domingo, 27 de noviembre de 2016

El nacimiento de la NFL



En 1920 en la sala de exhibiciones de una distribuidora de automóviles se fundó la que habría de llegar a ser una de las más exitosas ligas deportivas del mundo.

Armando Enríquez Vázquez

Hoy en día decir NFL es hablar del máximo espectáculo deportivo de los Estados Unidos y en muchas partes del mundo. Es hablar de uno de los modelos de negocio deportivo más exitosos en la historia deportiva del siglo XXI.
Los primeros equipos de futbol americano profesional surgieron alrededor de clubes atléticos en diferentes ciudades de Estados Unidos a finales del siglo XIX y principios del siglo XX. En un principio estaba mal visto pagar a jugadores por participar en los encuentros. El primer jugador profesional del que se tiene un registro fue William “Pudge” Heffelfinger en 1892. Quién jugó sus días de colegial para la universidad de Yale, que dirigía Walter Camp. Heffelfinger fue contratado por la Asociación Atlética Allegheny para jugar en contra de el Club Atlético de Pittsburgh por veinticinco dólares de gastos y un bono extra de quinientos dólares, veinte veces el monto de los gastos. Heffelfinger se convirtió de esta manera en el primer jugador profesional de la historia del futbol.  Un año después se convertiría en el entrenador de la Universidad de California en Berkeley.
El primer equipo que jugó una temporada con puros jugadores profesionales fue la Asociación Atlética de Latrobe. Que representaba a la ciudad de Latrobe en el estado de Pensilvania en la temporada de 1895. Y así lo hizo hasta 1908. En 1909 el club regresó a su estatus amateur y con el tiempo desapareció. Actualmente el campo de entrenamiento de los Acereros de Pittsburgh se encuentra en Latrobe.
El primer dueño de un equipo de futbol americano fue el empresario William Chase Temple quien, en 1898, aunque el año está en disputa y va desde 1898 hasta 1900, fecha reconocida por la NFL, se hizo cargo de la nómina de el Duquesne Country and Athletic Club. Un equipo con sede en la ciudad de Pittsburgh, Pensilvania. Temple era también directivo y socio en el equipo de beisbol los Piratas de Pittsburgh.
Aun a pesar del crecimiento y popularidad, durante las primeras dos décadas del siglo XX, el mundo del futbol americano estaba dominado por las universidades. Los juegos profesionales tenían público promedio de tres mil aficionados, mientras que los juegos universitarios tenían de más de cuarenta mil aficionados por juego, en promedio. Nadie veía un gran futuro al futbol americano profesional, o casi nadie.
El hombre detrás de la formación de la NFL fue un distribuidor de automóviles de la marca Hupmobile, en la pequeña localidad de Canton, Ohio. Ralph E. Hay en 1920, era dueño del mejor equipo profesional de futbol americano en Estados Unidos, al menos eso decían ellos; los Bulldogs de Canton, entre sus estrellas se encontraba un indígena norteamericano de nombre Jim Thorpe.
Ralph E. Hay nació en Canton Ohio en 1891. Tras terminar la preparatoria se dedicó a la venta y distribuciones de automóviles. Tras unos años como vendedor fundó una empresa y se dedicó a la distribución de carros Jordan Humpmobiles y Pierce Arrows, marcas que dejaron de existir hace mucho tiempo, convirtiéndose en uno de los vendedores de autos más exitosos en el estado de Ohio.
En parte como promoción de sus agencias y en parte por su amor al futbol americano, en 1918, Hay le compró a Jack Cusack el equipo de los Bulldogs de Canton y con el equipo a su estrella Jim Thorpe. Ese año los Bulldogs no jugaron por causa de la I Guerra Mundial.
En 1919 los Bulldogs regresaron a los emparrillados y tuvieron una temporada invicta con nueve ganados y un empatado, anotaron 195 puntos en nueve juegos y permitieron sólo 20 puntos. Una de las cosas que Hay aprendió durante esa temporada fue que el futbol americano profesional estaba totalmente desorganizado. Se necesitaba formar una liga profesional con reglas y equipos formales. Los Bulldogs se decían los campeones mundiales del futbol americano y sin embargo, nada respaldaba lo dicho. Hay convocó, entonces, la famosa reunión en una de sus agencias distribuidoras de autos. Esta se realizó la noche del 20 de agosto de 1920. Entre los puntos importantes a poner sobre la mesa se encontraban entre otros; mantener el control de los salarios de los jugadores, y evitar de esta manera el que los jugadores fueran de un equipo a otro o que se contratara jugadores colegiales para los juegos dominicales.
