lunes, 26 de mayo de 2014

Internautas y nuevos consumos de entretenimiento.





De acuerdo con el informe anual de la Asociación Mexicana de Internet más de 51 millones de mexicanos utilizaron internet en 2013.

Armando Enríquez Vázquez

Contrario a lo que se diga y a pesar de lo que nos quieran hacer creer, la desaparición de los medios de comunicación tradicionales llegará de una manera más rápida a lo esperada o por lo menos su importancia decrecerá de manera importante en el próximo lustro.
Al presentar los resultados de su informe anual sobre el uso de Internet en México durante 2013, la Asociación Mexicana de Internet AMIPCI, reveló que el año pasado el número de internautas en nuestro país creció en un 13% con respecto a las cifras del año anterior, lo que sitúa el número de internautas en nuestro país en una cifra mayor a los 51.2 millones de habitantes.
De acuerdo con el censo de población de 2010, México tiene 112 millones de habitantes, de los cuales cerca de 50 millones viven en condiciones de pobreza, lo que les impide cubrir sus necesidades básicas de acuerdo con UNICEF y 18% en condiciones de pobreza extrema.  Los 51 millones de internautas comienzan a ser una mayoría a tomar en cuenta y sin duda son la población que tiene poder adquisitivo, que es lo que interesa a los anunciantes. Entre lo más relevante del estudio se encuentran los datos acerca de los diferentes grupos de edades que utilizan el Internet. Entre los 13 y los 24 años de edad se encuentran el 45% de los Internautas en nuestro país. Lo que nos indica muy bien cuáles serán los hábitos de consumo de entretenimiento y de información de las futuras generaciones de mexicanos.
Hoy en día, el Internauta promedio pasa cinco horas y 36 minutos diarios en Internet. 26 minutos más que el año pasado. El 71%  de los Internautas mexicanos se conecta en casa. 43% de los Internautas visitan portales noticiosos y el 49% de ellos se conectan a Internet a través de sus smartphones y otro 27% con teléfonos móviles.
Estos datos son importantes no sólo porque nos demuestran el crecimiento de usuarios de Internet en nuestro país a un buen ritmo, para ser un país donde el crecimiento económico del año pasado casi fue nulo. Pero porque nos sirve para ver desde otro ángulo la reforma en materia de telecomunicaciones.
Obviamente la insistencia de Televisa por que se declare la preponderancia de Slim y Telmex en el sector telecomunicaciones y el no hacer tanto ruido por haber sido ellos declarados preponderantes en la industria de la televisión abierta tiene que ver con estos cambios en el consumo de los mexicanos de su entretenimiento.
La televisión abierta comienza a dejar de ser una opción redituable para los empresarios porque los consumidores con poder adquisitivo que le interesan a los anunciantes están por un lado en la televisión de paga y por otro en Internet.
Si ponemos el caso de un estudiante adolescente que se pasa más de cinco horas conectado a Internet, a qué hora ve este muchacho la televisión y que es lo que ve en televisión si es que lo hace.  La respuesta es sencilla ve deportes; el futbol y el futbol americano. Cuando la semana pasada la final de futbol de la liga mexicana de futbol soccer no perteneció ni a Televisa, ni a TV Azteca, ¿cuánta audiencia perdieron los canales en esos días? Es obvio en ese sentido que la medición de suscriptores a la televisión de paga y las audiencias de televisión abierta durante el próximo mes subirán mientras se jueguen los partidos de la copa del mundo. Pero ¿y después?
A pesar de que la mayor inversión publicitaria sigue estando en la televisión abierta, cada día vemos más anuncios en Internet y la mayoría de los anunciantes importantes están también en la televisión de paga donde su target siempre ha sido mucho más definido. Netflix se ha convertido en una opción para cientos de miles de hogares mexicanos y en 2012 era el país de Latinoamérica con más suscriptores. De acuerdo con el articulo de Jenaro Villamil en Proceso del pasado 5 mayo del casi millón y medio de hogares suscriptores mexicanos a servicio de televisión por Internet 75%  pertenecen a Netflix y 22% a Clarovideo. Televisa se tiene que conformar con manejar acuerdos con Netflix para distribución de sus contenidos. Obviamente la gran mayoría hacen uso de las redes sociales, pero es obvio que los videos y programas de televisión tienen una gran demanda en Internet, por todas las ventajas que representan para los internautas no depender de una programación rígida en horarios.
A Televisa no le importa ya la televisión abierta, le preocupa que a alguien se le ocurra hablar de preponderancia en la televisión de paga y que la tajada de la telefonía celular que le otorgue el Instituto Federal de Telecomunicaciones sea lo suficiente para poder tratar de crear una opción en la que pueda recuperar el dinero que ha dejado de ganar en la televisión abierta.
Para demostrar que esta no es una teoría desquiciada, ni fuera de lugar, basta con preguntarles a los más jóvenes de la familia o conocidos menores de 30 años cuantas horas de televisión abierta consumieron en la semana que acaba de terminar, la respuesta seguramente le sorprenderá.
Netflix es el nuevo modelo de negocio en la distribución de contenidos y aquella empresa de televisión que no esté preparada para adaptarse al esquema de los contenidos on demand seguramente desaparecerá en los próximos años, pero además, en Internet existe otro tipo de competencia que fragmenta el pastel publicitario de manera muy importante. Creadores de contenidos que por lo general fueron ninguneados o despreciados por los grandes consorcios y en nuestro país por el monopolio de Televisa han encontrado en los canales de Youtube a las audiencias que desde hace décadas exigían contenidos diferentes y cuyas peticiones fueron ignoradas por las televisoras.
Tal vez el ejemplo más claro hoy en día en las producciones nacionales sea El Pulso de la Republica, que semanalmente alcanza más de medio millón de visitas en su canal de Youtube.
No cabe duda que en los próximos años habremos de ver mucho más contenidos originales, llamativos, inteligentes y entretenidos en Internet que en los medios tradicionales, que aun dependen de consejos de editoriales.
Mientras los últimos sobrevivientes de las generaciones que hoy tienen más de 55 años de edad y representan tan sólo el 12% de los usuarios de Internet vayan muriendo o aprendiendo a utilizar la tecnología, seguramente estaremos viendo a la televisión abierta como la conocemos agonizar en un lento fade out.

Publicado en blureport.com.mx el 21 de mayo de 2014
imagen: movilexplora.es