sábado, 12 de noviembre de 2016

El balón de futbol americano, también conocido como ovoide.




La forma del balón tiene su origen en las vejigas de los cerdos y las fundas de piel cosidas a mano que las envolvían.

Armando Enríquez Vázquez

A diferencia del futbol soccer y de muchos otros deportes que utilizan un balón o pelota redondo, el futbol americano, al igual que su pariente, el rugby, utiliza un balón oval, alargado, que es más fácil de ser acarreado entre los brazos que a patadas, y a la vez es aerodinámico, presentando una menor resistencia al viento y de esta manera le da una mayor facilidad para ser lanzado. La desventaja de este tipo de balón es su comportamiento errático por tierra, algo que podemos observar durante las patadas de despeje o los fumbles, lo que a la vez suma a la emoción del juego.
La forma del balón tiene su origen en las vejigas de los cerdos y las fundas de piel cosidas a mano que las envolvían, más que cualquiera de las razones anteriores. En un principio los balones tenían una forma cercana a una esfera, pero con ciertas alteraciones, como una ciruela, una pera o hasta un mango dependiendo de la vejiga utilizada.
Se cree que el primero en desarrollar centros de goma para los balones y de esta manera los volvió primero redondos y más tarde ovoides para el rugby fue Richard Lindon en Inglaterra alrededor de 1862. Lindon además creo y perfecciono una bomba para inyectar aire a los balones salvando la vida de las personas que se dedicaban a inflar las vejigas.
Hasta antes del invento de Lindon, los balones tenían que ser inflados a través de un popote de barro que se ponía en la vejiga y entonces se soplaba aire dentro de la víscera. Una misión que nadie quería enfrentar por razones obvias, además de ser peligrosa, pues en caso de estar infectada por alguna enfermedad, la vejiga, podía causar problemas de salud al inflador del balón, al llevar la infección a sus pulmones. Finalmente, la vejiga se amarraba de la misma manera que hoy lo hacemos con un globo.
Lindon llegó al balón como hoy lo conocemos de pura casualidad, de oficio zapatero, el taller de Lindon se encontraba frente a las puertas de la Universidad de Rugby.  Además de los zapatos, los chicos de la universidad empezaron a pedir a Lindon y a su esposa balones de para jugar.
La señora Lindon era la encargada de inflar las vejigas de cerdo, con el tiempo y tras inflar demasiadas vejigas infectadas, la señora Lindon, enfermó y murió. Debido a este trágico incidente Lindon comenzó a idear la manera de eliminar la vejiga de la ecuación y así llegó a la idea de crear un centro de hule que se podía inflar con una bomba manual de aire.
Lindon creó de esta manera el primer balón esférico para futbol soccer, pero también, bajo las exigencias de los estudiantes de Rugby, creó y perfeccionó el ovoide para el juego de rugby que más tarde sería adoptado por el futbol americano.
Richard Lindon nunca patentó ninguno de sus inventos: el centro de hule y la bomba para inflarlo. Murió en 1887.

publicado en DeLaPizarraALaCancha.com agosto 2016
imagen:wikiwand.com