miércoles, 6 de febrero de 2013

Terroristas de aquí y allá


De las calles de Toronto a la planta de gas en Argelia. Aurora Dorada al Consejo de Europa. La lista Lagarde contra puesta a las medidas exigidas por el FMI a Grecia y Portugal. Israel negando los derechos palestinos que son los mismos que reclamaban hace 70 años. Todo parece terrorismo.

Armando  Enríquez  Vázquez

Una de las cosas más llamativas del secuestro de los extremistas musulmanes en Argelia, es que de acuerdo con los informes que en su momento dio a conocer el Presidente argelino al menos uno de los terroristas musulmanes encargado de coordinar el ataque, era un ciudadano canadiense. Se habla la posibilidad de que hayan sido dos canadienses y un francés.
De acuerdo a una nota publicada por el diario español El País, el servicio secreto canadiense cree que entre cincuenta y sesenta ciudadanos canadienses pueden haberse sumado a grupos yihadistas. Sabemos de casos de ciudadanos de los Estados Unidos que lo han hecho y se han entrenado en campamentos de Al Qaeda en Medio Oriente y África. De los intentos por establecer células terroristas en nuestro país. Las fronteras en América del Norte son enormes y siempre vulnerables. Siempre existirán ciudadanos de bajo perfil que aparecerán para sorpresa de todos listo para abanderar causas que a muchos parecerán indefendibles y radicales.
Otras veces no se necesita ser un ciudadano de bajo perfil, los actos que se llevan a cabo en las altas esferas de la política y la diplomacia son en sí actos con perfil terrorista. Desde hace meses, trato de entender porque alguien como Christine Lagarde, cabeza del FMI, puso a disposición de los medios griegos una lista de evasores fiscales, ¿era parte del plan que ha salido a la perfección para desestabilizar a Grecia? Pareciera que la respuesta es sí.
Y ni que pensar cuando los gobiernos griegos y húngaro presentan como sus diputados para el Consejo de Europa con sede en Estrasburgo, un organismo sin relación a la Unión Europea, fundado en 1949 y que se dedica a asuntos legales, derechos humanos, desarrollo democrático y cooperación cultural entre los 47 países que lo integran, a la esposa del fundador del partido neonazi Aurora Dorada y a un miembro del partido antisemita de Hungría.
Los otros diputados del Consejo, indignados, intentaron expulsar a la griega y al húngaro, pero el Comité de Procedimientos del Consejo de Europa terminó por aprobar las credenciales de ambos diputados. Haciendo una extraña aclaración de que la decisión de aceptar a los dos diputados no debía ser tomada como una aprobación de las ideas políticas de los nuevos diputados, mismas que el consejo ha denunciado los pasados 63 años (¿?). Lo que queda claro es que la ultraderecha gana espacios gracias a la siempre contradictoria democracia.
Ni que decir de Israel y su posición fascista frente a los palestinos.
El terrorismo tiene como objetivo matar y hacer que la gente viva con temor del otro. Hoy todos parecemos ser terroristas ante los ojos de los demás. Cuando lo políticamente correcto, permite darle voz y voto a todos nos olvidamos de aquella frase de Bioy Cazares que invita al soñador de utopías a recordar que lo que para uno es el paraíso para otros es una pesadilla.

Publicado en blureport.com.mx el 4 de Febrero de 2013
Imagen: thestudentworld.com