jueves, 11 de abril de 2013

Acerca del poder



Un nuevo documento que Wikileaks ha puesto al descubierto, habla de un supuesto complot de Luis Echeverría para asesinar a José López Portillo.

Armando Enríquez Vázquez.

A finales de 1976 antes de la toma de posesión de José López Portillo como presidente de la República existían en la sociedad mexicana rumores de un posible golpe de estado. Por un lado estaban todos aquellos empresarios y hombres de derechas que acusaban a Luis Echeverría el presidente saliente de ser comunista, y querer acabar con el sistema económico mexicanos, esa extraña mezcla de proteccionismo estatal y mercado regido por la ley de la oferta y la demanda. Por el otro ese oscuro personaje, para muchos es responsable directo de la matanza de Tlatelolco, que desde el poder presidencial había querido dominar a los mexicanos en un sexenio llenos de corruptelas y nepotismo.
En julio de ese año Echeverría atestó un golpe contra la libertad de prensa en México, como no se había visto en décadas, al comprar a los cooperativistas del periódico Excélsior, encabezados por el nefasto Regino Díaz, y lograr la expulsión del entonces director del diario Julio Scherer y un grupo de periodistas e intelectuales que resultaban críticos del Presidente. Entre ellos Octavio Paz que dirigía la revista Plural y en cuyo número final se publicó un ensayo póstumo del abogado,  economista, historiador y politólogo entre muchas cosas, Daniel Cosío Villegas, en el que se hablaba de la  figura presidencial de Echeverría y su obcecación por el poder, de cómo había mantenido y rodeado de sus partidarios al presidente electo José López Portillo, en aras  de seguir ejerciendo el poder desde lo oscurito. De acuerdo con Cosío Villegas, Echeverría aseguraba de esta manera tener un por lo menos un 70% del control del gobierno. El Texto de Cosío Villegas terminaba alertando de la posibilidad de que Echeverría provocara algo grotesco e imprevisto, refiriéndose a un posible atentado contra la vida del presidente electo.
Los que vivimos los días previos a la toma de posesión sabemos que el rumor del golpe de estado era latente en la clase medía mexicana y que algunos productos comenzaron a escasear en los supermercados, al menos así lo recuerdo siendo apenas un adolescente que no le importaba mucho la política, además Echeverría había terminado de dar la puntilla a los mexicanos con una devaluación de más de 100% de la moneda que terminó con la poca popularidad que el burócrata, asesino hubiera tenido en su momento.
El documento alertando al departamento de Estado de Estados Unidos está fechado el 6 Agosto de 1976 y de acuerdo con el mismo el rumor del atentado en contra de López Portillo, inició desde el momento mismo de la elección del candidato del PRI. Incluso el documento menciona que de llevarse a cabo el asesinato, existían una serie de complotistas miembros del gobierno y del ejército, listos para culpar a la CIA, a través de la Liga Comunista 23 de septiembre, del atentado. La Liga Comunista 23 de septiembre fue  un grupo de guerrilla urbana en México durante los años setentas, dedicada entre otras cosas al secuestro de tipo político, y a la que se le atribuyen entre otros;  el intento de secuestro y asesinato del empresario regiomontano Eugenio Garza Sada y el intento de secuestro de la hermana del presidente electo Margarita López Portillo.  El documento dice que el estado mexicano ha dado claras muestras de que esto es posible y pone como ejemplos los casos de Obregón y de Carlos Madrazo, para demostrar el cinismo de los políticos mexicanos capaces de hacer cualquier cosa por mantener el poder. Incluso se ofrecen los nombres de aquellos leales a Echeverría que podrían ser impuestos y ocupar el puesto de López Portillo en caso de que este fuera asesinado, entre los que figura el actual diputado federal por el PT Porfirio Muñoz Ledo, uno, de los entonces, hombres más leales a Luis Echeverría y que fungía en esos momentos como Presidente Nacional del PRI.
Sabemos que al final nada sucedió, Luis Echeverría fue desterrado del país a la embajada de las Islas Fiji y los serviles al ex presidente, enviados a la banca política que es peor que el viento del olvido que cuando sopla mata. La trama suena familiar y al parecer se repetiría, pero esta vez se llevó a casi veinte años después.
Link al texto integro en ingles generado por Wikileaks, Click aquí .

Publicado en blureport.com.mx el 10 de abril de 2013
Imagen. quien.com