martes, 27 de noviembre de 2012

Bob Lilly y la defensiva del Juicio Final



Al inicio de los Dallas Cowboys uno de sus más importantes atributos era su defensiva que llegó a conocerse como la defensiva del Juicio Final y entre esos hombres nadie más importante que Mr. CowboyBob Lilly.
Armando Enríquez Vázquez
En 1960 La NFL concedió una franquicia a la ciudad de Dallas. Los mercados del Sur no estaban abiertos a la NFL y la recién creada AFL había colocado franquicias en Houston y Dallas. La franquicia de Dallas de la NFL llamada los Vaqueros, se convertiría con el paso de los años, no sólo en la única franquicia de futbol americano en la ciudad texana, sino en una de las más exitosas en la Historia de la liga. Para lograr ese éxito grandes jugadores iniciaron la historia del equipo, al mando una de los entrenadores más legendarios de la NFL; Tom Landry y una de las mejores defensivas en la historia del futbol americano.
Entre los hombres que formaron esa defensiva legendaria llamada del Juicio Final se encontraba uno de los mejores tacles defensivos que hayan existido: Bob Lilly.
Robert Lewis Lilly nació en Olney, Texas en 1939. Sus años universitarios jugó para la Universidad Cristiana de Texas. En 1961 se convirtió en la primera selección colegial en la historia de los Dallas Cowboys. Pero, también los Texanos de Dallas el equipo de la AFL lo escogió ese mismo año. Lilly se decidió por los de la NFL y ahí habría de permanecer por el resto de su carrera como jugador activo de la NFL.
En un principio se decidió que Lilly jugará como ala defensiva, sin embargo en 1963 Tom Landry le pidió cambiar de posición por la de tacle defensivo. Ahí Lilly se volvió pieza central de la defensiva que se conoce como la defensiva del Juicio Final, junto con Willie Townes, Larry Cole, Jethro Pugh,  George Andrie, Chuck Howley, Lee Roy Jordan,  Dave Edwards, D.D. Lewis, Cornell Green, Mel Renfro, Mike Gaechter, Charlie Waters, Herb Adderley, Cliff Harris. De 1966 a 1974 esta defensiva llevó a los Cowboys a dos Superbowls, el V en contra de los Colts de Baltimore y que perdieron 16 a 13 y al año siguiente en el Superbowl Vi cuando los Cowboys le ganaron a los Delfines de Miami 24 a 3. Esos tres puntos son hasta la fecha el menor número de puntos que un equipo ha anotado en Superbowl y fue la defensiva del Juicio Final la que detuvo a los campeones de la conferencia americana que en ese entonces contaban en su ofensiva a Bob Griese como quarterback, a Larry Csonka y Mercury Morris como corredores. En total fueron 7 títulos de conferencia obtenidos por los vaqueros en los tiempos de la fiera defensiva conducida por Lilly.
Lilly tenía como costumbre arrancar en cuatro puntas, es decir mantenía las dos manos sobre el terreno de juego al iniciar la jugada lo que le daba un gran empuje al lanzarse en contra de la línea contraria y lograr la penetración. Además, Lilly era un tacle muy ágil y rápido lo que le permitió a lo largo de su carrera interceptar y recuperar fumbles que llevó hasta la zona de anotación del equipo contrincante. A lo largo de su carrera Lilly sólo se perdió un juego, en 1973 el juego de campeonato frente a los Vikingos de Minnesota que los Cowboys perdieron  27 – 10.
Al año siguiente Bob Lilly se retiró del futbol americano y en 1975 fue el primer jugador cuyo nombre fue inscrito en elAnillo del Honor en el estadio de los Vaqueros de Dallas, Los Cowboys a diferencia de otros equipos de la NFL no retiran los números de sus jugadores más importantes, en su lugar escriben el nombre alrededor del estadio para que todos los aficionados los recuerden.
Lilly se ganó a lo largo de los años como jugador el apodo de Mr. Cowboy con el que los más veteranos de los aficionados del equipo texano recuerdan aun al gran tacle defensivo. En 1980 Lilly fue inducido al Salón de la Fama del Futbol Americano. Con el tiempo los aficionados de los vaqueros llamaron a otras dos defensivas de su equipo como la defensiva del Juicio Final II y III pero ninguna como aquella primera.
Tom Landry se refirió a Lilly alguna vez de la siguiente manera: Como ya lo he dicho antes, no habrá otro como Lilly mientras viva, estamos ante un hombre que se convertirá en una leyenda.
Tras su carrera como futbolista Lilly se ha dedicado a la fotografía, otra de sus pasiones desde la preparatoria.
Publicado en thepoint.com.mx el 27 de Noviembre de 2012
Foto: Top100.nfl.com