domingo, 7 de mayo de 2017

Las ligas que quisieron acabar con la NFL. (V)



¿Has oído hablar de la XFL, una liga que jugó  y fracasó en 2001 y cuya marca existe todavía con lo que algún día podría volverlo a intentar?

Armando Enríquez Vázquez.

El más reciente intento por crear una liga de futbol americano que compitiera con la NFL, sucedió en 2001 cuando surgió la XFL. Una alianza entre dos poderosas empresas; la WWF, la Federación Mundial de Lucha, hoy conocida como WWE y la cadena de televisión NBC. Las necesidades de ambas empresas por crear una liga exitosa y lucrativa los llevaron a intentar una vez más derrotar a la NFL, o por lo menos a competir con ella. NBC había perdido en 1998 la transmisión de los juegos de la Conferencia Americana de la NFL, por su parte Vince McMahon dueño de la Federación Mundial de Lucha, había intentado en un principio comprar la Liga Canadiense de Futbol Americano, pero el gobierno de aquel país le bloqueo la compra de la Liga, por considerarla patrimonio de los canadienses.
De la misma manera que la USFL, la WFL pretendió establecer su calendario fuera de la temporada de la NFL. A diferencia de la USFL, la WFL sólo pudo completar una temporada antes de desaparecer en el olvido. Y también a diferencia de la USFL, fueron más los que se tomaron a broma a la XFL, que los que lo hicieron en serio. La relación de McMahon con las luchas hacía dudosa la legitimidad de la liga y de su forma de jugar.
La XFL contó con sólo 8 equipos, organizados en dos conferencias; Este y Oeste. La primera tenía un equipo de Nueva York / Nueva Jersey, Chicago, Orlando y Birmingham. Mientras que la del Oeste tenía equipos en San Francisco, Las Vegas, Los Ángeles y Memphis.
La XFL, no utilizaba la X como sinónimo de una liga de futbol extrema, sino como una liga extra divertida, eso dicen hoy en día sus fundadores, incluso la liga petulantemente utilizo el slogan: futbol de verdad.
La liga incluía reglas como la eliminación de la patada de punto extra, este se lograba con una jugada desde la yarda dos, pero además durante los playoffs los equipos podían escoger una distancia mayor a la zona de anotación y de esta manera lograr una conversión de dos y hasta tres puntos extras. Otra regla, era que no existían las recepciones libres de patada, lo que obviamente era un verdadero riesgo para el jugador encargado de regresar el ovoide, por lo que la misma liga estableció una zona de cinco yardas de diámetros a la que llamó Halo, que protegía al jugador hasta que hiciera la recepción. Tampoco existían restricciones para que el defensivo hiciera contacto con el receptor antes de que el balón fuera lanzado, ni volado al inició del juego para ver cual equipo recibía la patada de despeje y así definir al equipo responsable de la primera ofensiva del juego. En su lugar el balón era puesto a medio campo y dos jugadores, uno de cada equipo, tenían que luchar por él. Busco también que los estadios tuvieran pasto natural y no artificial. Lo que llevó a una de las situaciones absurdas de esta liga, en el primer encuentro en la casa del equipo de Orlando, el Florida Citrus Bowl Stadium, al momento de llevar a cabo esta especie de volado humano, el jugador de Orlando Hassan Shamsid-Deen, resultó con el hombro separado e inhabilitado durante toda la temporada.  
Las expectativas creadas por la liga se vieron reflejadas en los ratings del primer encuentro efectuado el 3 de febrero de 2001. Entre los equipos de Nueva York / New Jersey y Las Vegas. El ganador fue el equipo de Las Vegas por marcador de 19 – 0. Los ratings de televisión fueron muy buenos y la presencia de espectadores en el estadio también. De hecho, la XFL tuvo mejores números de asistentes a los estadios a lo largo de su única temporada que la NFL, sus raitings televisivos por el contrario se fueron a pique a lo largo de la temporada y esta fue una de las razones del fracaso de la Liga,
El juego de campeonato, también llamado El Juego del Millón de Dólares, lo estelarizaron los equipos de Los Ángeles y San Francisco, ganando el equipo de Los Ángeles por marcador de 38 a 6. El quarterback ganador Tommy Maddox, fue contratado por los Acereros de Pittsburgh, cuando la XFL desapareció. Como en el caso de muchas de las ligas que la precedieron, esa primera temporada no fue ningún éxito para los creadores y con enormes pérdidas NBC y WWF decidieron dar por terminada su aventura.
Entre las innovaciones que dejó la XFL, en materia de cobertura de un encuentro de futbol americano, quedó el uso de la Skycam, o el uso de micrófonos en los entrenadores y jugadores.  
La marca XFL aún existe y pertenece a la WWE, así que algún día la liga podría intentar regresar.