viernes, 1 de febrero de 2013

Mono en el espacio y agua en la Luna.

 
El gobierno de Irán anunció y mostró imágenes de un mono que mandaron ida y vuelta al espacio, mientras que la NASA presentó el robot con el que pretende extraer agua de nuestro satélite natural.

Armando Enríquez Vázquez
 
A pesar de la crisis mundial, de las guerras y la pobreza mundial, la carrera espacial parece más viva que nunca. Nuevos participantes; gobiernos y empresas privadas que se preparan para tratar de colonizar y explotar los cuerpos celestes más cercanos. El desarrollo de tecnología con la que hacer más costeable y lucrativos estos retos y mientras unos dan los primeros pasos otros buscan como permanecer a la vanguardia.
La República Islámica de Irán anunció el éxito del envió al espacio de un mono, como parte de su proyecto espacial que pretende poner un ser humano en órbita antes del 2020. El mono regresó con vida de su misión a diferencia de otro mono que fue enviado por el gobierno iraní el año pasado y del que no se volvió a saber nada. Se cree que esa misión fracasó. Dos tortugas, un ratón y algunos gusanos que fueron enviados en 2010 cuya suerte es también un misterio.
La cápsula llamada Pishgam, que se traduce como Pionero, se elevó a una altura de 120 kilómetros.
La noticia fue dada a conocer por la agencia de noticias iraní Press TV. El programa espacial Iraní inicio en 2004 y en 2009 la agencia espacial iraní lanzó con éxito su primer satélite, por lo que el programa espacial de la República Islámica de Irán parece ir avanzando de una rápida. Irán podría convertirse en la primera potencia en el espacio entre las naciones del Medio Oriente. Pero tanto los americanos como los israelíes, siempre han pensado que este programa espacial es sólo una fachada para que el gobierno de Teherán pueda desarrollar el tan temido programa nuclear de los países árabes, que los dos gobiernos nos vienen anunciado desde hace más de una década y que se parece ya al pastorcito que gritaba lobo.
Por su parte la NASA presentó al RASSOR. El nuevo prototipo de la agencia espacial norteamericana de robot cuya misión será sacar agua de las piedras en las superficies hostiles de la Luna y Marte por ejemplo, donde el programa espacial de los Estados Unidos planea poner bases permanentes habitadas por seres humanos. Este hecho plantea problemas como la alimentación y el agua. Pero RASSOR no sólo logrará extraer agua para los colonos, podrá además extraer combustible de los restos de las piedras y generar aire al recombinar los elementos del polvo sobrante. Con tal efecto se pretende que el RASSOR recolecte unos mil kilos de suelo lunar en un contenedor adjunto. Para poder proveer de la cantidad suficiente de agua, combustible y aire, RASSOR necesitará trabajar 16 horas diarias por cinco años de acuerdo con los cálculos de los expertos de la NASA.
Actualmente la primera versión del RASSOR pesa unos cincuenta kilogramos y mide setenta y cinco centímetros de altura cuando las garras con las que escarba se encuentran por encima del cuerpo del RASSOR o sea que el robot se encuentra en posición vertical.
RASSOR es un robot versátil, capaz de trepar por terrenos escarpados, superficies arenosas y aunque se encuentra en una etapa de desarrollo. La segunda versión se tiene planeada para el año que entra.


Publicado en blureport.com.mx el 30 de Enero de 2013
Imagen: abc.es