jueves, 22 de enero de 2015

Jim Brown, running back, activista y hombre violento.




Nadie puede dudar de los logros de Jim Brown en el emparrillado, en el campo social y en la lucha activista por los negros en Estados Unidos. Cómo nadie puede dudar de su capacidad de violencia.
Armando Enríquez Vázquez.
Con la misma pasión con la que impuso el record de yardas ganadas en las nueve temporadas que jugó para los Brown de Cleveland, con esa pasión que ha utilizado en la actuación y para involucrarse con las causas sociales de los negros; la mejora de oportunidades de la comunidad, con esa misma pasión Jim Brown ha vivido sus relaciones lo que lo ha llevado en varias ocasiones frente a los tribunales y una vez a la cárcel.
Jim Brown es sinónimo de la excelencia de un corredor en la NFL y es considerado el mejor corredor de todos los tiempos sobre el emparrillado. Tras sólo nueve temporadas como jugador se retiró en 1965 con el record de 12,312 yardas ganadas por tierra, que lo mantiene en la actualidad como el noveno corredor de todos los tiempos en la NFL. Algunos otros records que impuso, aún se mantienen vigentes después de 50 años; el de más temporadas siendo el líder en yardas ganadas como corredor en la liga con ocho, más temporadas en hacerlo de manera consecutiva, más temporadas siendo el líder anotador por tierra con cinco. Es el único corredor en la historia de la NFL en promediar más de cien yardas por partido.
James Nathaniel Brown nació en Saint Simons, Georgia el 17 de febrero de 1936. Sus padres eran gente de la clase trabajadora. Su Mamá se dedicaba a limpiar casas y su padre, Swinton “Sweet Sue” Brown, fue un boxeador profesional, que abandonó a la familia muy poco tiempo después de nacido James.
Desde su adolescencia demostró su dedicación en el ámbito deportivo y en la preparatoria no solo sobresalió en el futbol americano, sino también en el basquetbol y en lacrosse. Una vez en la universidad de Syracuse, logró impresionantes números tanto en el futbol americano como en el lacrosse.
Quedó en quinto lugar en la votación, durante su año final para alcanzar el trofeo Heisman. Tendrían que pasar algunos años antes de que un atleta negro ganara dicho trofeo. En 1957 al graduarse, fue la primera selección de los Brown de Cleveland y la sexta entre todos los jugadores colegiales. Paul Brown, el legendario entrenador, presumió su adquisición y esta no lo defraudó en su primera temporada Brown fue el líder de yardas ganadas por tierra en la liga con 942. Los siguientes nueve años, que fue lo que duró la carrera profesional de Jim Brown, todos los records sobre acarreo del balón fueron reescritos y todos quedaron marcados con el nombre del corredor de los Brown de Cleveland y sólo en una temporada no fue el líder corredor de la liga.
La relación entre los Brown, Paul y Jim, no fue miel sobre hojuelas y se dice que Paul le tenía miedo a Jim, por lo que el corredor quedaba exento de la mayoría de las normas que Paul Brown establecía de manera rígida a todos los demás jugadores.
En 1961, Art Modell compró al equipo de Cleveland y su relación con Paul Brown nunca fue amable, incluso un día que el dueño entró al vestidor a saludar a sus jugadores, Brown le pidió al dueño unos minutos en privado, en los cuales le aclaró que no quería verlo en el vestidor, ni hablando a sus jugadores.



