jueves, 13 de abril de 2017

Las ligas que quisieron acabar con la NFL. (III)




A diferencia de todas las demás, en 1960 surigió la liga que cimbró a la NFL y la hizo doblar las manos y obligarla a aceptar, con el paso de los años, que la nueva AFL se uniera a la vieja liga.

Armando Enríquez Vázquez

Tras el fracaso de la All American Football Conference, habría de pasar poco más de una década para la llegada de una nueva liga de futbol americano profesional a Estados Unidos que retara a la NFL. Esta vez la sacudida fue de tal magnitud que la NFL tuvo que ceder frente a la nueva liga y la historia del futbol americano cambió para siempre. De hecho, el futbol americano profesional como lo conocemos debe mucho a esta nueva liga.
Tras la desaparición de la amenaza de AAFC, la NFL se dedicó a crecer y popularizarse en la década de los años 50. La popularidad de la liga creció de tal manera que se convirtió en una liga tan importante como la liga mayor de béisbol. Pero la NFL se negó a crecer en el número de equipos. El origen del nacimiento de la cuarta AFL, se debió a un problema de no gran relevancia en su momento en la NFL y fue el hecho de que los Cardenales de Chicago habían perdido popularidad en la ciudad frente a los Osos, que sin duda eran el equipo predominante de la plaza. Los dueños de los Cardenales, la familia Bidwill, manifestaron a los demás dueños de la liga su deseo de cambiar de sede, preferiblemente por la ciudad de San Luis Missouri, Los Bidwill recibieron ofertas de al menos cuatro empresarios de diferentes ciudades para asociarse con ellos, ninguna de estas ciudades era San Luis. Dallas, Houston, Denver y Minneapolis. Los Bidwill rechazaron todas las ofertas y lograron su objetivo de trasladar el equipo a San Luis.
Los empresarios encabezados por Lamar Hunt, hijo de un magnate petrolero, y Bud Adams se acercaron a la liga para solicitar franquicias. Algo a lo que los dueños de la liga encabezados por George Halas se negaron. Entonces Lamar Hunt comenzó a buscar a nuevos empresarios para crear una nueva liga. Hunt se hizo de la franquicia de Dallas a la que llamo Texanos, Adams creo la propia en Houston; Petroleros de Houston, Howsman en Denver a los Broncos, el cuarto empresario que había ofrecido sociedad a los Cardenales, Max Winter, fue tentado en su momento por Halas y otros dueños de la NFL para crear a los Vikingos de Minnesota, tratando de esta manera de romper al grupo que Hunt y Adams pretendían crear. Sin embargo, los amagos de la NFL fueron insuficientes y los empresarios texanos lograron reunir a otros cinco empresarios para formar la AFL. Los dueños de la NFL bautizaron a estos ocho empresarios de manera despectiva como el club de los tontos. Los otros cinco empresarios representaban equipos en Oakland y San Diego en California, la ciudad de Nueva York, Buffalo y Boston.
En cuatro ocasiones se habían creado ligas intentado competir con la NFL y en cuatro ocasiones la liga había salido victoriosa, lograrlo una quinta vez no parecía difícil a los viejos dueños autoritarios de la NFL. Halas creía tener no sólo las riendas de la NFL, si no del futbol americano profesional en Estados Unidos. Pero no contaba con que estos nuevos empresarios, estaban dispuestos a jugar de la misma manera agresiva que caracterizaba a los dueños de la NFL. Para empezar, decidieron no respetar, como lo había hecho la AAFC, esos límites y dominios que la NFL pensaba eran su territorio. Los scouts, dueños y entrenadores de la nueva AFL salieron a contratar jugadores colegiales previo al draft de la NFL, contrataron también jugadores activos de la liga establecida y algo que fue muy importante consiguieron importantes contratos con la televisión abierta de Estados Unidos para transmitir sus encuentros. Otra de las reglas que rápidamente hizo popular a la AFL en el gusto de los aficionados fue la promoción del juego aéreo, en lugar del terrestre lo que hizo a la liga más atractiva y espectacular. La AFL, también, adoptó la opción de dos puntos extras por jugada tras un touchdown, algo que no permitía la NFL.
Harry Wismer, dueño de los Titanes de Nueva York, era una personalidad en los medios y fue un factor importante en lograr que estos contratos por cinco años con la televisora ABC.



