sábado, 12 de agosto de 2017

El primer juego del Salón de la Fama.





La idea de celebrar a los nuevos miembros del Salón de la fama con un juego surgió en 1962, un año antes de la inauguración del Salón de la Fama.

Armando Enríquez Vázquez
 

Estamos acostumbrados a que la pre temporada de la NFL, y por extensión la sequía de seis meses del deporte favorito de muchos en México, da inicio con la patada de salida del juego que se efectúa anualmente después de la ceremonia de presentación de los nuevos miembros del Salón de la Fama en Canton Ohio. Ese día y ese juego no son parte de la temporada oficial, pero marcan la llegada del futbol americano, a partir de ese momento cuatro semanas de pretemporada separan a los fans de la NFL del primer juego de la temporada oficial.
No siempre fue así.
La idea de celebrar a los nuevos miembros del Salón de la fama con un juego surgió en 1962, un año antes de la inauguración del Salón de la Fama.
El primer encuentro se llevó a cabo, el 11 de agosto de 1962 entre dos equipos de la vieja NFL: Los Gigantes de Nueva York y los Cardenales de San Luis. El resultado por extraño que parezca fue un empate a 21 puntos. 14,000 personas llegaron al estadio ese día.
El juego se lleva a cabo en el estadio que hoy se llama Tom Benson del Salón de la Fama. El estadio originalmente tuvo el nombre de Estadio Fawcett y fue construido entre 1937 y 1939. El estadio ha sido casa de diferentes equipos preparatorianos del pueblo de Canton, la cuna de la NFL. En 2014, el estadio cambio de nombre debido a que Tom Benson dueño de los Santos de Nueva Orleans donó 10 millones de dólares para renovar el estadio.
De acuerdo con una nota de un diario local de Canton, aquel primer juego quedó inmortalizado en la dirección del Salón de la Fama del Futbol Americano Profesional; que lleva el número 2121 de George Halas Drive. Ese mismo medio llamado The Repository, le atribuye a uno de sus periodistas de nombre Chuck Such, la idea y la organización del primer juego del Salón de la Fama. Este hombre se dio a la tarea de hablar y convencer a los dueños de los Gigantes y de los Cardenales, Wellington Mara y Charles Bidwell respectivamente de llevar a cabo el juego para llamar la atención sobre la construcción y próxima inauguración del Salón de la Fama.
Desde 1962 el juego se ha realizado anualmente con excepción de los años 1966, 2011 y 2016. En 1966 la tardía calendarización de la pretemporada impidió acordar una fecha en Canton para llevar a cabo el juego. En el caso del 2011 el juego se suspendió debido a las condiciones laborales que imperaban en ese momento al interior de la NFL y la posibilidad de que existiera una huelga o se suspendiera la temporada. El comisionado Goodell decidió que no habría tiempo suficiente para que los equipo pudieran entrenar y prepararse para la fecha fijada para el juego. Mientas que en el 2016, la situación del campo de juego representaba un riesgo para los jugadores por lo que la NFL decidió cancelar el juego.

publicado en DeLaPizarraALaCancha
imagen Wikipedia.org