jueves, 18 de abril de 2013

Riñones de laboratorio.





Investigadores del Hospital General de Massachusetts, han dado a conocer la producción de riñones en laboratorio que parecen funcionar en las ratas a las que se les han implantado. 

Armando Enríquez Vázquez
 

La bioingeniería llegó para quedarse y no es nada más en el caso de la investigación de los diferentes genomas y las formas de modificarlo para buscar características específicas en los seres humanos o de otras especies, ahora también está atacando problemas más comunes que enfrentamos los hombres comunes y corrientes. Tan sólo en los Estados Unidos más de cien mil personas se encuentran en la lista de espera para la donación de un riñón y más de cuatrocientos mil viven con riñones en estado terminal. En México las cifras hablan de siete mil quinientas personas esperando un riñón para que le sea trasplantado. Sin embargo el número de pacientes cuya vida depende de diálisis es de alrededor de ciento veinte mil.
Un equipo de investigadores encabezado por el doctor Harald C. Ott del Hospital General de Massachusetts, publicó un artículo en la revista online Nature Medicine, en el que dan a conocer la creación de riñones funcionales en laboratorio gracias a técnicas de bioingeniería. A pesar de que el estudio se ha llevado ahora con ratas, Ott espera que el desarrollo de pueda llevarse al campo de la medicina humana de trasplantes, pues los riñones creados hasta ahora son cien por ciento compatibles al momento de ser implantados y además funcionan tanto en el laboratorio como en el sujeto en el que se han trasplantado. Gracias a la técnica utilizada en su creación los riñones tienen la forma correcta de un riñón. A partir del riñón de una rata muerta, al que se le han quitado la mayor parte de las células, por medio de un detergente enzimático, exceptuando las llamadas células de la matriz extracelular las cuales se cree son las que dan la forma y funciones a los tejidos del cuerpo. Así como el colágeno y otras sustancias asociadas a estas células de la matriz y sus funciones. Después este riñón se volvió a poblar con células humanas y de rata, logrando que se formara un nuevo órgano funcional.
Esto da una gran esperanza a las largas listas de espera de pacientes que necesitan un riñón y de los cuales menos de una cuarta parte pueden ser atendidos. Si los resultados que han obtenido el Doctor Ott y su equipo se pueden aplicar en humanos, estaremos hablando de un gran avance médico.
El equipo del Doctor Ott, conocido como The Ott Lab, tiene como misión crear a partir de técnicas de bioingeniería órganos para trasplantar; corazones, pulmones, tráquea y riñones y de esta forma resolver uno de los principales problemas de salud de nuestros días. Procedimientos similares ya han sido intentados con éxito. En 2008, se crearon corazones de ratas utilizando la misma técnica que el equipo de Ott. La responsable fue la doctora Doris Taylor de la Universidad de Minnesota, quien en su momento dijo estar trabajando también con riñones, hígados, pulmones, tejido muscular y cerebros, estos últimos con poco éxito. Ese mismo año en Junio, el primer trasplante de tráquea se llevó a cabo de manera exitosa en España. La operación corrió a cargo del doctor Paolo Macchiarini, el mimo cirujano que en 2011 implantó una tráquea totalmente sintética a un hombre, en Suecia. Anteriormente, en 2006,  un grupo de investigadores comandados por el doctor Anthony Atala, de la Universidad de Wake Forrest en Carolina del Norte, Estados Unidos, había anunciado el éxito en trasplantes de vejigas creadas en el laboratorio. Atala reaccionó ante el anuncio de Ott, hablando acerca de bioimpresoras 3D que harán el trabajo aun más sencillo. Las bioimpresoras en 3D permiten el crear tejidos y órganos sintéticos a partir de material orgánico. Otro de los grandes avances médicos.
Ott cree que en cinco años la técnica estará lista para ser utilizada en humanos. Esperemos que en esta ocasión la ética de ciertos médicos y los intereses comerciales de los laboratorios médicos no se interpongan en el progreso de la ciencia.

Publicado en blureport.com.mx el 17 de Abril de 2013
Imagen:bbc.co.uk