viernes, 5 de diciembre de 2014

La mujer más rica de África.



Es la única mujer africana en aparecer en lista de Forbes, su fortuna se calcula entre tres y cuatro mil millones de dólares y es madre de tres hijos.
Armando Enríquez Vázquez
   Angola es el séptimo país en tamaño en África, se encuentra en la parte sur del continente y tiene fronteras con Namibia, Zambia y la República Democrática del Congo, el 60% de su economía está sustentada en el petróleo y en los diamantes. Angola fue una colonia portuguesa hasta 1975 cuando un golpe de estado en Lisboa,  de esta manera fue Portugal mismo quien facilitó las cosas para los rebeldes nacionalistas angoleños que tenían más de una década en lucha con las fuerzas colonialistas portuguesas.
   En Bakú la capital de la República Socialista de Azerbaiyán, parte de la URSS, muy lejos de Luanda, la capital de Angola, un joven universitario angoleño y miembro del Ejército, de nombre José Eduardo dos Santos, y que a principios de la década de los sesentas había participado en las guerrillas anticolonialistas en su país, estudiaba para convertirse en ingeniero petrolero, mientras era adoctrinado por la inteligencia soviética. José Eduardo además de terminar su instrucción, se enamoró y casó con una hermosa y talentosa campeona de ajedrez azerbaiyana de nombre Tatiana Kukanova. En 1973 la pareja tuvo una hija a la que llamó Isabel y al año siguiente la familia se mudó a Luanda. José Eduardo tuvo una carrera prominente entre las fuerzas revolucionarias de Angola y con la proclamación de la independencia de la nación africana, fungió en diferentes cargos hasta que fue nombrado miembro del politburó angoleño y en 1979 fue nombrado presidente de Angola tras la muerte del primer presidente de la nación Agostinho Neto y desde entonces se mantiene en la oficina presidencial.
   Su hija Isabel, tras el divorcio de José Eduardo y Tatiana se fue con su madre a Inglaterra y estudio ingeniería mecánica y electrónica en el King’s College en Londres. Isabel regresó al lado de su padre argumentando una serie de amenazas de muerte en 1992. En 1997 se convirtió en socia de un centro nocturno en Luanda llamado Miami Beach Club. Años después formó parte de una compañía llamada Urbana que gano la licitación para la limpieza de Luanda. También, es parte de la empresa Ascorp que comercializa los diamantes angoleños. Angola es el cuarto productor de diamantes del mundo.
    “La Princesa”, como es conocida en Angola y no precisamente por cariño, ha adquirido acciones en diferentes empresas y bancos en Angola y Portugal. Isabel se casó en 2002 con el magnate congolés Sindika Dokolo, el mayor coleccionista de arte contemporáneo africano del mundo. La boda costó cuatro millones de dólares. Diez años después para celebrar el décimo aniversario de la boda la pareja celebró de acuerdo con un artículo de Forbes  con una fiesta que duro tres días y para la cual la pareja voló familiares a Luanda desde Alemania y Brasil.
   En la actualidad Isabel dos Santos es la única mujer africana incluida en la lista de billonarios de Forbes y de acuerdo con la misma publicación es la mujer más poderosa de África. Sus inversiones incluyen participación en Bancos, empresas de telecomunicaciones, entre ellas, la principal compañía de telefonía celular en Angola y la principal empresa de televisión de paga de Portugal, así como empresas petroleras y cementeras.
  Obviamente, el hecho de que su padre haya gobernado Angola durante los últimos 35 años la ha puesto en la mira de la crítica y las sospechas de corrupción e influencias que la han hecho socia de diferentes billonarios del mundo como Lev Leviev, un importante comerciante de diamantes, Americo Amorim y Fernando Teles importantes inversionistas portugueses. Actualmente es socia en una empresa que pretende convertirse en la compañía de supermercados más grande de África.
  La misma revista Forbes publicó en diciembre de 2013 un extenso reportaje manifestando que la riqueza de Isabel esta cimentada en el poder y las influencias de su padre y que es poco transparente. El reportaje fue hecho por un periodista angoleño opositor al régimen de José Eduardo dos Santos; Rafael Marques de Morais.
  Isabel dos Santos es una mujer discreta que no acostumbra dar entrevistas, en una de las pocas que ha dado a nivel internacional, al periodista Tom Burgis del Financial Times, la empresaria africana declaró:
   “Creo que existen muchas personas que tienen conexiones gracias a su familia, pero que no logran nada. Sí trabajas duro y tienes determinación, vas a triunfar, eso lo que cuenta. No creo que exista una manea fácil para triunfar”.
   Tal vez el claro ejemplo de sus palabras, lo encuentre en el hecho de que ninguno de sus medios hermanos haya conseguido algo similar a lo que ha logrado ella.

   Isabel dos Santos reside a lo largo del año entre Luanda, Lisboa y Londres y es madre de tres hijos.

publicado en mamaejecutiva.com.mx el 24 de noviembre de 2014
imagen: forbes.com