sábado, 18 de marzo de 2017

Único en Salón de la Fama




El primer pateador que sólo jugó esa posición en ser inducido al Salón de la Fama del futbol americano fue Jan Stenerud y por décadas fue el único.

Armando Enríquez Vázquez

Doce puntos extra fallados en una semana, algo que no se veía en cincuenta años. La nueva regla y la nueva distancia para ejecutar el punto extra parecen haber triunfado obligando a muchos equipos a intentar la conversión de dos puntos o a esforzarse por anotar más y ampliar la ventaja en el marcador.
Los pateadores que muchas veces se convierten en el verdadero héroe de un encuentro cuando en los últimos segundos con un gol de campo logran la victoria de su equipo o por lo menos el empate que les asegura minutos extra para intentar ganar en un tiempo extra, son los jugadores que menos están representados en el Salón de la Fama del futbol americano.
De hecho, en más de cincuenta años de existencia del Salón de la Fama sólo tres pateadores han sido inmortalizados en los muros del edificio de Canton, Ohio que reconoce a los mejores en el deporte.
Para ser preciso, realmente sólo hay un pateador en el salón de la fama. George Blanda de los Raiders de Oakland fue en sus inicios quarterback y Lou Groza de los Cleveland Browns jugó también como tacle ofensivo. El elegido en 1991 para ser parte del Salón de la fama no se trata de Garo Yepremian, ni de Morten Andersen y tal vez de ninguno que se les venga a la mente.
Jan Stenerud es el único jugador en el Salón de la Fama del Futbol Americano que únicamente se desempeñó a lo largo de 19 temporadas como pateador. También fue el primer noruego en jugar en la NFL.
Stenerud nació en un pueblo maderero de Noruega llamado Fetsund el 26 de noviembre de 1942. Obviamente que cuando llego a la Universidad Estatal de Montana con una beca para el equipo de salto con esquíes, un día mientras estaba en la pista de atletismo que rodeaba al campo de futbol Stenerud jugando con otros estudiantes comenzó a patear goles de campo, logrando uno de sesenta yardas, en las gradas se encontraba el entrenador del equipo de basquetbol de la universidad quien al  ver el éxito de Stenerud en casi todos sus intentos y la mayorçia de ellos eran superiores a las cuarenta yardas de distancia, fue a informarle al entrenador del equipo de futbol americano.
Stenerud tuvo que aprender desde lo más básico de acuerdo con una entrevista publicada por la revista Sports Illustrated en el número del 4 de noviembre de 1968: Este es un balón de futbol americano, la línea marcada con tiza sobre la que estas parado se llama la yarda 50 y aquellos dos postes delgados que tienes enfrente delimitan la zona del gol de campo, intenta patear el balón y que pase por en medio de los postes. Fue en pocas palabras lo que el entrenador le dijo a Stenerud en un principio y para su sorpresa Stenerud logró conseguir el gol de campo. Acto seguido lo mandó a los vestidores para que se equipará y el utilero del equipo le explicará como debía hacerlo de manera correcta.
Stenerud jugó con el equipo de la universidad y llamó la atención de algunos scouts tanto de la NFL como de la AFL, pero fueron los Jefes de Kansas City de la AFL los que en 1967 lo reclutaron como tercera selección del draft. Jan Stenerud jugó a lo largo de 1967 a 1979 con los Jefes, ganó el Superbowl IV con los Jefes, en el que además anotó los primeros nueve puntos de los Jefes con tres goles de campo. Los Jefes ganaron ese domingo a los Vikingos de Minnesota por marcador de 23 – 7.



Stenerud impuso en ese juego el record del gol de campo más largo en un Superbowl con 48 yardas que duro unos años. Durante los trece años que jugó con los Jefes de Kansas Stenerud jamás faltó a uno de los juegos. Al final de la temporada de 1979 fue transferido a los Empacadores de Green Bay con quienes jugó de 1980 a 1983 para después ser intercambiado por una selección colegial con los Vikingos de Minnesota, equipo con el que se retiró en 1985
A lo largo de su carrera Jan Stenerud anotó 373 goles de campo y 580 puntos extras, con lo que logró 1699 puntos a lo largo de 19 temporadas.
En 2017 al anunciar a los nuevos miembros al Salón de la Fama, la NFL dio a conocer al segundo pateador en ser inducido: Morten Andersen

Una primera versión de este texto fue publicado en DeLaCanchaALaPizarra.com.mx en noviembre de 2016
imagenes: halloffame.com
                 NFL.com