A la junta acudieron dueños de cuatro equipos en el estado de Ohio; Frank Neid y Art Ranney de la ciudad de Akron representando a los Profesionales de Akron, Jimmy O’Donnell, de los Indios de Cleveland y Carl Storck de los Triángulos de Daytona. Tras la junta en la que acordaron formar la Conferencia Americana de Futbol Profesional. El proyecto entusiasmo a otros equipos, que querían demostrar su poderío contra los Bulldogs, los dueños contactaron a Hay. Entonces Hay seleccionó a los que consideró más importantes y convocó a una segunda junta en septiembre de 1920 en una de sus agencias distribuidoras.
El 17 de septiembre de 1920 nació lo que hoy conocemos como la NFL. En un principio se decidió cambiar Conferencia por Asociación, naciendo así la Asociación Americana de Futbol Profesional.  En lugar de los cuatro equipos de Ohio la Asociación quedó formada por 14 equipos de cinco estados; Los Bulldogs de Canton, los Triángulos de Daytona, Los Panhandles de Columbus, los Tigres de Cleveland y los profesionales de Akron todos de Ohio, los Staleys de Decatur y los Cardenales de Racine de Illinois, ambas franquicias existen aún hoy, los Staleys se convirtieron en los Osos de Chicago y los Cardenales emigraron de la calle Racine, en Chicago, a la soleada Arizona. También de Illinois estaban los Independientes de Rock Island y los Tigres de Chicago. El estado de Indiana estaba representado por los Voladores de Muncie y los profesionales de Hammond, de Michigan los Heraldos de Detroit, y por último dos equipos Nueva York los Jeffersons de Rochester y los All American de Buffalo.
En la junta se eligieron a los directivos de la Liga, al frente quedó el destacado atleta Jim Thorpe, que en esas fechas tenía 33 años de edad y era ya una leyenda. Thorpe se dice fue el mejor jugador de sus tiempos, en el mejor equipo de su tiempo: los Bulldogs de Canton. pero Thorpe no tenía ni experiencia, ni conocimientos administrativos, era solo una figura famosa a la cabeza de la nueva asociación.
La APFA formó un comité de reclutamiento de nuevos jugadores. Se creó una lista de jugadores por equipo para evitar que estos cambiaran de equipo a media temporada. Todos los equipos de la Liga se comprometieron a usar papelería con las siglas de la Asociación, se acordó dar un trofeo al ganador de la temporada y se estableció una cuota de cien dólares por equipo, de esta manera la Liga quedó formada.
A pesar de este último acuerdo la primera temporada de la Liga tuvo un triple empate en el campeonato, entre los All Americans de Buffalo, los Staleys de Decatur y los Profesionales de Akron. En una junta y fuera de los emparrillados se decidió dar el trofeo al equipo de Akron. Durante la primera temporada se permitió a los equipos de la APFA enfrentarse a equipos que no fueran miembros de la Asociación.
Ese primer año fue un fracaso económico para la liga y las aspiraciones del futbol americano profesional, la mayoría de los equipos terminaron con números rojos. Curiosamente al final de la temporada Walter Camp en una entrevista reconoció la importancia del futbol americano profesional y de los esfuerzos de la, entonces, APFA:
“Estoy convencido. He estudiado el deporte profesional y estoy convencido de que ha llegado para quedarse.  No existe ninguna razón para que falle, a menos de que las grandes estrellas del futbol colegial decidan abandonar el juego tan pronto como terminen sus estudios y no veo por qué habrían de hacer eso si están en plenitud de sus facultades como deportistas.”
George Halas dueño de los Staleys, creía exactamente lo mismo y era en ese punto donde el veía el futuro de la APFA. Una vez terminada la temporada los dueños decidieron reunirse de nuevo y nombrar a un nuevo presidente para la Asociación. El nombre de Joe F. Carr, dueño de los Panhandles de Columbus, fue puesto sobre la mesa, tras una arenga que el mismo Carr pronunció a los otros dueños, por lo que fue elegido Presidente de la APFA, puesto con el tiempo cambió de nombre por el de Comisionado y que Carr desempeñó hasta su muerte en 1939.
En 1921, cuatro nuevas franquicias se unieron a la liga, cinco si contamos a los Green Bay Packers que fueron dados de baja de la asociación ese mismo año, por Carr por violar las reglas utilizando a jugadores colegiales con pseudónimos. Y en 1922 otras cuatro, incluyendo a los Green Bay Packers, que esta vez se quedarían ya para siempre.
En 1922, la Asociación decidió cambiar de Nombre por el la Liga Nacional de Futbol. La NFL.


publicado en agosto 2016 en DeLaPizarraALaCancha.com.mx
imagen NFL.com