En 1962, Paul Brown tomó la decisión unilateral de intercambiar con los Pieles Rojas de Washington a Bobby Mitchell por la primera selección del futbol colegial. Brown escogió entonces a la estrella de la universidad de Syracuse Ernie Davies de esta forma y de acuerdo con los planes de Paul Brown, el ataque terrestre de los Brown sería temible. Desgraciadamente a Davies se le detectó leucemia. Nunca jugó para el equipo de Cleveland y murió a principios de 1963. Esta decisión enfrío más las tensas relaciones entre Modell y Paul Brown. Además la temporada de 1962 marco un record perdedor para el equipo, esta fue la única temporada en que Jim Brown no fue el líder en acarreos por tierra. Las tensiones entre el entrenador y el corredor crecieron al grado de que Jim le puso un ultimátum a Modell, o él o Paul pero los dos Brown ya no cabían en los Browns.
Modell decidió por Jim y despidió a Paul. El equipo volvió a la senda ganadora en la temporada 1963 bajo su nuevo entrenador, Blanton Collier. Ese año Jim Brown corrió para 1863 yardas lo que hasta la fecha constituye una marca en los Brown de Cleveland. En 1964, finalmente, los Brown obtuvieron el campeonato de la NFL al derrotar a los Potros de Baltimore 27-0. Al año siguiente los Brown y el acarreo de balón de Jim Brown llegaron de nueva cuenta a la final de la NFL, esta vez para perder en contra de Vince Lombardi y los Empacadores de Green Bay.
1965 prometía ser un buen año otra vez para los Brown.
Ese año Brown fue invitado a participar en la película Doce al Patíbulo (The Dirty Dozen) una película bélica, dirigida por Robert Aldrich. Jim Se trasladó a Londres, sin embargo la filmación se alargó y los entrenamientos previos al inicio de la temporada iniciaron sin Brown participando en ellos. Modell, entonces decidió aplicar una multa semanal al jugador mientras no se reportara a los entrenamientos. Brown decidió entonces terminar con su carrera como futbolista profesional y dedicarse a actuar. Jim Brown tenía 30 años y todos los records que un corredor puede tener.
Lee Marvin, uno de los actores principales de Doce al Patíbulo, declaró que Jim Brown era mejor que actor de lo que Olivier jamás sería como full back.
A lo largo de nueve temporadas, Jim Brown corrió para 12,312 yardas a lo largo, imponiendo un record que a pesar de ya haber sido superado por 7 jugadores, ninguno lo logró en las condiciones que Brown, que jugó cuatro temporadas de doce juegos y cinco de catorce. JIm Brown es sin duda el mejor de los corredores en la historia de la NFL. Es miembro del Salón de la Fama del Futbol Americano desde 1971, del Salón de la fama del Futbol Colegial y del Salón de la Fama de Lacrosse.
Desde 1964 los Brown no han vuelto a ganar un campeonato de la NFL.
Como actor Jim Brown ha participado en diferentes películas y programas de televisión a lo largo de su vida.
Pero Jim Brown ha sido también un gran defensor de los derechos humanos de las comunidades negras de los Estados Unidos. Promotor de los valores de la cultura y autoestima afroamericana. En 1965 mientras se encontraba en Londres en la filmación de se enteró del anuncio de Mohamed Ali negándose cumplir con el reclutamiento para la guerra de Vietnam, dos años antes el boxeador, de nombre Cassius Clay todavía, había confesado al corredor su simpatía por la causa de Malcolm X y su decisión de cambiar su nombre por Mohamed Ali. Jim Brown voló de regreso a Cleveland y participó en la demostración de atletas negros que apoyaban la decisión de Ali.



Creó una fundación que se llama Amer-I-Can, cuyo propósito es sacar a niños y jóvenes de las calles y de las pandillas. Jim Brown ha sido muy crítico de los atletas negros de las siguientes generaciones, como Michael Jordan o Tiger Woods, y los ha acusado de ser más sensibles al dinero que a los problemas sociales que enfrentan los negros en Estados Unidos. Incluso hace poco dijo que jamás se le hubiera ocurrido invitar a Kobe Bryant a la manifestaciones en favor de Ali de hace casi cincuenta años.
Desgraciadamente, Brown también tiene una leyenda negra que lo ha perseguido desde sus días de jugador colegial, de violencia y agresiones sexuales y que lo llevó a la cumplir una sentencia de varios meses en prisión tras destruir el auto de su esposa. La mayoría de las acusaciones no llegaron al tribunal porque los acusadores se desistieron de los cargos, o simplemente las acusaciones fueron desechadas por la corte.

Jim Brown vive en California.

imagenes: nflhispano.com
               nfl.com