lunes, 30 de marzo de 2015

Ave María dame puntería. Publicidad escolar.




En el mundo de la publicidad hay que ser muy cuidadoso con el producto que se promociona, no sea que en lugar de hacerlo atractivo, se convierta en todo lo contrario.
Armando Enríquez Vázquez.
En la esquina del Eje 8, José María Rico y avenida Coyoacán frente a la sede nacional del PAN, me encontré con esta mujer.
Con los ojos cerrados y los puños también cerrados. La cabeza alzada. Contiene toda la felicidad posible. ¿Por qué? ¿Acaso encontró al amor de su vida? ¿Se sacó la lotería? ¿Le prometieron un eterno y placentero orgasmo? ¿Se le concedió un milagro?
La cara de esta modelo entrada en los treinta, nos demuestra que ha alcanzado algo igual de importante que todo lo anterior; ha logrado titularse. El alcanzar metas a la edad que sea es un gran logro y hasta ahí el espectacular de la Universidad Latinoamericana, conocida también como ULA está bien, el problema es la frase que remata la imagen y el espectacular:
Si se pudo. Aquí sí me titulé.
Más allá de cualquier cosa la frase cancela el gesto de triunfo y lo convierte en uno más pedestre, los engañé a todos, lo que ninguna otra institución estuvo dispuesta a tolerar, en esta universidad lo conseguí sin problemas. Un simple y sencillo; ¡Me los chingue! ¡Me salí con la mía!
Esa fue la primera idea que me vino a la mente, y pensándolo más detenidamente es todavía peor.
La frase anula el esfuerzo, la dedicación y lo convierte en un no importa lo que sepa o lo que haga, de todas las instituciones educativas que existen en la ciudad, aquí si me titularon. Lo que es peor la frase anula la calidad de la Universidad. No se puede pretender tener una imagen seria con esa frase vendiendo a la institución.



¿Qué me dice este espectacular de los egresados de la ULA? ¿Qué me dice de sus servicios académicos a distancia, de sus docentes y su cuerpo administrativo? Qué están dispuestos a cualquier cosa para titular a los alumnos. O sea para ganar dinero. Es la imagen de la ULA la de un instituto patrulla dispuesto a rescatar a todos los rechazados de las demás instituciones educativas. Lo dudo.
No sé de quién es la culpa.  ¿De la Universidad o del publicista? la verdad es que el espectacular es un ejemplo de humor involuntario y poco análisis de las estrategias de mercadotecnia y publicidad.
Muy diferente es la publicidad de otras instituciones educativas privadas como la UVM, UNITEC, o el ITESM. No hay gestos triunfalistas; hay futuro, ideas y compromiso. Lo que es en sí la educación. Existe una idea de calidad en la educación, de instituciones serias.
Hace poco en una reunión alguién comentó de como en un canal de televisión de esos pequeños que abundan ahora en los sistemas de paga, y cuyo tema es la salud, a alguien se le ocurrió ponerle a un nuevo programa Cafeteando la Salud. De los reunidos nadie contuvo la carcajada, al brillante productor o a la persona responsable jamás se le ocurrió la implicación que la palabra cafetear tiene para la mayoría. Se cafetea a los muertos y cafetear a la salud en un canal dedicado a la salud bueno pues es una irresponsabilidad por no llamarlo una estupidez. Lo mismo sucede con el espectacular de la ULA.
Se dispararon en el pie y ni cuenta se han dado. Lástima que entre sus planes de estudio esta universidad ofrezca las licenciaturas de publicidad y de mercadotecnia. 

publicado en thepoint.com.mx el 23 de marzo de 2015