miércoles, 2 de noviembre de 2016

El horroroso y aterrador caso de ChivasTV



Si Chivas tiene su propia plataforma y cobra a los usuarios y vende publicidad hay una enorme tajada del pastel que está perdiendo Televisa. Por eso el interés por desprestigiarla.

Armando Enríquez Vázquez

¿Quién no haya tenido errores en una transmisión en vivo que lance la primera piedra?
Los que hemos hecho televisión sabemos que una producción en vivo está llena de imprevistos. Que la televisión en vivo tiene riesgos de involuntarios errores humanos y/o técnicos. Es más, quienes hemos sido parte del nacimiento de nuevos canales, sabemos y conocemos que lo que pasó a Chivas TV es el pan de todos los días y hasta pecata minuta, en una nueva señal. Incluso hay que recordar todos los errores cometidos por Televisa a pesar de sus décadas de experiencia cuando relanzaron el canal 4 y crearon ForoTV. No es pretexto, ni justificación, pero desgraciadamente sucede. Es cierto la gente de Jorge Vergara tuvo que haber sido mucho más cuidadosa en el lanzamiento de su canal, porque era muy claro que las televisoras iban a estar al pendiente de la transmisión y se iban a ir a la yugular de Chivas TV y de su dueño a la primera falla, como sucedió. Desgraciadamente para Vergara no fue una y fueron muy notorias.
La reacción generada tanto en redes sociales, como en medios de comunicación sobre la primera transmisión de la plataforma del equipo de futbol Chivas de Guadalajara, sólo confirma el miedo de los medios y la forma rápida en la que pueden accionar con bots para manipular a todos aquellos que solo utilizan las redes sociales para quejarse. Nos mostró a un grupo de manipuladores y de envidiosos comienzan a ver sus carreras y empresas amenazadas. Cómo el jugoso negocio del futbol, propiedad de las televisoras abiertas, se ve amenazado a tal grado que el duopolio movió los hilos necesarios al interior del gobierno federal para que la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO) volteara a tratar de sancionar a la distribuidora de contenidos, con una rapidez y severidad que no ha tenido con otras plataformas de distribución de contenidos, como es el caso de Izzi, Sky, o Megacable, que por pertenecer a Televisa han hecho y desecho a su gusto sin problema alguno.
Agosto marcará un record en las pérdidas de Televisa y TV Azteca al no tener transmisión de los juegos de Río de Janeiro. De acuerdo con la revista Forbes, Televisa y Azteca perderán cuarenta y cinco millones de dólares por esta razón. La creación de Chivas TV, más allá del enfoque tecnológico, implica para las dos televisoras perder los partidos del equipo de futbol más popular del país, la perdida de telespectadores y por ende de anunciantes. Una vez más como en el caso de la reforma en materia de telecomunicaciones, Televisa intenta a como dé lugar de frenar y desprestigiar a la competencia.
El fallar o decepcionar las expectativas de un cliente tiene consecuencias claras y todos los sabemos. Un cliente defraudado es muy difícil que vuelva a comprar un bien o servicio. Chivas TV, nació con errores estratégicos y de voracidad económica por parte de Jorge Vergara. ¿Qué habría pasado si esas fallas de transmisión hubieran sucedido siendo el canal gratuito? Nada, absolutamente nada y Jorge Vergara tiene la capacidad económica para haber aguantado sin cobrar a sus aficionados la primera temporada, la primera mitad de la temporada. Pero esta vez le falló la estrategia mercadológica.
¿Por qué no está mal el hecho de que cobre y de que cobre lo que él quiera? Porque al final del día, y eso es lo que le duele a las televisoras, el futbol es un negocio que se norma por la ley de la oferta y la demanda. Si Chivas tiene su propia plataforma y cobra a los usuarios y vende publicidad hay una enorme tajada del pastel que está perdiendo Televisa. En los últimos años las televisoras abiertas perdieron ya a otros equipos como Pachuca y León, equipos que se fueron a la televisión de paga y a Internet a través de Clarosports. Están próximos a perder al Querétaro y a los Jaguares de Chiapas, cuyos juegos serán transmitidos por la cadena nacional de Olegario Vázquez Aldir, quien además es dueño del equipo queretano.
Uno de los mayores negocios de Televisa esta por dar un giro espectacular, en contra de quienes pensaron y ostentaron durante muchos años un monopolio de mediocridad y estupidez en contenidos. Una empresa ciega y prepotente que impuso a generaciones el futbol soccer, olvidando otros deportes que tenían y tienen público y tradición en el país como el béisbol, el futbol americano y el basquetbol, puede quedarse como el perro de las dos tortas.
Es claro que sea cual sea la decisión que tome PROFECO, a la larga Jorge Vergara y Chivas TV, seguirán adelante, porque en lo que está muy acertado Vergara, es que el futuro no está ya en las pantallas de la televisión sea está abierta o de paga. Los equipos de futbol y otros deportes, así como las mismas federaciones irán dándose cuenta que no se necesita al intermediario de la televisión para hacer de su equipo y de su deporte un negocio mucho más redituable a través de los celulares, tabletas y pantallas de las PC.
De hecho, Chivas TV ya publicó un comunicado anunciando cambios y asegurando a sus usuarios estar trabajando en la tecnología para brindarles una mejor experiencia. A final de cuentas nadie se quejó de la narración del juego a cargo de Emilio Fernando Alonso y Adán Vega Barajas, ni de la calidad de la dirección de cámaras, cosas que si se dan en otras distribuidoras de contenidos abiertas y de paga.

publicado en roastbrief.com.mx el 1ª de agosto de 2016