sábado, 11 de enero de 2014

Las bacteriabots contra los tumores cancerígenos.





Una nueva esperanza para evitar la quimioterapia y radiaciones está siendo desarrollada en Corea del Sur.

Armando Enríquez Vázquez

La palabra bacteriobot nos hace pensar en un nuevo juguete para niños, o la última idea para el argumento de una superproducción hollywoodense, pero no es así, los bacteriobots podrían ser los nuevos aliados de la ciencia médica para combatir el tumores cancerosos.
Y así como el término no es desconocido, de igual manera puede suceder con la institución donde se ha desarrollado la investigación. La Universidad Nacional de Chonnam.
La Universidad Nacional de Chonnam, se encuentra en la ciudad de Gwangjiu que es la sexta ciudad en tamaño en Corea del Sur. A pesar de no ser una las universidades de las que estamos acostumbrados escuchar como revolucionarias en la investigación, los trabajos que se realizan al interior del centro educativo para el ataque de los tumores cancerosos pueden representar un verdadero parte aguas en los tratamientos contra la enfermedad, así como en el tratamiento y administración de medicamentos por medios  que se puedan implantar de manera directa en el cuerpo. El grupo de Investigadores está bajo el mando del Doctor Jong-Oh Park.
La idea es atacar a los tumores desde dentro del cuerpo humano de una manera menos agresiva que los tratamientos actuales de quimioterapia o radiación.
Para esto los investigadores de la universidad coreana han modificado genéticamente bacterias y les han conectado una microscópica estructura, con una droga anti cáncer. Las bacteriobots ayudan a acabar con ciertas barreras que los investigadores alrededor del mundo se han encontrado al diseñar sistemas de administración de medicamentos por medio de nanobots, o sea robots minúsculos capaces de ser introducidos en el cuerpo para efectuar funciones médicas, como lo son el poder trazar de antemano rutas para llegar a las zonas en las que se desea administrar el medicamento, debido muchas veces a barreras físicas naturales como pueden ser las malformaciones en los vasos sanguíneos. Por lo que se escogió una bacteria que presenta una gran movilidad, entre otras características, para ser la que se modificara genéticamente. La Salmonella typhimuium, resultó idónea. Las bacterias modificadas a nivel genético se mueven a través del cuerpo o del torrente sanguíneo por medio de flagelos, encuentran los tumores gracias a la estructura robótica que se les ha implementado que detecta ciertos compuestos que secretan las células cancerosas. Una vez detectado el tumor y una vez que las bacteriabots han llegado a él se encargan de rociarlo con los medicamentos anti cancerígenos, mismos que dispersan en el tumor a una velocidad de 5 micras por segundo.
La técnica resultó exitosa al aplicarse en ratones y ahora se pretende entrar en las siguientes fases de prueba en la investigación. Así como desarrollar bacteriabots mejoradas para poder atacar otras enfermedades de difícil tratamiento en la actualidad. Entre las ventajas de este tratamiento se encuentra el que al atacar directamente el tumor, otras células de rápido crecimiento en el cuerpo humano no se ven afectados, por ejemplo las células responsables del crecimiento del cabello y las células sanguíneas. Una de los límites de la investigación actualmente es que únicamente se puede utilizar en tumores ya formados y que físicamente puedan ser localizados. 

Publicado en blureport.com.mx el 8 d enero de 2014
imagen: plus.google.com