domingo, 21 de junio de 2015

Los indios de Oorang veinte juegos en la NFL sólo dos como locales.




Esta curiosa franquicia itinerante que sea creó para promocionar un criadero de perros y honrar a los indígenas americanos.
Armando Enríquez Vázquez.
La Rue, es una población perdida en el centro de Estados Unidos. De acuerdo con el censo de 2010 el número de habitantes es un poco mayor a los setecientos. Hace cien años ni era mucho mayor, ni La Rue era un pueblo importante, pero el lugar tiene como una de sus curiosidades a presumir ser el poblado más pequeño que ha albergado a una franquicia de la NFL.
En las temporadas de 1922 y 1923, La Rue tuvo su equipo de futbol americano profesional, el cual además tenía la característica de tener únicamente jugadores de los pueblos nativos de Estados Unidos, su nombre Los Indios de Oorang.
El equipo se formó en 1919 cuando Walter Lingo conoció a Jim Thorpe, el más importante atleta de esa época en Estados Unidos.
Walter Lingo fue un empresario nacido en La Rue, amante de los perros de la raza Terrier Airedale, tanto, que desde los nueve años de edad se dedicó a criar perros de esa raza. Gracias a la selección de sus perros llegó a crear un tipo de Terrier Airedale que se conoce como King Oorang y al que Lingo describió como el mejor perro del mundo.
Lingo se dedicó a la venta de sus perros por correo. Se dice que llegó a vender quince mil perros al año. Sin embargo, algunos de sus vecinos que eran granjeros comunes y corrientes comenzaron a acusarlo de criar perros que se comían a las ovejas, una raza de perros asesinos que eran nocivos para la sociedad.
Desde un principio Lingo había apostado a la publicidad para vender sus animales y se jactaba con frecuencia en invertir más de dos mil dólares mensuales en publicidad. Cuando esta campaña de desprestigio sobre sus perros llegó al máximo Lingo pagó a diferentes celebridades para promocionar a sus perros y algunas de ellas fueron invitadas a cazar con él.



Entre estas personalidades se encontraban el legendario beisbolista Ty Cobb, el boxeador Jack Dempsey y el atleta más completo de la época, Jim Thorpe, quien era además un indígena de la etnia Sac and Fox. Su verdadero nombre era Wa-Tho-Huk, que quiere decir El camino brillante. Lingo y Thorpe se convirtieron en buenos amigos y Thorpe le hizo notar lo interesante y lucrativo del nuevo deporte profesional: el futbol americano. A Lingo además de los perros, le interesaban las culturas nativas de Estados Unidos. La Rue había sido construido sobre un antiguo asentamiento de la cultura Wyandot, por esta razón Walter Lingo siempre creyó en la existencia de lazo supernatural entre su raza de perro favorita y las culturas nativas. Cuando Lingo decidió invertir en un equipo de futbol americano, su decisión partió de una idea empresarial más allá de su afición por el deporte. Lingo vio en la creación de un equipo de futbol americano una forma de promocionar su negocio de crianza de perros.
Capitaneado por Jim Thorpe, los Indios de Oorang llenaban los estadios. Además era la plataforma perfecta de Lingo para mostrar sus perros a grandes audiencias por diferentes ciudades de Estados Unidos. La idea resultó exitosa y la venta de perros Airedale de los criaderos de Oorang creció. El equipo siempre fue un equipo itinerante ya que en La Rue no existía un campo de futbol americano.
En 1921 Walter Lingo decidió invertir en una franquicia de la naciente NFL, el costo de la franquicia en ese momento era de cien dólares y Lingo vendía cada uno de sus perros en ciento cincuenta dólares, por lo que la inversión resultaba y resultó muy lucrativa. Se dice que en el primer año Lingo ganó un millón de dólares en la venta de sus Airedale.
Al año siguiente la franquicia hizo su debut en la NFL. Los jugadores de los Indios de Oorang trabajaban en el criadero de Oorang y además estaban obligados a llevar a cabo los primeros espectáculos de medio tiempo en la historia del futbol americano. Walter Lingo es considerado por muchos como el inventor de este tipo de atracción que se lleva a cabo después del final del segundo cuarto de juego.
Durante los espectáculos de medio tiempo Lingo se encargaba de promocionar a sus perros, pero además los miembros del equipo se dedicaban a mostrar sus danzas tradicionales, sus habilidades al lanzar tomahawks y cuchillos y Jim Thorpe uniformado con hombreras y rodilleras, armado con un rifle y acompañado por un Airedale Oorang King demostraba sus habilidades como tirador, mientras el perro hacía lo mismo en su entrenamiento como cazador. Incluso uno de los jugadores al que los demás integrantes apodaron Long Time Sleep llegó a luchar contra un oso en estos espectáculos.
Los Indios de Oorang tenían entre sus jugadores a miembros de las etnias Cherokee, Chipewa, Mohawk, Mohicanos, Sac and Fox, Winnebago, entre otras. Algunos de los jugadores también tenían nombres caracteristicos de sus culturas lo que convertía al equipo en una atracción más; Arrowhead, Ted Buffalo, Gray Horse, Joseph Little Twig, Eagle Feather, entre otros.
Los Indios de Oorang no sólo eran un espectáculo en la cancha, sus anécdotas de grandes borracheras eran famosas en toda la liga. Se dice cuenta que en alguna ocasión en la ciudad de San Luis Missouri, al salir de un bar y dirigirse al hotel donde estaba el equipo, no encontraban el trolebús que los llevara en la dirección correcta, así que detuvieron uno que iba en dirección opuesta, lo cargaron y lo montaron en las vías que los llevaban a su hotel.
A lo largo de sus dos temporadas en la NFL, los Indios jugaron 20 partidos, de los cuales sólo dos los jugaron como locales, para ello utilizaron el estadio del pueblo más cercano a La Rue; Marion Ohio.
Los Indios ganaron 4 juegos en dos temporadas, tres en 1922 y uno más en la temporada de 1923. Una vez finalizada esta temporada el equipo desapareció pues el atractivo de los indios y el medio tiempo comenzaban a perder la atención de los aficionados.
A pesar de todo los Indios de Oorang contaron entre sus jugadores a dos  futuros miembros del Salón de la Fama del Futbol Americano Profesional: Jim Thorpe y Joe Guyon ambos corredores del eauipo y que jugarían juntos en otros equipos de la NFL como los Independientes de Rock Island y los Gigantes de Nueva York.
Walter Lingo continuó en el negocio de la crianza de perros. Murió en 1966.

Imagenes: wikiwand,com
                    vaultofamericanfootball.com