jueves, 29 de diciembre de 2016

John Elway, Bronco de pies a cabeza.




Dieciséis años como quarterback en Denver y una carrera como ejecutivo de la franquicia desde su retiro marcan la vida del más importante jugador en la historia de los Broncos.
Armando Enríquez Vázquez.

Si alguna vez un jugador definió a una franquicia en la era moderna del futbol americano, ese fue sin duda John Elway. El apellido Elway es para muchos, sinónimo de los Broncos de Denver, de juegos de mucho estrés, de tres decepcionantes Superbowls y finalmente de un retiro glorioso. John Elway como quarterback, jamás se dio por vencido creando juegos que mantenían a sus simpatizantes y detractores en la orilla del sillón. Elway muchas veces lograba sacar el juego y llevó a los broncos a conquistar campeonatos de la AFC y en 7 ocasiones los convirtió en campeones de su división.
John Albert Elway Jr. nació en 28 de junio de 1960 en Port Angeles en el estado de Washington. Estudio en la Universidad de Stanford donde jugó de 1979 a 1982. Al terminar su tiempo en como jugador colegial, Elway jugó un poco de béisbol con un equipo de ligas menores de los Yankees de Nueva York, pero el futbol americano y la NFL lo estaban esperando. Elway fue la primera selección de 1983 en draft, Los Colts de Baltimore lo seleccionaron, pero al poco tiempo lo intercambiaron con los Broncos de Denver. Los Colts habrían de esperar la llegada de Payton Manning para regresar a los años de gloria de Johnny Unitas. El debut de Elway era esperado por todos en la NFL, pues se decía que desde Terry Bradshaw, no había un quarterback que llegara a la liga con la misma calidad.
John Elway debutó al frente de los Broncos el 4 de septiembre de 1983 en contra de los Acereros de Pittsburgh, pero jugó sólo el primer cuarto del juego. Fue detenido cuatro veces atrás de la línea por la Cortina de Acero, Elway además fue interceptado en una ocasión durante esos 15 minutos de pesadilla en los cuales además resultó lastimado del codo. A pesar de ello, los Broncos ganaron ese día por marcador de 14-10. Esa temporada los Broncos llegaron a los Playoffs como uno de los comodines y perdieron el juego en contra de los Halcones Marinos de Seattle por marcador de 31 a 7.
Pasaron tres años antes de que Elway llevará a los Broncos al Superbowl, con una temporada ganadora de 11-5, y ganado sus encuentros de play off, los broncos llegaron al juego de campeonato de la NFL. los Broncos enfrentaron a los Gigantes de Nueva York el 25 de enero de 1987 en el Superbowl XXI, perdiendo 29 a 30.
Al año siguiente Elway llevó de manera consecutiva al equipo al Superbowl, a pesar de la huelga de jugadores que acortó la temporada, Elway lanzó, ese año, más de 3,000 yardas. En esa ocasión, los Broncos enfrentaron a los Pieles Rojas de Washington, en el Superbowl XXII y perdieron de nueva cuenta en esta ocasión por marcador de 42 a 10.



Dos años después, el 28 de enero de 1990, John Elway comandando a los Broncos de Denver llegó a su tercer juego de Superbowl, enfrentaron a los 49ers de San Francisco y a su legendario quarterback Joe Montana. Poco o nada tuvieron para Jugar los Broncos ese domingo, los Cuarenta y nueve pasaron encima de ellos con un marcador de 55 a 10. John Elway parecía condenado a sufrir la misma suerte de Frank Tarkenton de los Vikingos de Minnesota, o a la Jim Kelly de los Bills de Buffalo quienes a pesar de llevar a sus escuedras en más de dos ocasiones al Superbowl jamás fueron capaces de ganar el juego de campeonato.
Sin embargo, Elway siguió jugando y emocionando a los aficionados de Denver a lo largo de ocho temporadas antes de acceder a una nueva oportunidad para ganar el título de campeón de la NFL. En la temporada de 1997, los Broncos llegaron al gran juego una vez más y esta vez enfrentaron a los Green Bay Packers, que era el equipo campeón de la temporada anterior.
Entre las jugadas más reconocidas en la historia de futbol americano de la NFL esta la acarreada de helicóptero o jugada helicóptero que cambió el ánimo de los jugadores de los Broncos para romper el empate a 17 con los Green Bay Packers, en el Superbowl XXXII y por la que Elway llevó finalmente a los Broncos a ganar un Superbowl, venciendo a los Packers 21-17.
En esta jugada Elway corrió con el balón para lograr un primero y goal pero al ser golpeado por los defensivos de Green Bay, el quarterback voló simulando la hélice de un helicóptero. Elway cayó en la yarda 6, logrando cuatro nuevas oportunidades para conseguir la anotación.
Al final de aquel juego el dueño de los Broncos Pat Bowlen al sostener el trofeo Vince Lombardi, exclamó: Este es para John. Elway tenía 37 años de edad, muchos golpes y los aficionados y cronistas pensaban que estaba ya demasiado viejo, que debía retirarse mientras era un ganador y un ídolo para la afición de Denver, pues había demostrado la perseverancia que lo había convertido en el líder indiscutible de su equipo.
Elway no se retiró y contrario a todas las expectativas llevó a los Broncos al Superbowl XXXIII al año siguiente, el domingo 31 de enero de 1999 John Elway y los Broncos derrotaron a los Halcones de Atlanta por marcador de 34 -19 y John Elway fue nombrado el jugador más valioso del juego. Ahora si había conquistado todo.
Ese año Elway anunció su retiro de su puesto como quarterback, pero no del futbol americano, Elway se mantuvo con el equipo en puestos administrativos y hoy es el Vicepresidente Ejecutivo y Gerente General del equipo
A lo largo de 16 temporadas en con los Broncos Elway lanzó 51,475 yardas, completó 300 pases para anotación, lo interceptaron en 226 ocasiones. Elway, no es uno de los quartebacks más eficientes en la historia de la NFL, pero sin duda es uno de los más vistosos y uno de los jugadores más perseverantes. Cómo ejecutivo del equipo, fue suya la idea de contratar a Payton Manning y con ello ganar un nuevo anillo de Superbowl para el equipo.

publicado en DeLaPizarraALaCancha en septiembre 2016
imagen: nydailynews.com
              thedenverpost.com