martes, 4 de abril de 2017

Wes Wilson y la psicodélica portada de Playboy.



Uno de los diseñadores más importantes del movimiento psicodélico del poster, diseñó en diciembre de 1967 la portada de Playboy.
Armando Enríquez Vázquez

Entre las muchas formas artísticas que surgieron o se dieron alrededor de las manifestaciones estudiantiles y de liberales en Estados Unidos, está la escuela del poster psicodélico. En medio de mensajes en contra del sistema, de la guerra en Vietnam, del estancamiento ideológico que se dio en aquel país durante los años posteriores a la II Guerra Mundial, el movimiento artístico poético encabezado desde la década de los años cincuenta por los Beatnicks, el movimiento musical y gráfico estallaron de manera espectacular rebasando la falsa moral y costumbres autocensuradas de una sociedad que prefería verse perfecta a reconocer la menor falla en su tejido social.
Las drogas y las nuevas manifestaciones musicales, gráficas, literarias; las experiencias de Warhol en el este y de los diferentes artistas que desde la costa californiana emprendieron la búsqueda de nuevas manifestaciones de vida, sociales y sexuales. El cambio de los colores azul, rojo y blanco de la clase media norteamericana y el status quo por una explosión de colores y formas que nada tenían que ver con rectas líneas, de conducta o de la bandera.
Entre esos artistas, estuvieron los creadores de todos los posters para promocionar los conciertos de la nueva música y de las protestas civiles y a los que se conoce como los artistas psicodélicos.
Robert Wesley Wilson nació en Sacramento, California el 15 de julio de 1937. Wilson era un joven que buscaba su vena creativa, pero al que al mismo tiempo le llamaba la atención la naturaleza, por lo que tenía conocimientos acerca de los bosques y de horticultura. Estudió filosofía en la Universidad Estatal de San Francisco, y durante los años de la guerra de Vietnam y las protestas en las universidades californianas creó su primer poster, el que llamó la atención de Allen Ginsberg y de los grupos judíos de ese estado de la unión americana. El poster creado en 1965 muestra una bandera de Estados Unidos, de manera vertical las líneas rojas y blancas llenan el espacio del cartel y el recuadro con las estrellas se ha movido al centro de la composición y se ha convertido en una suástica azul con estrellas. En la parte superior del cartel se lee: ¿Seguimos nosotros? En la parte inferior se lee: ¡Mantente Alerta!



“Estoy muy contento de haber hecho algo muy significativo para expresar mi estupor y angustia como norteamericano acerca de ese costoso error ético que fue la guerra de Vietnam.” Escribió Wilson en su blog en 2013.
Wilson vivía en una de las zonas más baratas de la ciudad de San Francisco, llena de todo tipo de artistas y trabajaba en una pequeña imprenta de la zona.  
Wilson diseñó cientos de posters para promocionar conciertos de rock en el área de San Francisco y al mismo tiempo impuso un estilo lleno de color, con enormes letras redondeadas, ondulantes, de colores muy llamativos que lo convirtieron también en creador de una tipografía que lleva su nombre. De acuerdo con Wilson su tipografía estaba basada en un viejo Font conocido como Secesión de Viena y que se utilizó durante este movimiento artístico que tuvo lugar a finales del siglo XIX y que encabezaron artistas como Gustav Klimt, Joseph María Olbrich y Koloman Moser.
Su principal cliente fue un empresario de nombre Bill Graham, que efectuaba conciertos semanalmente en un lugar llamado Auditorio Fillmore. Entre sus trabajos más renombrados se encuentran el poster para el famoso Trips Festival.  El poster fue diseñado en blanco y negro y utilizando un efecto de líneas curvas concéntricas que llegan a un cuadrado donde se ve una onda de sonido.



En una entrevista que le concedió a la conductora de NPR, Renee Montagne, en mayo de 2016, Wilson expresó: Quería hacer carteles que gustaran a la gente y quería utilizar todo el espacio disponible… Una vez que daba con el color principal adecuado, me entusiasmaba para poner colores que fueran verdaderamente atractivos…
Wilson ha declarado que los colores de sus posters están inspirados en su experiencia con el ácido lisérgico.
El diseño y lo atrevido de los colores de Wes Wilson pronto llamaron la atención, no solo de la gente para asistir a los conciertos. Los posters se volvieron material coleccionable. Fue entonces cuando Bill Graham se aprovechó de Wilson y este terminó peleándose con Graham y retirándose del diseño gráfico. Wes Wilson abandonó San Francisco para establecerse en una comunidad rural en Missouri.
Pero el arte de Wes Wilson, llegó también a la portada de una de las revistas icónicas de la cultura de Estados Unidos; Playboy. El número de diciembre de 1967 de la revista muestra una portada diseñada por Wilson: Una conejita anaranjada y verde llena la hoja, junto con los nombres de los principales articulistas y playmates, que conforman el número de revista, rodeando a la conejita en la clásica tipografía Wes Wilson en color rosa sobre un fondo azul eléctrico.



En menos de dos años las calles de Estados Unidos se llenaron imitadores de Wilson y él se retiró por más de veinte años de la escena del diseño. En los años noventa retomó por unos años el diseño, publicó por unos años una revista a la que llamó Off the Wall, sobre el arte del cartel, poesía e ideas, se ha dedicado a dibujar y pintar en acuarela.
Wilson cumplirá este año 80 años.

imagenes wes-wilson.com
                http://somuchpileup.blogspot.mx/2011/12/wes-wilson-for-playboy-1967.html