jueves, 31 de enero de 2013

Un triunfo Islandés y la responsabilidad de los banqueros



El Tribunal de la Asociación Europea de Libre Comercio ha fallado a favor de Islandia que no tendrá que pagar un Euro a los bancos ingleses y holandeses responsables de su bancarrota.
Armando Enríquez Vázquez
En una decisión sin precedentes el Tribunal de la Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA) ha dado un fallo que nos demuestra una vez más que el camino para sortear las crisis de los países no pasa necesariamente por las condiciones del FMI, ni por las de ninguna otra institución que se diga económica o financiera.
En el caso de la demanda de los bancos ingleses y holandeses en contra del gobierno islandés para obligarlo a pagar una indemnización a sus ahorradores, la instancia europea ha fallado a favor del gobierno islandés. Por lo tanto Islandia no deberá cubrir ninguna indemnización a los ahorradores extranjeros, curiosamente, a pesar de ello ya gran parte de los pagos mínimos que exigía la ley internacional en 2008 habían sido hechos por el gobierno de la isla del norte de Europa.
Lo cual tiene un significado solamente: En cuatro años Islandia ha recuperado su crecimiento económico y su fortaleza a pesar de los gritos de los organismos financieros mundiales que auguraban el desastre y el caos en Islandia.
Los ciudadanos islandeses obligaron, por medio de dos referéndums, a su gobierno a negarse a pagar a los bancos. Como responsables de la crisis eran los verdaderos culpables y no tenían derecho a ser beneficiados si la ciudadanía se veía en la peor crisis económica de la isla. Además de los bancos estaban otros cómplices; el gobierno de Geir Haarde y a su antecesor David Oddsson. Haarde fue expulsado del poder por la ciudadanía que no toleró ser el objeto de deudas y malos manejos de sus políticos y banqueros.
El actual presidente islandés Olafur Ragnar Grimson fue la piedrita en el arroz en Davos este año, primero al responsabilizar a la Unión Europea por las políticas de pesca que están poniendo en peligro de extinción a una gran cantidad de especies marinas. El presidente declaró; “El problema es Europa y paradójicamente los europeos se ven a sí mismos como los creadores de la reglamentación más brillante del mundo.”
Después declaró: “¿Por qué los bancos deben considerarse una especie de iglesias sagradas de la economía moderna?” Islandia ha demostrado que el camino del sufrimiento de los pueblos no es el único para salir de las recesiones como quisieran ver los usureros que controlan las instituciones financieras que pretenden regular y dominar al mundo. Claro que habrá los que digan que el tamaño de Islandia no se compara con Grecia, España, Irlanda, Portugal y mucho menos con los Estados Unidos, pero cada país tiene que encontrar su fórmula para castigar a los verdaderos culpables y no a sus ciudadanos. Podría añadir; Islandia no cuenta tampoco la cantidad de recursos que las naciones enumeradas.
Una de las cosas que es importante resaltar de la decisión del Tribunal de la Asociación Europea de Libre Comercio es que los banqueros son por primera vez responsables socialmente del manejo del dinero a su resguardo. Ya basta de que este puñado de usureros, que especulan con nuestro dinero, piense que pueden poner a los ciudadanos de cualquier país entre la espada y la pared por sus abusos fallidos, o por así convenirle a organismos como el FMI.
Publicado en blureport.com.mx el 29 de Enero de 2013
Imagen: icelandnaturally.com