Cuando meses antes de iniciar la liga, Winter anunció el cambio de su franquicia en Minnesota a la NFL, Hunt y los demás se lanzaron en búsqueda de un nuevo inversor en un equipo; así nació así el equipo de Oakland. Los ocho equipos iniciales fueron; Los Texanos de Dallas, Petroleros de Houston, Patriotas de Boston, Los Broncos de Denver, Los Bills de Buffalo, Los Titanes de Nueva York, Los Cargadores de Los Ángeles y los Raiders de Oakland.
El primer encuentro de la liga se llevó a cabo la noche del viernes 9 de septiembre de 1960, en Boston. Los Patriotas enfrentaron a los Broncos de Denver. Los Broncos ganaron de 13 a 10. La primera temporada de la AFL vio coronarse a los Petroleros de Houston y a pesar de que la liga era una amenaza real, ese primer año perdió dinero. De hecho, se dice que Lamar Hunt perdió un millón de dólares, ese año, su padre al enterarse de este hecho, declaró a la prensa: ¡Dios mio, a este muchacho sólo le quedan 123 años para lograrlo! Harry Wismer, vendió a la franquicia de Nueva York y el equipo cambio de nombre por el de Jets. A partir de 1962 el dueño de la franquicia neoyorquina fue David Sonny Werblin.
Pero la AFL todavía habría de ver venir nuevos cambios y contrataciones como la del quarterback de la Universidad de Alabama Joe Namath que fue firmado por los Jets de Nueva York. Esto representó un gran golpe a la NFl en su momento y otro cinco años después. Los Texanos de Dallas de Hunt nunca lograron despegar. Halas y los miembros de la NFL, decidieron como ofensiva directa en contra del joven empresario crear una franquicia en Dallas. Nacieron entonces los Vaqueros de Dallas, que desde un principio se convirtieron en el equipo favorito de la ciudad. Algunos periodistas bromeaban con la poca asistencia al estadio de los Texanos comentando que los jugadores del equipo al final del juego subían a las gradas y saludaban de mano a los aficionados para agradecer su asistencia. Lamar Hunt mudó la franquicia en 1963 a la ciudad de Kansas City y creó a los Jefes de Kansas City, no necesito tantos años, ni perder tantos millones de dólares como bromeó su padre para formar una franquicia importante.
Otra franquicia que cambió de ciudad fueron los Cargadores que se trasladaron a la frontera con nuestro país y se convirtieron en los Cargadores de San Diego. Para la temporada de 1965 la AFL era todo un éxito y aceptó un nuevo equipo; los Delfines de Miami y en 1968 una más; los Bengalíes de Cincinnati.   
Joseph Robbie un abogado junto con actor compraron la franquicia que originalmente querían establecer en Filadelfia, pero el comisionado de la AFL, les sugirió la creciente ciudad de Miami, con su clima cálido y así nació uno de los equipos que habría de demostrar en la década de los años 70, el poder de los equipos formados en la AFL al ganar dos Superbowls y lograr lo que ningún otro equipo hasta la fecha ha conseguido; una temporada perfecta. Mientras que el legendario Paul Brown cansado de la NFL y del equipo en Cleveland decidió formar su propia franquicia en Cincinnati.
Ante los ojos de los aficionados de Estados Unidos tanto la NFL, como la AFL comenzaron a cobrar tal importancia que finalmente en 1966, algunos de los dueños de la NFL comenzaron a platicar en secreto con Lamar Hunt para crear un juego de campeonato entre ambas ligas. Así nació el Superbowl.
El primer juego de campeonato se llevó a cabo el 15 de enero de 1967. Los Empacadores de Green Bay enfrentaron a los Jefes de Kansas City de Lamar Hunt y ganaron el juego por marcador de 35 a 10, al año siguiente una vez más los Empacadores por la NFL enfrentaron y derrotaron al campeón de la AFL, Los Raiders de Oakland en esa ocasión por marcador de 33 – 14.
Para los dueños, entrenadores y jugadores de la NFL, no había duda de la supremacía de la vieja liga sobre la nueva, entonces llegó el Superbowl III y los favoritos Potros de Baltimore con su legendario quarterback Johnny Unitas fueron derrotados por un joven quarterback, con mucha confianza en sí mismo y que nunca dudó de derrotar al representante de la NFL; Joe Namath y los Jets de Nueva York anotaron 16 contra 7 de los Potros.
Las dos ligas se unieron ese año, esta vez ningún equipo de la AFL desapareció, las ligas se convirtieron en conferencias de una misma liga que mantuvo el nombre de NFL y una de las divisiones de la conferencia Americana, aceptó a los los Acereros Pittsburgh y los Brown de Cleveland para nivelar el número de equipos.
En 1995 los Petroleros de Houston se mudaron a Tennessee y se convirtieron en los Titanes, pero Bud Adams continuó siendo dueño de la franquicia hasta su muerte en 2013.

publicado en diciembre en DeLaPizarraALaCancha.com.mx
imagenes:   greyflannelsuit.com
                  titansonline.com