lunes, 1 de abril de 2013

Pleitos en Internet



Calificado como el mayor ataque lanzado en Internet, tiene su origen en un pleito entre dos empresas europeas, provocando que la red se alentara y en algunos casos se bloqueara, afectando a usuarios y demostrando la vulnerabilidad de la red.

Armando Enríquez Vázquez

El mayor ataque en la historia del Internet  ha sido protagonizado por dos empresas Europeas. Por un lado El Proyecto Spamhaus, una organización internacional, fundada en 1998 con oficinas en Londres y Ginebra y que tiene como objetivo el rastrear y bloquear a aquellas empresas y servidores encargados de enviar spam, y por el otro una empresa holandesa llamada Cyberbunker la cual se cree aloja sitios web encargados de mandar spam.
Spamhaus es responsable de crear una lista negra de proveedores de servicios a sitios y personas que generan y mandan spam, Cyberbunker que se dice una empresa que aloja a cualquier tipo de sitio en sus servidores, instalados en un viejo bunker de la OTAN en Holanda y de ahí su nombre, a excepción de pornografía infantil e información que pueda conducir a actos y ataques terroristas, fue incluida en la lista de Spamhaus, por lo que desde el pasado 19 de marzo de acuerdo con ejecutivos de Spamhaus los ataques a sus servidores por parte de Cyberbunker no han parado, si no que por el contrario han crecido en intensidad. Estos ataques han sido de tal magnitud que han afectado a los usuarios comunes de la red, haciendo mucho más lento el servicio o de plano imposible de llevarse a cabo el contacto con las páginas deseadas. Los ataques fueron denunciados públicamente desde la semana pasada por la firma de seguridad virtual, CloudFlare cuyas oficinas están ubicadas en Silicon Valley, que al intentarse defender del ataque se convirtió en objetivo del mismo. Spamhaus acusó a Cyberbunker de estar apoyada por bandas criminales de Europa del Este y Rusia, para lanzar el ataque.
De acuerdo con expertos en el tema el ataque podría ser comparado con vaciar ametralladoras ante una multitud de personas tratando de matar sólo a un niño, estos ataques en el lenguaje de las computadoras son conocidos como swarms. Es por eso que otros sitios se han visto afectados. El ataque sobre los servidores de Spamhaus envía 300 mil millones de bits por segundo, lo que ha ocasionado un congestionamiento mundial de Internet. Los ataques más poderosos tienen un promedio de 50 mil millones de bites por segundo.
Sven Kamphuis, un activista y operador holandés de internet ha sido acusado del ataque. Sven en un mensaje en Internet, así como en un entrevista con el New York Times, se ha declarado un activista y vocero del grupo que está detrás de los ataques a Spamhaus. Kamphuis cree en la libertad que ofrece Internet y se compara con Julian Assange, acusa a Spamhaus de ser un grupo encargado de censurar contenidos de Internet. Sven se dice víctima del sistema.
Lo que queda claro es la vulnerabilidad de Internet. No sólo están en los virus, malwares, gusanos,  troyanos, spywares y demás elementos que diariamente atacan las computadoras y servidores de civiles y empresas, Ahora resulta que la misma red podría ser colapsada por el pleito de dos o más personas o empresas con los suficientes conocimientos de informática para tratar de acabar con los servidores de sus contendientes. En el mundo de hoy donde todos estamos conectados por medio de Internet, el que se colapsara la red podría significar un verdadero caos mundial. Sin embargo la firma de seguridad virtual Kaspersky Lab ha minimizado el hecho. El ataque no afecta la infraestructura de la red y por lo tanto no es tan grave, según la firma. Para otros es tan grave como si se utilizaran armas nucleares en una guerra normal. A nosotros los legos sólo nos queda esperar que de las peores la mejor.
Lo que llama la atención es que, sí eso pueden hacer un par de particulares, que es lo que están preparando las grandes naciones en su ciberguerra. No por nada que DARPA (Defense Advanced Research Projects Agency), o sea la Agencia de Investigación de Proyectos Avanzados de Defensa del gobierno de los Estados Unidos, está invirtiendo dinero e investigadores en crear una nueva Internet que esté libre de cualquier tipo de ataque. Hay muchas batallas, por librar todavía, sobre la censura y los límites de quienes intentan dominar y controlar Internet. La llamada Ley SOPA no prosperó afortunadamente, pero para algunos la existencia de empresas como Spamhaus, yo incluiría también a Cyberbunker, prenden focos rojos, ya que la censura en lugar de provenir de autoridades viene organizaciones, grupos ciudadanos y empresas privadas que se creen con un derecho que no les ha sido otorgado para decidir que debemos consumir y que no.

Publicado en blureport.com.mx el 31 de marzo de 2013
Imagen.