martes, 10 de mayo de 2016

Ruth Handler la historia de una muñeca.




Detrás de la muñeca más famosa del mundo, se encuentra una observadora madre, empresaria e innovadora mujer dispuesta a crear diversión para las niñas y autoestima para muchas mujeres.
Armando Enríquez Vázquez
La primera vez que Ruth Handler presentó su idea ante su esposo y el consejo de directores de Mattel, está fue rechazada a pesar de que los argumentos de la socia y esposa del dueño eran contundentes y basados en su poder de observación.
En esa época, la década de los años cincuenta del siglo pasado, las niñas jugaban con muñecas de cartón o papel que recortaban, también, recortaban la ropa y los accesorios de dichas muñecas, pero estos aditamentos no ajustaban bien en las muñecas, se caían y causaban cierta frustración en las niñas. Pero Ruth también pudo observar que a las niñas les gustaba dar a sus muñecas personalidad de personas adultas, con actividades adultas y relaciones con novios o esposos. Por eso uno de sus argumentos era como podían las niñas pretender que sus muñecas eran adultas si tenían un pecho plano.
Ruth Handler pensó entonces por primera vez en una muñeca tridimensional que fuera una mujer adulta, desarrollada físicamente y que además pudiera tener diferentes accesorios. Ruth nació en Denver Colorado el 4 de noviembre de 1916, hija de migrantes polacos judíos. Su padre era un herrero. A los diecinueve años Ruth decidió partir rumbó a Hollywood y como muchas buscar concretar su sueño americano en la costa oeste de aquel país. Lo que encontró fue el matrimonio, Ruth se casó en 1938 Elliot Handler, un viejo novio de la preparatoria y junto con un amigo de Elliot, llamado Harold Mattson fundaron en 1945 una empresa dedicada a la fabricación de marcos de plástico para fotografías a la que llamaron Mattel, uniendo los el apellido del Mattson y el nombre de Elliot.
Poco a poco el negocio de la empresa fue dando un giro y de los marcos pasó a muebles de plástico para casas de muñecas y por extensión a la fabricación de juguetes, el primer juguete de Mattel fue un pequeño ukelele que se llamó Uke-a-doodle. Para esos momentos Mattson había abandonado ya la sociedad y el matrimonio Handler era el único dueño de la empresa.
No sabíamos cómo administrar un negocio, pero teníamos sueños y talento.
Declaró Ruth alguna vez al referirse al Mattel. La batalla de Ruth por convencer a los otros miembros del consejo de la empresa para producir una muñeca que tuviera rasgos de mujer adulta, incluyendo senos y un cuerpo curvilíneo, encontró un excelente punto a su favor durante un viaje que los Handler hicieron a Alemania. En la Alemania Occidental de la post guerra, una figura femenina había cobrado popularidad primero en un comic de un periódico alemán y más tarde al crearse una muñeca del personaje llamado Lilli. Existían dos versiones de la muñeca una de 30 cm y otra de menor tamaño de 19 cm. Lo curioso es que por el tipo de personaje que era Lilli y lo que decía en sus caricaturas eran comentarios de tipo sexual, político o de frivolidades, la muñeca se vendía en lugares donde se vendía tabaco y en cantinas, de la misma manera que hoy se venden provocativas figuras de mujeres de los manga japoneses.
La idea de Ruth Handler estaba lejos de todo lo que la acusaron las feministas a partir de los años setentas acerca del prototipo de belleza y la imposibilidad de tener las medidas de Barbie que ayudaba a promover la visión de las mujeres como objetos sexuales. De acuerdo con lo que Ruth declaró en más de una ocasión, la idea es que las niñas tuvieran una muñeca con características de adulta y sirviera como role model para las niñas al dar rienda suelta a sus aspiraciones tanto en la vida como de manera profesional.
Cada pequeña necesita una muñeca a través de la cual se proyecté en su futuro ideal.
Finalmente y tras muchos intentos, Ruth consiguió convencer a los directivos de Mattel y Barbie hizo su aparición oficial el 9 de marzo de 1959 en la feria del juguete de Nueva York. Un año después y gracias a la publicidad que se le hizo en el programa de Mickey Mouse, Barbie era un éxito.
El nombre de Barbie proviene de la hija de los Handler, como después lo haría el nombre de Ken y muchos otros miembros de la familia de Barbie que fueron tomados de miembros de la familia de Ruth y Elliot.
La historia de Barbie es una historia de éxito y se convirtió en unas décadas, en uno de los productos icónicos no sólo de la cultura de Estados Unidos, si no de muchos otros países donde las niñas de los últimos lustros han jugado con la muñeca. Pero la historia de Ruth Handler aun tendría que ver altibajos, comenzando en la década de los setenta del siglo pasado.
Más allá de la controversia que los grupos de liberación femenina, los Handler se vieron obligados a renunciar a su empresa en 1974, bajo acusaciones de tratar de engañar y conspirar en contra de la Comisión de reguladora del mercado norteamericano, cargos por los que fue condenada en 1978 más de 2,000 horas de servicios comunitarios y una multa de 50,000 dólares.
En 1971, Handler fue diagnosticada con cáncer de pecho y por lo que se le realizó una mastectomía. Una vez que Ruth salió de Mattel, creó una empresa dedicada a producción de protesis de seno, bajo el argumento de que cuando le extirparon el pecho, todas las protesis en el mercado se utilizaban en lugar del seno extirpado sin importar si se trataba del seno izquierdo o derecho, lo cual a Ruth le parecía no solo absurdo sino falto de lógica, ya que según ella ningún zapatero pensaría en obligar al cliente a medirse un zapato para el pie izquierdo en el derecho.
El nombre de su nueva empresa fue Nearly Me y se dedicó a crear protesis de senos que fueran lo más reales posible. En 1976 arrancó la producción de la nueva empresa y durante 15 años Ruth estuvo al frente de la misma.

El 27 de abril de 2002 Ruth Handler murió a los 85 años de edad, sus dos grandes creaciones la sobreviven aún el día de hoy.

publicado en mamaejecutiva,net el 4 de mayo de 2016
imagen: artseachic.com