miércoles, 25 de junio de 2014

Raymond Savignac posters que dejan siempre una sonrisa.





Raymond Savignac creador autodidacta de posters para diferentes marcas y padre del niño de Bic.
Armando Enríquez Vázquez.
A lo largo de la segunda parte del siglo XX las obras de Savignac como es conocido se pudieron apreciar en las paredes de Francia, en los muros del metro parisino. Su primer gran éxito fue para la marca de jabón de leche en pastilla Monsavon, Savignac había dejado la juventud atrás cuando el éxito llegó:
Yo nací a la edad de 41 años de las tetas de la vaca Monsavon. Declaró en alguna ocasión.
De hecho el cartel fue controvertido por mostrar como de la ubre de la vaca salían los chorros de leche que se volvían la pastilla de jabón. Pero la marca aun reconoce no sólo el buen humor del poster, sino que el dibujo sintetiza de manera innegable las características de su jabón.



Raymond Savignac llegó al mundo el 6 de noviembre de 1907 en el seno de una familia pobre que se mudó a Paris en busca de mejorar. Sus padres pusieron un restaurante para obreros. Al parecer la vida escolar no era lo que más interesaba al joven Savignac que a los quince años abandonó la escuela en busca de convertirse en ciclista profesional, pero tenía que trabajar, y empezó coloreando y dibujando mapas de las rutas de autobús para la Compagnie des Transports Parisiens. Además de pasar el tiempo en el restaurante de sus padres.
Ahí aprendí a fumar, a jugar billar y muchas otras cosas inútiles pero que me enseñaron a apreciar ciertas frivolidades…
Después de los mapas, pasó a una empresa que se dedicaba a hacer comerciales de dibujos animados para los cines franceses. En 1933 sentía haber fracasado y que su trabajo no era apreciado, así que con una muestra de sus diseños decidió acudir a un experto y pedir una opinión sobre su trabajo. De esta forma, visitó al director de arte de la Alliance Graphique, un legendario diseñador conocido como Cassandre, quien recibió a Savignac y tras observar su trabajo le encargó un poster y un brochure. Savignac se convirtió en colaborador de Cassandre y de este aprendió muchas cosas. Los estilos no son parecidos pero Savignac decía que ambos diseños tenían como factor denominador el humor.



La puesta a punto de un gag gráfico es un ejercicio de gran rigor y de alto voltaje.
Savignac fue un apasionado de la comedia de slapstick, y admirador de Chaplin y otros cómicos de la época del cine silente. En 1938, Cassandre partió con rumbo a los Estados Unidos, mientras en Europa se avizoraba ya la II Guerra Mundial. Cuando el conflicto estalló, Savignac fue enrolado por el ejército francés y tras la derrota de los franceses, el artista regresó, sin trabajo a un Paris ocupado por los Nazis.
En 1942 Savignac se rencontró con un viejo conocido llamado Robert Guérin. Este hombre llevaba la publicidad y mercadotecnia de L’Oreal y Monsavon, así como una estrecha relación con el dueño de ambas marcas, Eugenio Schueller. El trabajo de Savignac impresionó a Guérin, por lo que pronto le consiguió un empleo en la agencia de publicidad del mismo Schueller. Guérin promocionó el trabajo de Savignac con muchas dificultades y reticencias por parte de los clientes hasta que finalmente Monsavon aceptó el cartel de la vaca.
A partir de ese momento el trabajo del diseñador empezó a tener una gran demanda por parte de las empresas. En los siguientes años acuñó la frase: El Cartel es un escándalo visual. Savignac trabajo a lo largo de su vida en publicidad para Cinzano, Dunlop, Life, Air France, Pirelli, Gitanes, Vespa, Maggi, Michelin, Perrier, Danone, entre muchas otras, siempre manteniendo como línea el humor.



 Un cartel no puede ser sólo la transposición gráfica de una idea promocional, antes que nada debe ser un mensaje de optimismo al público en general.
En 1961, se le encomendó un cartel publicitario para la marca de plumas BIC, Savignac dibujo originalmente a un estudiante con su uniforme, que tiene en la espalda un bolígrafo y la cabeza del chico era la nueva esfera de carburo de tungtesno de las plumas. El personaje tuvo mucho éxito y se convirtió en el logo de la marca. Savignac trabajó para Bic por más de 20 años, durante los cuales diseño diferentes carteles.
Además de los carteles de marcas Savignac comenzó a crear carteles para películas y espectáculos culturales. Savignac que de acuerdo con su propia crónica nació a los 41 años continuó trabajando hasta 1999.



Conforme fueron pasando los años Savignac vio como el dibujo iba siendo desplazado en los posters por la fotografía, en una entrevista se definió como: un viejo brontosaurio que hace un trabajo inexistente para una especie que también se encuentra en vías de extinción.
Raymond Savignac murió el 28 de octubre de 2002 a la edad de 94 años.
En una de sus últimas entrevistas comentó:
 La violencia provocativa del poster, trasciende los límites del mal gusto y de hecho le da cierto estilo. Es más, hay algo peor que el mal gusto; El buen gusto. Existen 900,000 parisinos rellenos de buen gusto.




Publicado en the point.com.mx el 18 de junio de 2014.
Imagenes: catalogue.drouot.com
                 loreacmendian.com
                 monsavon.com
                 postermania2000.com
                 my.uarts.edu