viernes, 21 de abril de 2017

Las ligas que quisieron acabar con la NFL. (IV)




Otras dos ligas surgieron en las décadas de los 70 y ochenta con los mismos resultados que aquellas que precedieron al AFL de 1960.
Armando Enríquez Vázquez
Después de la larga batalla en contra de la NFL y los viejos dinosaurios de la misma Halas, Mara, Prescott, la AFL de Bud Adams, obligó a la vieja liga a aceptarla con todos sus equipos, creó un juego de campeonato de que hasta la fecha lleva el nombre de Superbowl y parecía que tras una década con dos ligas los aficionados norteamericanos al futbol americano profesional tendrían la estabilidad de una sola liga, más grande y con más equipos, pero una sola liga, pero obviamente mucho más vistosa y competitiva.
Las aguas se calmaron, pero no por mucho tiempo. En 1973, el abogado y empresario deportivo Gary Davidson, responsable de haber creado una liga mundial de Hockey y otra de Basquetbol, ideo crear lo que denominó la World Football League (WFL). Esta liga que jugó una temporada completa solamente en 1974 y 1975 tuvo que cancelar la temporada y cerrar sus puertas, estaba integrada por 12 equipos en locaciones tan extrañas en ese momento como Hawaii, Portland, Memphis o Shreveport en Luisiana. La liga tuvo muchos problemas antes de iniciar y franquicias cambiaron de nombre y de sede antes de la patada inicial, por ejemplo, los Southmen de Memphis, antes de iniciar la temporada eran los Northmen de Toronto. La temporada constó de 20 juegos. La liga comenzó su temporada el 10 de julio de 1974 con seis encuentros. La WFL agendó sus juegos entre miércoles y viernes, con excepción de los que el equipo de Hawaii jugara en casa. Esos fueron programados los domingos por la tarde, lo que era un verdadero desastre, para el funcionamiento d la liga. Otra cosa que jugó en contra de la WFL fue qué, en lugar de conseguir a estrellas colegiales, se dedicó a reclutar a viejas estrellas de la NFL como George Mira, quien después de 9 temporadas en la NFL y una en la CFL llegó a la WFL, para ser el Quarterback de los Americans de Birmingham y llevarlos al campeonato de 1974. Larry Csonka, Paul Warfield, Don Maynard, Herb Adderly, Leroy Kelly y Ron Mix, todos miembros del Salón de la Fama del Futbol Americano Profesional, ya habían hecho su nombre y marca en la NFL antes de jugar en la WFL, en el caso de Mix, no jugó en la nueva liga pero fue el gerente general del equipo de Portland.
La final de 1974, bautizada como Worldbowl, fue disputada entre los Americans de Birmingham y los Blazers de Florida. El ganador por un marcador de 22 a 21 fue el equipo de Birmingham.
En 1975, la liga sólo jugó 12 jornadas y cerró sus puertas para siempre. Ese año el campeón fue el equipo de Birmingham de nuevo, esta vez por tener el mejor record de la WFL y no por un juego de campeonato. El equipo había cambiado de nombre y ya no eran los Americans, sino los Vulcans.  
La liga desapareció y los equipos de Memphis y de Birmingham intentaron obtener un lugar en la NFL, pero ambas candidaturas fueron rechazadas por Pete Rozelle y los dueños de equipos de la NFL.



En 1982, se fundó una nueva liga que pretendía aprovechar los momentos en que el futbol colegial y la NFL, estaban inactivos: La primavera y el inicio del verano. El responsable de esta nueva liga fue el empresario David Dixon, quien había tenido experiencia al interior del mundo del futbol americano profesional al ser uno de los fundadores, en 1966, de los Santos de Nueva Orleans, y más tarde verse involucrado en la construcción del Superdome. Dixon logró juntar a una serie de empresarios dispuestos a invertir en las nuevas franquicias, incluyendo al canadiense John F. Basset quien había sido una estrella del tenis profesional, empresario y productor de cine y quién había participado también en la WFL como dueño de los Northmen de Toronto, más tarde Southmen de Memphis como ya habíamos visto y que fue dueño de los Bandidos de Tampa Bay.
El 11 de mayo de 1982, Dixon anunció la formación de la nueva liga; la United States Football League, (USFL) que en su primera temporada contaría con 12 equipos. A diferencia de WFL, la USFL logró reclutar a algunos de los prospectos más interesantes del futbol americano colegial Herschel Walker, Doug Flutie y Mike Rozier, los tres ganadores del afamado Trofeo Heisman, así como a Reggie White, quien es miembro del Salón de la fama tras los quince años en la NFL que siguieron a su participación en la USFL.
La USFL, además, logró contratar a importantes estrellas de la NFL que se encontraban en los mejores años de su carrera a diferencia de los veteranos en el caso de la USFL.
Cómo en todos los casos de las ligas que antecedieron a la USFL, esta enfrentó algunos problemas antes de poder llegar a su primer encuentro, equipos que cambiaron de sede y de nombre, se evitó la inclusión de equipos canadienses, algo que era uno de los planes de Dixon, porque el gobierno canadiense estaba dispuesto a proteger a la CFL, que es la liga canadiense. Pero la liga firmó contratos para los derechos de televisión con ABC y ESPN. Los primeros juegos de la liga fueron transmitidos por ABC el 6 de marzo de 1983. Los Generales de Nueva Jersey enfrentaron a Los Ángeles Express, Los Chicago Blitz jugaron en contra de los Federales de Washington y Las Estrellas de Filadelfia enfrentaron a los Denver Gold.
En las tres temporadas que funcionó la liga los campeonatos fueron ganados por las Panteras de Michigan en 1983, las Estrellas de Filadelfia en 1984 y por las Estrellas de Baltimore, el equipo se mudó de Filadelfia a Baltimore, en 1985.
Curiosamente el fracaso de la liga se le atribuye a un multimillonario empresario neoyorquino que en 1984 se hizo de los Generales de Nueva Jersey, y como en muchos casos el dinero no hizo campeones a los generales y la visión de este hombre llamado Donald Trump creó más problemas que soluciones para la liga, con su proverbial falta de tacto y de inteligencia, se le atribuye haber declarado en cierta ocasión: “Sí Dios hubiera querido que hubiera futbol en primavera, no habría creado el beisbol.” Trump cómo es su estilo había acabado con un negocio en el que no supo hacer decisiones inteligentes y a pesar de tener una de las nóminas más altas del futbol americano profesional, los Generales jamás estuvieron siquiera en un juego de campeonato. Cómo tampoco logró que el cambió del calendario al otoño fuera un éxito,
En 1986 la liga canceló su campeonato pues quería jugar en el otoño, pero los acuerdos que tenía con algunos estadios que eran sede de equipos de la NFL fueron revocados por no jugar fuera de la temporada de la antigua liga. La USFL presentó entonces una demanda contra la NFL por tener un monopolio con las televisoras y algunos de los estadios y pretendía obtener de la NFL al menos 500 millones de dólares que se triplicarían por la ley antimonopolios de Estados Unidos, pero, aunque el jurado falló en parte a favor de la USFL y demostró que en otras cosas la nueva liga había actuado con dolo. Únicamente reconoció una compensación por un dólar, que bajo la ley antimonopolio se convirtieron en 3.

imagenes: profootballhof.com
                 theworldoffootball.com