martes, 30 de mayo de 2017

Reyn Guyer el padre de Twister y de Nerf.




Este inventor, creador y empresario nacido en Minnesota ha incursionado en diferentes campos del quehacer humano y muchas de sus ideas han estado en tus manos.
Armando Enríquez Vázquez
Millones de seres humanos alrededor del mundo han jugado con las ideas que surgieron de la cabeza de un hombre que muy pocos conocen: Reyn Guyer.
Reyn Guyer nació en Saint Paul, Minnesota en 1935 y desde su juventud se sumó a la empresa familiar de diseño de promoción de POP y BTL. Inmerso en ese mundo, en 1967 la empresa llamada Reynolds Guyer Agency of Design de la que ya era copropietario, recibió el encargo de un cliente dedicado a la cera para bolear calzado. Sentado en su oficina Guyer trabajaba en una idea que le fuera redituable a su empresa, por lo que diseñó un tablero con cuadros negros, cuya finalidad era el ser incluido en la compra de la cera para zapatos, para probar la efectividad de su idea Guyer, creó el tablero y lo probó con los empleados de la agencia, descubriendo que la idea tenía un potencial mucho mayor al ser sólo un premium de la venta de Johnson. Esto de acuerdo al texto que el mismo Guyer escribió en su sitio de Internet, en ese mismo texto describe como llegaron a sus oficinas Charles F. Foley, un cliente de Guyer quien al ver lo entusiasmado de los empleados con el juego pidió permiso a Guyer para jugarlo y tras de ver lo divertido que era, le propuso a Guyer contratarlo a él y otro amigo llamado Neil Rabens para diseñar y poner los puntos finales del juego.
El primer nombre que Guyer dio al juego fue King’s Footsie,  con la llegada de Foley y Rabens se buscaron nuevos nombres para el juego terminando en el nombre de Pretzel, por dar la idea de hacerse nudo. Pero no sólo el nombre iba evolucionando, también el diseño del juego. Los cuadros negro y blanco habían pasado a ser círculos de cuatro colores; rojo, azul, amarillo y verde organizados, primero, de manera aleatoria y después de en filas y por color. También el juego dejó de ser solo para usar los pies de los jugadores, si no que incluiría las manos de acuerdo con una idea propuesta por Rabens. Incluso surgió el slogan. Pretzel, el juego que te hará nudos.



Al presentarlo a la empresa Milton Bradley surgieron dos problemas, el primero fue el nombre. Pretzel al parecer ya estaba siendo usado por un juguete para perros. Milton Bradley decidió poner el nombre de Twister, pero Guyer se opuso pues el nombre le recordaba los tornados que afectan a las enormes planicies del centro y centro norte, llamado Midwest, de Estados Unidos donde se encuentra, entre otros estados, Minnesota. Aun con las protestas de Guyer el nombre se quedó. Pero había un problema más preocupante. Algunas de las grandes cadenas de almacenas, empezando por Sears, se negaron a vender el juego pues veían en él una forma de vender sexo en una caja. La proximidad de un cuerpo de hombre al de una mujer, aunque fueran vestidos, aun ponía muy nerviosos no solo a los conservadores ciudadanos de Estados Unidos, si no a los comercializadores. La idea de Milton Bradley para cambiar esta percepción de promocionar el degenere sexual, fue presentar el juego en uno de los más populares programas del Primetime de la televisión estadounidense. El 3 de mayo de 1966, Johnny Carson el favorito de los talkshows nocturnos presentó el Twister en su programa y para hacer la presentación del juego a los consumidores norteamericanos aún más llamativo, lo jugo con su invitada Eva Gabor, una voluptuosa actriz. Al día siguiente, el interés por el juego fue tal, que Sears dejo a un lado sus prejuicios, por honrar al dios del dinero y la avaricia pornográfica de su dueño. Más de un millón de tableros se vendieron a lo largo del primer año.
Guyer no es mencionado en la patente del juego que sacaron Foley y Rabens. Quien después de la venta inicial a Milton Bradley no volvió a ver regalías del juego. Sobra decir que Foley Rabens abandonaron la empresa de Reyn Guyer y fundaron una propia de diseño de juguetes a la que no le fue tan bien como a Guyer.



En 1968, Reyn Guyer decidió crear una nueva empresa a la que llamó Winsor Concepts. Durante los primeros meses comenzó con un nuevo equipo a diseñar nuevos juegos. Entre los juegos que diseñó se encontraba uno para niños, que al igual que el Twister, utilizaba a los jugadores como piezas y que trataba sobre hombres de la prehistoria, el juego tenía unas piedras donde los jugadores ocultaban objetos valiosos y otras de hule espuma para aventarle a aquellos que intentaran robarse el contenido de las primeras. Al final de la reunión donde se decidió desechar la idea, el equipo comenzó a aventarse las piedras de hule espuma unos a otros, lo que termino siendo además de una experiencia catártica por el fracaso de la idea, una revelación acerca de un nuevo juguete. Las piedras no habían lastimado a nadie, no habían roto ninguna lampara u otro objeto de la oficina y los hombres se habían divertido de lo lindo. Acababan de descubrir la primera pelota para jugar adentro de una casa sin problemas.
Guyer y su equipo desarrollo la idea y la llamó Falsie Ball, Winsor Concepts, creó toda una línea de prototipos de pelotas de diferente tamaño. Con el éxito que Milton Bradley había hecho de Twister, Reyn llevó el juguete a la firma juguetera, que rechazó el producto argumentando que no quería meterse en la producción de juguetes más allá de juegos de mesa y rompecabezas. Entonces Reyn Guyer acudió a Parker Brothers con la idea, la empresa compró sólo el tamaño más pequeño de bola y comenzó a comercializarla, pero con el nombre de NERF.
El nombre al parecer provino de los protectores de las barras de los Jeep, hechos con el mismo material que la pelota, a los que llamaban NERF Bars. Otros dicen que NERF son las siglas de Non Expanding Recreational Foam, haciendo referencia a las características físicas del material utilizado en la manufactura de los productos. Una vez más el producto ideado por Guyer fue un éxito. En 1972 el balón NERF de futbol americano salió a la venta y se convirtió en otro clásico. El mismo proceso de manufactura del Balón hacía que el exterior tuviera una diferente consistencia que el interior, lo que funcionó para darle también una calidad más cercana a un verdadero ovoide. NERF ha utilizado para anunciar sus diferentes modelos de balones de futbol americano a quartebacks como John Elway y Payton Manning. Siguió, la canasta de basquetbol con su bola que se utilizaba como desestresante en las oficinas.  
Después en 1989, apareció la primera pistola con dardos NERF. A pesar de las cantidades dardos y de disparos que se han hecho con ellos, jamás se ha herido, ni lastimado a nadie.
En 2016 Reyn Guyer publicó el libro Right Brain Red. Guyer sigue diseñando juegos, da conferencias y promueve la educación musical.


publicado en thepoint.com.mx el 22 de mayo de 2017
imagenes: reynguyer.com