lunes, 17 de julio de 2017

98 años en el aire.



Entre las aerolíneas que aún cruzan los cielos del planeta la más antigua no es norteamericana. Es la línea aérea real de Holanda.
Armando Enríquez Vázquez
En 1919 se llevó a cabo en Ámsterdam una exhibición de aeronáutica, el encargado de esta exhibición era un joven piloto holandés de nombre Albert Plesman.
Plesman nació el 7 de septiembre de 1889 en La Haya. Se convirtió en miembro de la fuerza aérea holandesa en 1915. Holanda permaneció como un país neutral durante la I Guerra Mundial, Plesman aprovechó esos años para organizar y preparar la primera gran exhibición de aeronáutica en Ámsterdam.
Mientras en Alemania un fabricante de aeronaves y piloto llamado Anthony Fokker, tenía que salir del país perdedor de la guerra. Fokker fue uno de los primeros pilotos aviadores en Holanda. Nació en Kedrit parte de la colonia holandesa en Indonesia el 6 de abril de 1890. Fokker, además de piloto era un hombre interesado en la mecánica y en la construcción y diseño de aviones, uno de los aviones más famosos del ejército alemán durante la I Guerra Mundial fue diseñado y producido por Fokker, quien en 1910 viajó a Alemania para estudiar y especializarse en mecánica automotriz y dos años después se había establecido en las cercanías de Berlín donde fundó su empresa de aeroplanos. Su modelo de avión de guerra fue un éxito debido a la perfecta sincronización que existía entre las balas de las ametralladoras y las hélices del avión. Durante esos años diseño aviones de una sola ala, biplanos y aviones de tres alas.
La gran exhibición de aviación en Ámsterdam fue un éxito absoluto, y la figura de Albert Plesman salió a tal grado favorecida que fue nombrado como director de las Aerolíneas Reales Holandesas y sus colonias (Koninklijke Luchtvaart Maatschappij voor Nederland en Koloniën) que desde ese momento se conoce como KLM y que aun cuando aún no contaba con naves, ni vuelos contaba desde su nacimiento con el sello real otorgado por la reina Guillermina.
Al terminar la I Guerra Mundial y de acuerdo con el tratado de Versailles se le prohibió a Alemania el producir aviones, por lo que Fokker regresó a Holanda y compró la mayoría de los hangares donde se había llevado la exhibición organizada por Plesman para producir sus aviones ahí.
El primer vuelo comercial de KLM se llevó a cabo el 17 de mayo de 1920, casi siete meses después de su fundación. Jerry Shaw, el primer piloto de KLM, voló en un avión rentado de Londres al aeropuerto de Schipol. Los pasajeros eran dos periodistas ingleses y la carga periódicos.
Los primeros aviones que compró KLM fueron creados y diseñados por Anthony Fokker, creando así una aerolínea totalmente holandesa.



En 1924 se KLM realizó su primer vuelo intercontinental entre Ámsterdam y la antigua colonia holandesa de Yakarta, en 1934 KLM hizo un vuelo de Ámsterdam a Curazao, logrande de esta manera su primer vuelo transatlántico.  Durante la II Guerra Mundial KLM dejo de volar, de la misma manera que hicieron la mayoría de las aerolíneas comerciales europeas. En 1945, terminada la guerra, KLM volvió a programar vuelos comerciales, primero solo dentro de las fronteras holandesas.
El primer logo de KLM fue diseñado por el arquitecto holandés Dirk Roosenburg en 1919. Este primer logo mostraba un escudo alado con las letras K L M entrelazadas y una corona sobre el escudo denotando el sello real sobre la marca y fue utilizado por la aerolínea hasta 1924. Lo primero que cambio del logo fueron las letras de las siglas que a partir de 1924 aparecieron separadas lo que daba mayor legibilidad a las mismas, sobre todo porque el logo comenzó a ponerse en la cola de todos los aviones de la compañía. Posteriormente el logo fue rediseñado en diferentes ocasiones conservando el escudo alado hasta la década de los cincuenta, después de eso la corona cambio bajo el diseño del alemán F. H. K. Henrion quien se encargó de hacer un diseño minimalista de la corona con una línea horizontal, cuatro círculos y una cruz las letras que es como se conoce aún la imagen corporativa de la aerolínea.
Plesman se convirtió en el líder indiscutible que llevó a la empresa a ser una de las aerolíneas más importantes y después de la II Guerra Mundial Plesman impulso a la compañía a a nivel internacional.
Albert Plesman murió el 31 de diciembre de 1931 en la Haya. Fokker emigró a Estados Unidos a mediados de la década de los años 20, en ese país continuó con su diseño y manufactura de aviones. Fokker murió el 23 de diciembre de 1939 en Nueva York.

KLM cuenta con una moderna flota, miles de empleados y una alianza estratégica con Air France, KLM es la aerolínea con más años en el aire entre aquellas que aún están activas en el mundo.

imagenes: blog.klm.com