgió del interés de la NFL por tener un equipo en la ciudad y la desaparición de los Yellow Jackets.


Armando Enríquez Vázquez

Uno de los antiguos equipos de la NFL fue despreciado por muchos mexicanos durante los finales de la década de los setentas y ochentas, las Águilas de Filadelfia, aun es uno de los que menos fans tienen en nuestro país por su rivalidad con los Vaqueros de Dallas.
A finales del siglo XVII un grupo de cuáqueros fundó una villa a la que llamaron Frankford en lo que hoy es el estado de Pensilvania, de hecho, hoy en día la villa de Frankford es una comunidad en el noreste de la ciudad de Filadelfia. La villa prosperó y para principios del siglo XX contaba con más de ciento cincuenta talleres textiles. Aficionados al futbol americano en 1924 Frankford entró a la naciente NFL con una franquicia que se llamó los Yellow Jackets de Frankford, el equipo que era considerado uno de los más importantes equipos independientes profesionales hasta ese momento, jugó en la liga las siguientes siete temporadas. Los Yellow Jackets lograron el campeonato de la NFL en 1926, sin embargo, la fuerte crisis económica de 1929 y un incendio que acabó en 1930 con el estadio del equipo llevaron al equipo a una crisis financiera que finalmente fue la ruina de la franquicia.
En 1931 el equipo jugó su última temporada y desapareció en la noche de los tiempos. En esos tiempos surgían nuevos equipos y otros desaparecían en la NFL, la Liga estaba interesada en mantener un equipo en el área de Filadelfia y comenzó a buscar prospectos a quienes vender una nueva franquicia. Finalmente, en 1933 la NFL decidió vender una nueva franquicia a dos ex jugadores de futbol americano: Lud Wray y de Benneville Bert Bell.
Lud Wray jugó para la Universidad de Pensilvania en su época estudiantil y entre los muchos equipos profesionales para los que jugó en las décadas de los veinte y treinta, Wray pisó el emparrillado con los Yellow Jackets en 1922. Wray fue cofundador de la nueva franquicia en la NFL y su primer entrenador.
Por su parte, Bert Bell, quien también había jugado en sus años universitarios con la Universidad de Pensilvania, al lado de Wray, y después se dedicó más trabajar como asistente de entrenador del afamado John Heisman, fue el otro dueño y después el principal dueño del nuevo equipo.
Cuando compró la franquicia para Filadelfia eran tiempos difíciles para Estados Unidos que trataba de surgir con el New Deal de Franklin D. Roosevelt y con el águila calva como símbolo de una nación y de un nuevo programa económico, Bell decidió utilizar ese mismo símbolo y nombre para la nueva franquicia, así nacieron las Águilas de Filadelfia.
El primer juego de las Águilas de Filadelfia se llevó a cabo el 15 de octubre de 1933 en el estadio de los Gigantes de Nueva York, el cual perdieron por 56 – 0. Iniciándose también una rivalidad entre estos dos equipos que hoy se enfrentan dos veces al año había nacido y juegan en la misma división. Tres días después en su primer encuentro como locales el equipo de Filadelfia volvió a perder, esta vez frente a los Espartanos de Portsmouth por marcador de 25 – 0. Esa primera temporada los números de las Águilas fueron 3 ganados, 5 perdidos y 1 empatado quedando en el penúltimo lugar de la NFL.
El primer estadio de las Águilas de Filadelfia fue un viejo estadio de baseball construido en el siglo XIX conocido como Baker Bowl y que era la casa de los Phillies. Las Águilas en sus inicios no fueron un gran equipo, de hecho, en 1943, ante la crisis de jugadores, por la necesidad del ejército de reclutar a los jóvenes para la II Guerra Mundial, las Águilas se vieron en la necesidad de unirse a los Acereros de Pittsburgh para formar un equipo que jugó únicamente esa temporada y que sería conocido popularmente como los Steagles. A pesar de que el equipo logró una temporada ganadora de 5 ganados, 4 perdidos y un empatado, lo que representó la primera temporada ganadora para Filadelfia en su historia y la segunda para los Acereros, la asociación se deshizo al año siguiente y los Steagles quedaron como una curiosidad para las trivias de la NFL. Las Águilas habían ya recuperado a la mayoría de sus jugadores y siguieron su camino solos. No así los Acereros que habrían de jugar una temporada más asociados con otro equipo de la NFL; los Cardenales de Chicago en un equipo que fue conocido como los Card-Pitt.
El primer campeonato de la NFL, para las Águilas llegó hasta la temporada de 1948, cuando le ganaron en la final a los Cardenales de Chicago por marcador de 7-0. Al año siguiente volvieron a ganar el campeonato esta ocasión vencieron a los Carneros de Los Ángeles por marcador de 14-0. Las Águilas no volvieron a ganar un campeonato de la NFL hasta el año de 1960 cuando derrotaron a los Empacadores de Green Bay por marcador de 17 -13. Desde entonces el equipo de Filadelfia han sufrido una larga sequía en cuanto a campeonatos de la Liga.
Las Águilas han participado en dos juegos de Superbowl. El 25 de enero de 1981 perdieron en el Superbowl XV frente a los Raiders de Oakland por marcador de 27-10 y también perdieron en el Superbowl XXXIX en 2005 frente a los Patriotas de Nueva Inglaterra 24 – 21.
En 1978 la NFL llegó por primera vez a México con partido de exhibición, las Águilas de Filadelfia enfrentaron a los Santos de Nueva Orleans en el hoy Estadio Azul. Las Águilas perdieron por marcador 14-7 y el quarterback de las Águilas un gris personaje llamado Ron Jaworski se ganó el odio de los mexicanos por sus estúpidas declaraciones en contra de la Ciudad de México. Aun no se hablaba en ese entonces de lo políticamente correcto y no había muchas formas de repudiar al quarterback de las Águilas, sin redes sociales. Pero eso sí, recuerdo la forma en que durante años los aficionados mexicanos seguimos despreciando a todo el equipo de Filadelfia y celebrando sus derrotas.

publicado en noviembre de 2016 en DeLaPizarraALaCancha.com.mx
imagen: sportslogoandscreensavers