lunes, 3 de julio de 2017

Ángela Ruiz Robles la española que se adelantó al e-book.



La visión y creatividad de esta maestra, la llevaron a patentar en 1949, lo que muchos consideran el predecesor del libro electrónico, aunque el invento jamás se comercializó.
Armando Enríquez Vázquez

Fue en el campo de la docencia donde las mujeres de muchas partes del mundo encontraron el bastión para comenzar a desarrollarse y lograr su independencia, en las sociedades machistas que no estaban dispuestas a reconocer la individualidad y valía de las mujeres. Muchas de estas mujeres además fueron la punta de lanza para demostrar el talento, la creatividad y el ánimo por innovar y mejorar la sociedad de muchas de ellas.
Este es el caso de una maestra casi rural en una España analfabeta y retrasada víctima de los prejuicios de aquellos que impusieron la brutalidad con la derrota de los republicanos y de su talento que sin duda cincuenta años más tarde la hubieran convertido en una de las grandes innovadoras de la educación y de la sociedad.
En el pequeño pueblo de Villamanín en la provincia de León, al norte de España, nació el 28 de marzo de 1895, Ángela Ruiz Robles. Estudió en la escuela de Magisterio de León y ahí mismo impartió sus primeras clases entre 1915 y 1917. En 1917, fue nombrada maestra y directora de la escuela de un pueblo llamado La Pola de Gordón. Ya entonces Ángela estaba innovando en la taquigrafía y tratando de perfeccionarla, Ángela comenzó con esto en 1916 cuando contaba con 21 años de edad, el sistema lo fue perfeccionando a lo largo de las siguientes décadas.
En 1918, fue nombrada maestra en un pequeño poblado llamado Santa Uxia de Mandiá en la provincia de La Coruña. Diez años permaneció en la comunidad donde se ganó el afecto y reconocimiento de la comunidad, ya que en sus tardes libres Ángela impartía lecciones de lectura a los adultos analfabetas del pueblo. Tan querida fue Ángela que el pueblo le organizó un reconocimiento público por sus indiscutibles méritos, aunque para algunos portales la solidaridad y compromiso de Ángela Ruiz, es comparable con los llamados de atención que le hizo el alcalde del lugar por montar a caballo como hombre y no de lado como lo hacían las damas.
En 1928, Ángela Ruiz se mudó al pueblo de Ferrol donde había obtenido el puesto de maestra. Su compromiso social es muy importante y en 1934 fungía como gerente y maestra de la escuela Nacional de Niñas en el Hospicio de Ferrol, desde ese puesto intentaba integrar a las niñas abandonadas a través de una educación primaria, musical y enseñarles música. Se sabe que enviudó muy joven, que en 1934 se le abrió un expediente de “depuración” por aportar 50 centavos a la causa de las familias de maestros presos por la Guerra Civil Española. No está muy claro su involucramiento con la causa republicana, pero sí está claro que para la derecha española Ángela Ruiz Robles era sospechosa.
Tras una investigación que le impuso de inició una suspensión de su trabajo y de su sueldo, el expediente de Ángela fue desechado en 1941. Ángela continuó en el frente que más le interesaba; la educación de los niños españoles.
Escribió diferentes libros sobre ortografía y taquigrafía, pero su mayor invento lo patentó en 1949. Se trata de un libro al que muchos ven como un antecedente al libro electrónico, y que surgió de la idea sencilla de aligerar la carga en la mochila de los niños, que cargaba diversos y pesados libros para los pequeños de primaria.
La Enciclopedia Mecánica, qué es el nombre del invento de la profesora, consiste en un portafolio libro que del lado derecho está equipado con una serie de carretes intercambiables con todas las materias imaginadas, y del lado izquierdo se podían construir frases y palabras. Tenía una pantalla de plexiglás con aumento y que se llegaba a iluminaba de ser necesario, y la primera versión de enlazar la lectura con otro, siendo un precursor mecánico lo que llamamos hoy un hipertexto.      Además, tenía una placa de plástico donde el estudiante podía poner una hoja de papel y escribir, en sus versiones posteriores incluía un mecanismo para reproducir sonidos. El mecanismo quedó descrito en su patente como: “un procedimiento mecánico, eléctrico y a presión de aire para la lectura de libros”, cuyo objetivo era “innovar la enseñanza para que sea más intuitiva y amena, conseguir el máximo de conocimientos con un mínimo esfuerzo y adaptar el libro al progreso tecnológico”. Como queda claro Ángela Ruiz era enemiga de ese sistema educativo que aún persiste de la memorización antes que el entendimiento.
Ángela Ruiz Robles se aseguró a lo largo de su vida de conservar la patente de su invento y la construcción de un prototipo de la Enciclopedia Mecánica se llevó a cabo finalmente en 1962, en los talleres del Parque de Artillería de Ferrol. El prototipo final tenía cambios y adaptaciones del original, simplificándolo para poder construirlo. A pesar de las simplificaciones, la Enciclopedia Mecánica jamás llegó a producirse de manera comercial por el alto costo. El prototipo que medía 22 centímetros por 24 centímetros se construyó con metal.  Esto no desalentó a la maestra española que a lo largo de su vida escribió 16 libros algunos de ellos tan notables como su Atlas Científico Gramatical, incluso dice la leyenda urbana que cuando un grupo editorial norteamericano se interesó en el invento, Ruiz Robles rechazó la oferta porque La enciclopedia estaba hecha para ser fabricada por españoles.
Con el Atlas Gramatical Científico, Ángela Ruiz Robles, realizó un compendio de la sintaxis y la morfología del español a lo largo y ancho de la península ibérica, así como diferentes tipos de datos culturales, políticos y hasta gastronómicos. También patentó un sistema de taquigrafía. Conocedora de las teorías de sus días en materia de psicología y educación, lectora de Piaget y el ruso Lev Vygotski Ruiz Robles era una entusiasta de una educación en la que el educado fuera creador de su forma de pensar y no sólo un perico que repitiera la lección. Cómo muchos de hombres y mujeres de vanguardia Ángela Ruiz Robles hablaba y escribía en esa lengua universal y artificial llamada esperanto.
Recibió diferentes medallas y distinciones a lo largo de su vida, entre las que cabe la pena mencionar La Cruz de Alfonso X El Sabio en 1947, una medalla de oro y diploma en la Primera Exposición de Inventores Españoles en 1952. En 1958 ganó la medalla de bronce por novedades pedagógicas en una Exposición Bruselas.
Ángela Ruiz Robles murió el 27 de octubre de 1975 en Ferrol a los ochenta años de edad. El prototipo de La Enciclopedia Mecánica se conserva en el Museo Nacional de Ciencia y Tecnología de La Coruña. El 28 de marzo de 2016 para celebrar el 121 aniversario de su nacimiento Google publicó un doodle en su honor.

publicado en mamaejecutiva.org el 26 de junio de 2017
imagen: europress.es