sábado, 25 de marzo de 2017

El comodín que ganó el Superbowl.



Durante la temporada de 1980 de la NFL sucedió lo inesperado.
Armando Enríquez Vázquez
Al finalizar la temporada regular los equipos calificados de la AFC a los play offs fueron; los Bills de Buffalo, Los Brown de Cleveland y los Cargadores de San Diego como primeros lugares de cada división y como equipos comodines los Petroleros de Houston y los Raiders de Oakland, lo curioso es que los cinco equipos tenían el mismo record 11 ganados y cinco perdidos. Ese fue como pocos un año muy competitivo pues en la NFC, tres de los equipos que participaron en los play offs también calificaron con un record de 12-4, entre ellos uno de los comodines.
Los Raiders fueron el último equipo en calificar. La temporada anterior, el equipo dirigido por Tom Flores había visto por última vez, sin saberlo, a Ken Stabler lucir el jersey negro y plata. Los Raiders no lograron llegar a la post temporada y para iniciar la temporada de 1980, Al Davis no logró un acuerdo con el quaterback y prefirió transferirlo a los Petroleros de Houston. La apuesta de quarterback titular de los Raiders era Dan Pastorini el viejo quarterback de los Petroleros de Houston a quien intercambiaron por Stabler. Sin embargo, Pastorini, resultó con una fractura en la pierna en el quinto partido de la temporada en contra de los Jefes de Kansas City. Los Raiders llegaron a la sexta semana de la temporada con un record perdedor de 2 juegos ganados y tres perdidos. Y con un aún más veterano mariscal de campo dirigiendo la ofensiva: Jim Plunkett, quien había llegado a los Raiders dos años antes después jugar para los Patriotas y para los 49ers, era un quarterback que se creía estaba en los últimos años de una no muy brillante carrera y que tampoco había sido de gran utilidad, hasta ese momento, para los Raiders. Plunkett contaba en esos días con 33 años de edad, dos más que Pastorini.
Sin embargo a partir de la semana seis de ese año Plunkett condujo a los Raiders a ganar nueve de los siguientes once juegos y perder únicamente dos. Lo que puso a los Raiders en la postemporada pero desde la difícil posición de equipo comodín. Los Raiders tenían todas las estadísticas en contra nunca un equipo comodín había llegado al Superbowl y lo había ganado, para lograrlo debía superar a tres equipos y en casa del rival.
El domingo 28 de diciembre los Raiders enfrentaron a los Petroleros de Houston y los vencieron por marcador de 27 puntos a 7. El primer pasó estaba dado. A la semana siguiente los Raiders enfrentaron a los Browns de Cleveland a los que ganaron por tan sólo dos puntos con marcador de 14 -12. Finalmente el domingo 11 de enero de 1981 se llevó a cabo el juego por el campeonato de la Conferencia Americana de la NFL entre los Raiders y los Cargadores de San Diego. Dos rivales que a lo largo de cada temporada se enfrentan en dos ocasiones, en esa temporada cada uno de los equipos había ganado uno de los encuentros previos, en la semana dos los Cargadores vencieron a los Raiders, todavía bajo el mando de Pastorini en San Diego por marcador de 30-24, cuatro semanas después en el primer juego que estelarizó Plunkett los Raiders vencieron a los Cargadores en Oakland por marcador de 38-24.
En el juego por el campeonato de la AFC los Raiders anotaron 21 puntos en el primer cuarto y eso les aseguró la victoria por marcador de 34-27. Los Raiders se convirtieron así en el segundo equipo comodín en lograr llegar al Superbowl. En 1975 Los Vaqueros de Dallas habían sido los primeros en lograr la hazaña, pero perdieron el Superbowl en contra de los Acereros de Pittsburgh.
El campeón de la Conferencia Nacional en la temporada de 1980 fueron las Águilas de Filadelfia, Las Águilas terminaron la temporada regular con un mejor record que los Raiders. Doce encuentros ganados y sólo cuatro perdidos. En el juego de campeonato de la conferencia Nacional derrotaron a los Vaqueros de Dallas que eran al igual que los Raiders equipo comodín, pero tenían el mismo record que las Águilas.


Los Raiders no eran favoritos para ganar el Superbowl XV, que se celebró el 25 de enero de 1981. Plunkett, silencio a sus críticos cuando lanzó dos pases para anotación en el primer cuarto, uno para Cliff Branch y el otro directo a las manos de Kenny King lo que le dio al equipo de Oakland una clara ventaja sobre las Águilas, que sólo lograron anotar un triste gol de campo en el segundo cuarto. Durante la segunda mitad los Raiders ampliaron la ventaja y en tercer cuarto Plunkett lanzó un tercer pase de anotación una vez más con Cliff Branch, y Cris Bahr pateó un gol de campo, en el último cuarto las Águilas lograron anotar por fin siete puntos, pero Chris Bahr pateó un nuevo gol de campo. Los Raiders ganaron 27 – 10 logrando así el segundo Superbowl de su historia. Jim Plunkett fue nombrado el jugador más valioso del juego sellando con broche de oro, lo que muchos llamaron la temporada de Cenicienta, para él y para los Raiders que de esta manera se convirtieron en el primer equipo comodín en ganar el Superbowl. Jim Plunkett habría de llevar a un segundo Superbowl tres años después.
Otros cinco equipos calificados como comodín a la postemporada han logrado ganar el Superbowl, el más reciente los Green Bay Packers en 2010. Jim Plunkett se retiró en 1986. Los Raiders no han vuelto a ganar un Superbowl desde la tamporada de 1983.

publicado en DeLaPizarraALaCancha.com.mx en noviembre de 2016

imagenes: raiders,com
              Terapeak.com