martes, 10 de febrero de 2015

Wu Zetian, la única emperatriz china.




Wu Zetian es la única mujer que ha gobernado de manera plenipotenciaria a China y la única que durante su gobierno fundó una efímera dinastía.
Armando Enríquez Vázquez.
Dentro de los diferentes matices que tiene en el idioma chino para designar a sus gobernantes y en especial a aquellas mujeres que a lo largo de la historia acompañaron a los emperadores o ejercieron su poder como gobernantes, sólo a una se le ha concedido el mismo título y honor que a sus contrapartes masculinas. En una cultura machista como la china no han faltado a lo largo de la historia los detractores de esta mujer y los historiadores que pretendieron minimizar su importancia.
Wu Zetian nació en el año 625. Su familia era aliada del fundador de la dinastía Tang y como cosa muy extraña dentro de la cultura china y la época, el padre de Wu alentó a su hija a estudiar, a leer, a ser una mujer culta a diferencia de la gran mayoría de sus contemporáneas que eran educadas en cuestiones del hogar para servir a sus esposos y consortes. El Confucianismo que era la religión del estado chino se caracterizaba por una visión machista del mundo.
Debido a las alianzas del padre de Wu con el emperador, la niña llegó a la corte imperial china cuando tenía alrededor de trece años como una de las concubinas menores del emperador Tang Taizong. Wu, al parecer no llamó la atención del emperador de una manera importante, pero en alguna ocasión llamó la atención de Tang Taizong. Se cuenta que el emperador tenía un enorme corcel al que aparentemente nadie podía someter Wu pidió al emperador solo tres elementos para rendir al caballo, un látigo de hierro, un mazo también de hierro y una daga afilada:
 ­-Primero lo azotaré con el látigo, sí no obedece lo golpearé en la cabeza con el mazo, sí aún se resiste a ser dominado, le cortaré la garganta con la daga.
El hecho pareció satisfacer al emperador que alabó a la muchacha. Wu refirió la anécdota a un canciller traidor ya siendo ella emperatriz finalizando con las palabras:
- De verdad crees ser digno de ensuciar mi cuchillo.
  Tang Taizong murió en 649, Wu tenía alrededor de 24 años y como lo dictaba la costumbre estaba condenada junto con el resto de las concubinas del emperador a permanecer el resto de su vida en un convento. La historia es confusa acerca de cómo Wu regresó a la corte, algunos dicen que el hijo de Tang Taizong y nuevo emperador, Gaozong, la descubrió en el convento y de inmediato se enamoró de ella. Otras voces dicen que los jóvenes ya eran amantes antes de la muerte del emperador.
El caso es que Wu regresó a la corte y esta vez como una concubina de mayor rango. Durante los siguientes años Wu Zetain creó una serie de intrigas que la llevaron a ser la emperatriz consorte de  de China. Wu tuvo cuatro hijos con el emperador Gaozong, pero debido a su rango entre las concubinas del rey sus hijos no eran aspirantes al trono de Gaozong, por lo que Wu se dedicó a crear las intrigas y las alianzas necesarias para asegurar la corona. Entre estas maquinaciones algunos historiadores hablan de como Wu mató a su hija y acusó a la emperatriz consorte y a la concubina principal del emperador de haber asesinado a su hija. El emperador que estaba enamorado y bajo la influencia de Wu depuso a la emperatriz consorte y a la concubina principal de sus funciones. Conforme a la ley china ambas mujeres fueron entregadas a Wu para su ejecución.
En el año 655 Wu se convirtió en reina consorte y al año siguiente su hijo Li Hong fue nombrado príncipe heredero de Gaozong, desplazando al hijo de la anterior reina consorte. Wu Zeitang comenzó entonces a fortalecer sus alianzas y redes de poder y a deshacerse de sus posibles enemigos políticos, muchas veces asegurándose que el emperador los removiera de sus puestos y los enviara a las más lejanas provincias. Otras asegurándose que murieran.
A partir de 660 Gaozong comenzó a sufrir una enfermedad, que le impidió tomar todo el peso del gobierno y Wu comenzó a ser la vocera del emperador primero, con el transcurso de los años el poder de Wu Zetian creció de tal forma que al final del imperio de Gaozong, la que gobernaba era Wu. Los historiadores detractores de Wu, ha sostenido la teoría de que la enfermedad de Gaozong fue en realidad un lento envenenamiento por parte de la emperatriz.
Consolidado su poder y gobernando China con la misma autoridad y a veces más que su esposo, Wu tenía frente a sí a sus propios hijos como obstáculo para perpetuar su gobierno. Li Hong murió intempestivamente en 675, una vez más Wu es la principal sospechosa de haber envenenado a su hijo, por oponerse a ella.
Entonces sucedió al príncipe heredero, Li Xian, su hermano. En 680 Li Xian fue acusado, por Wu, de ser el autor intelectual del asesinato de un sacerdote Taoísta que gozaba de la simpatía del Emperador y de su esposa. En el palacio de Li Xian se encontraron una gran cantidad de armas, suficiente para desheredarlo y exiliarlo.
Un nuevo hijo de Wu y Gaozong, Li Zhe, ocupó el título de príncipe heredero.
En 683, el emperador Gaozong murió. Lo sucedió en el trono su hijo Li Zhe que como emperador tomo el nombre de Tang Zhongzong, pero Wu Zetian siguió fungiendo en un principio como reina regente y reina madre, supuestamente protegiendo los intereses de su hijo. Cuando en 684 Zhongzong se sentó en el trono imperial de China, comenzó a contradecir las órdenes de su madre y favoreció a la familia de su esposa. Wu Zetian, aliada con los principales miembros de la corte rápidamente depusieron a Zhongzong, su reinado duró tan sólo seis semanas, y lo remplazaron con su hermano menor; Li Dan, quién adoptó el nombre de Tang Ruizong.
Ruizong a diferencia de sus hermanos, fue sumiso a las órdenes de su madre. Ruizong permaneció recluido y no apareció en público. Wu Zetian fue la que de manera abierta gobernó en el lugar de su hijo. Finalmente en 690, Ruizong abdicó en favor de su madre.
Wu Zetian se coronó como la emperatriz de China y no sólo utilizo el título reservado para los emperadores hombres del imperio del lejano oriente, si no que fundó su propia dinastía. La dinastía Zhou, segunda con ese nombre, siendo la primera a la que honró Wu al nombrar a su naciente dinastía.



