viernes, 25 de marzo de 2016

Ernie Nevers el héroe del juego.



El 28 de noviembre de 1929 Ernie Nevers dio el juego de su vida. El record que impuso ese día aún permanece en la NFL y es el más antiguo aún vigente en la liga.

Armando Enríquez Vázquez

En el futbol americano es muy difícil decir que un encuentro debe su resultado a un sólo hombre. Aunque la frase es muy utilizada por los comentaristas todos sabemos que el deporte es un verdadero juego en equipo donde tanto en caso de la ofensiva como en el de la defensiva cada uno de los jugadores tiene una función muy importante que desempeñar y el que un jugador luzca es el resultado, en más de una ocasión, de la labor de sus compañeros de equipo, pero en 1929 la situación era muy diferente; muchos jugadores jugaban tanto para la defensiva como a la ofensiva e incluso los entrenadores muchas participaban en los equipos jugando alguna posición.
El jueves 28 de noviembre de 1929, día de acción de gracias los Osos de Chicago recibieron a su rival de ciudad los Cardenales de Chicago. En ese entonces los Osos tenían como casa al legendario Wrigley’s  Filed. Lo que ese día llevó a cabo el fullback de los Cardenales, Ernie Nevers nadie en la historia de la NFL lo ha igualado.
Ernie Nevers nació el 11 de junio de 1903 en Willow River, Minnesota. Jugó para la Universidad de Stanford. En el Rosebowl de 1925 en contra de los irlandeses peleadores de Notre Dame y sus famosos cuatro jinetes del juicio final, Nevers corrió 114 yardas más que lo que lograron los cuatro corredores de Notre Dame en conjunto. Al terminar el encuentro el legendario Knute Rockne, entrenador de Notre Dame, se refirió a Nevers como esa furia con zapatos de futbol americano. Una vez terminada su época de jugador universitario, Nevers jugó dos temporadas con los Esquimales de Duluth, donde también ocupó el puesto de entrenador del equipo y después pasó a los Cardenales de Chicago.
Ese frío día de noviembre los Osos y Cardenales se enfrentaban por segunda ocasión en la temporada. La primera ocurrió el 29 de octubre y el resultado fue un empate a 0 entre ambas franquicias. Nevers anotó en seis ocasiones por tierra y además hizo cuatro puntos extras. Lo que dio 40 puntos a los Cardenales, mismos que fueron suficientes para acabar con el equipo de los Osos.
En el primer cuarto del encuentro Nevers anotó los dos primeros touchdowns y su primer punto extra. En el segundo cuarto, Nevers anotó de nuevo y consiguió su segundo punto extra.
Fue hasta el tercer cuarto cuando los Osos reaccionaron y anotaron su único touchdown del juego. Un pase de 60 yardas que Walt Holmer lanzó a Gardie Grange, de hecho, esa fue la única anotación por aire del encuentro, Nevers anotó una vez más en el tercer cuarto y consiguió el punto extra y dos veces en el último cuarto consiguiendo también uno de los dos puntos extras.
El marcador final fue de 40 a 6. Todos los puntos de los Cardenales de Chicago fueron anotados por Ernie Nevers sin el cual aquel día los Cardenales no habrían puesto números en la pizarra. Nevers jugó otras dos temporadas con los Cardenales antes de retirarse de manera definitiva del futbol americano. La temporada de 1929 termino con un record de seis ganados, seis perdidos y uno empatado para los Cardenales de Chicago, mientras que los Osos terminaron la temporada con cuatro ganados, nueve perdidos y dos empatados.
Nevers también jugo béisbol de las grandes ligas con los Cafés de San Louis como pitcher. Enfrentó a Babe Ruth y supuestamente El Bambino dijo a Nevers: Tienes una buena velocidad, muchacho, por mi bien espero que te quedes en el futbol americano.
Ernest Alonzo Nevers también jugó basquetbol de manera profesional.
Difícilmente el record impuesto por Nevers será superado, empezando por que hoy existen jugadores especializados para patear los puntos extras. En los libros de records de la NFL ningún otro jugador desde esa fecha ha logrado anotar seis touchdowns por tierra. Jim Brown con Cleveland en 1959, Cookie Glichrist de los Bills en 1963, James Stewart de Jacksonville en 1997 y Clinton Portis de Denver en 2003 consiguieron 5 anotaciones por tierra en un partido y son sus más cercanos perseguidores.
En 1963 Nevers pasó a formar parte de los miembros del Salón de la Fama del Futbol americanos. Ernie Nevers murió el 3 de mayo de 1976.

imagen; gasf.com