viernes, 7 de abril de 2017

Las ligas que quisieron acabar con la NFL. (II)




La primera amenaza seria que enfrento la NFL fue la All American Football Conference, tres franquicias de esta nueva liga fueron admitidas en la NFL al final de este reto.

Armando Enríquez Vázquez

Tras el fracaso de las tres primeras AFL, la NFL enfrentó una nueva competencia; la All American Football Conference, que en su momento se constituyó como el rival más serio de la NFL.
En 1944, un grupo de hombres de negocios encabezados por un periodista deportivo de nombre Arch Ward, fundó una nueva liga de futbol americano profesional, a la que llamaron All American Football Conference, conocida por sus siglas también, AAFC. Los principales promotores de la liga fueron Arch Ward, un activo periodista deportivo del Chicago Tribune, al que se le apoda el Cecil B. De Mille de los deportes. Cecil B. De MIlle fue uno de los primeros directores de cine de Hollywood en crear enormes y costosas superproducciones, así Ward, es mencionado como el responsable, además de la nueva liga profesional de futbol americano, del juego de estrellas del béisbol profesional, de la NBA y de acuerdo a alguno de sus biógrafos Ward fue el más poderoso periodista deportivo de todos los tiempos en Estados Unidos. Ward vivía en la misma ciudad que habitaba George Halas, el mañoso y artero dueño de los Osos de Chicago, que durante años intentó borrar a Ralph Hay de la historia de la NFL y del futbol americano profesional.
Junto con Ward se encontraban personalidades y empresarios, empezando por Don Topping que era dueños de los Tigres de Brooklyn que jugaban en la NFL, la viuda de Lou Gehrig, o el actor Don Ameche. En un principio la Liga pretendía mantener una cierta simpatía con la NFL, buscando en un futuro cuando la liga estuviera establecida buscar un juego de campeonato entre las dos ligas, más de una década después lograría la cuarta AFL y conocemos como Superbowl, por lo que entre las reglas que se impusieron desde las primeras juntas de aspirantes a dueños de equipos de la AAFC se acordó prohibir contratar a jugadores o entrenadores que estuvieran contratados por la NFL. También se acordó que ningún muchacho que no hubiera cumplido su elegibilidad en las universidades podía ser contratado. Pero los dueños de la AAFC se llevaron una sorpresa cuando el entonces comisionado de la NFL, Elmer Layden, contestó: Vamos a esperar a que consigan un balón, diseñen un rol de juegos y jueguen su primer encuentro y después hablamos.
Curiosamente Layden había sido recomendado por Ward, cuando el periodista rechazó el puesto en 1941.
Por su parte George Preston Marshall dueño de los Pieles Rojas de Washington declaró que el peor equipo de la NFL podía vencer fácilmente al mejor de la AAFC y al conocer que la liga rival se proponía tener un equipo en Baltimore, zona de influencia de los Pieles Rojas, fue otro de los fieros opositores a la AAFC.
Don Topping decidió abandonar la NFL ante la negativa y el bloqueo por parte de Tim Mara, dueños de los Gigantes, para que los Tigres se mudaran al estadio de los Yankees de Nueva York, lo que Mara consideraba iba en detrimento de la taquilla de los Gigantes y una vez más como lo había hecho años antes con el surgimiento de la primera AFL invocó su derecho de piso en Nueva York. Pero la AAFC tenía todavía sorpresas para la NFL, gracias a los vuelos intercontinentales en Estados Unidos, tras el fin de la II Guerra mundial, la liga creó equipos en la costa oeste de Estados Unidos, cosa que, aunque en papel, ya había hecho la NFL, algunas veces los equipos californianos tenían calendarios itinerantes en el centro y este de aquel país, sin juegos en casa o tenían su base real en ciudades como Chicago. La AAFC, tenía dos equipos en California; los Dons de Los Angeles y los 49ers de San Francisco. Paul Brown el legendario entrenador de Ohio State y del equipo de los Grandes Lagos de la marina norteamericana también se unió a la Liga con el equipo de Cleveland, que en su honor llevó el nombre del entrenador.
La primera temporada de la AAFC inició el 6 septiembre de 1946, en su juego inaugural entre los Browns de Cleveland y los Halcones Marinos de Miami se registró la mayor asistencia de público a un partido de futbol americano profesional hasta ese momento, para sorpresa de la NFL que comenzó a preocuparse por la nueva liga.
Los equipos que conformaban la AAFC fueron Los Browns de Cleveland, Los Dons de Los Ángeles, Los Halcones Marinos de Miami, los 49ers de San Francisco, Los Dodgers de Brooklyn, Los Yankees de Nueva York, Los Bisontes de Buffalo y los Rockets de Chicago. Los campeones de 1946 fueron los Browns de Cleveland que derrotaron a los Yankees de Nueva York.
Para la temporada 1947, desapareció el equipo de Miami y fue reemplazado por los Potros de Baltimore, mientras que los Bisontes cambiaron su nombre por el de Bills. A pesar de que parecía que la AAFC estaba creciendo, la verdad es que la liga había alcanzado la cúspide y pronto comenzaría su declive. En esa segunda temporada los Rockets de Chicago experimentaron grandes problemas económicos al no poder competir en la ciudad con los Osos, ni con los Cardenales. En la final de la liga se enfrentaron de nuevo los Yankees de Nueva York y los Brown de Cleveland que ganaron el campeonato por segundo año consecutivo.
En 1948, por tercer año, los Brown de Cleveland se convirtieron en campeones por tercera ocasión esta vez jugando en contra de los Bills de Buffalo y en 1949 con muchos problemas financieros la liga inició la que sería su temporada final. Los Rockets fueron sustituidos por otro equipo en Chicago, llamado los Hornets. Los Dodgers y Yankees se unieron en una sola franquicia. En lugar de dos divisiones la liga jugó en una sola división.
Los Brown resultaron campeones una vez más esta vez ganando el encuentro final a los 49ers de San Francisco: La liga fue tomada por la NFL que admitió a tres nuevas franquicias para la liga los Potros de Baltimore, los 49ers de San Francisco y a los invencibles Browns de Cleveland. Jugadores y entrenadores de la AAFC que eran codiciados por la NFL fueron contratados.
Una vez más la liga rival fue disuelta y la NFL surgió casi victoriosa del asunto.  Los Browns que habían ganado los cuatro campeonatos de la AAFC eran vistos con cierto desprecio por los equipos, dueños y entrenadores de la NFL, quienes siempre creyeron en la superioridad de los equipos de la vieja liga, sin embargo, los Browns ganaron el campeonato de la NFL en 1950 y se convirtieron en uno de los equipos emblemáticos de esa década dentro de la NFL. Además de 1950, ganaron los campeonatos de 1954 y 1955. Paul Brown fue entrenador de los Browns hasta 1962. A pesar de haber ganado la batalla, la NFL siempre tuvo menor número de aficionados que la AAFC.
Pasó una década antes de que la NFL volviera a enfrentar a una liga rival.

publicada en noviembre de 2016 en DeLaPizarraALaCancha
imagen: wikipedia.org