Durante los primeros años de su imperio, Wu se dedicó a eliminar a muchos de sus opositores y a crear sistemas de espionaje ciudadano, similares a los que siglos después alimentaron a la Santa Inquisición y más recientemente a los regímenes totalitarios de Europa del Este, Cuba o la misma China de Mao. A pesar de ello el periodo de Wu es conocido como un periodo de estabilidad y paz dentro del imperio chino. China se expandió en tiempos de la emperatriz Wu Zetian. El aparato burocratico del imperio de robusteció. Los campesinos pudieron dedicarse a la tierra sin grandes impuestos.
Gracias al apoyo que su padre le brindó en su infancia Wu siempre fue una mujer culta e instruída en disciplinas que el Confucianismo no consideraba propias del sexo femenino pudo gobernar de manera recta. A pesar de ser una gobernante sanguinaria, fue justa y sabia al momento de tomar decisiones que afectaban al pueblo. Durante el imperio de Wu Zetian el Confucianismo dejó de ser la religión oficial de China dando pasó al Budismo, que es más igualitario en cuestiones de género y ante todo era más popular ya en ese entonces en China. Los altos monjes budistas del Imperio de Wu llegaron a postular que una de las rencarnaciones de Buda, el Buda Maitreya o del porvenir, era una mujer. Incluso existen comentarios de historiadores que atribuyen a la emperatriz un romance con un monje budista.
El Imperio de Wu, es por lo tanto reconocido por haber establecido normas más igualitarias entre hombres y mujeres.
Quince años duró el reinado de Wu, hacia finales de 704, la emperatriz, con casi ochenta años de edad, enfermó y sus ministros, los hermanos Zhang, supuestos amantes de Wu, tomaron el control, impidiendo a los consejeros de la emperatriz el verla, y comunicándoles lo que según ellos eran las instrucciones de Wu. La emperatriz se recuperó por poco tiempo, volviendo a caer enferma en febrero de 705. Esta vez los consejeros aliados con un grupo de generales y con el hijo de la emperatriz, el antiguo emperador Zhongzong, asesinaron a los gemelos y obligaron a Wu a abdicar en favor de su hijo.
Una vez en el trono imperial Zhongzong reestableció la dinastía Tang, acabando con la que su madre fundó y de la cual fue ella la única soberana.
En diciembre de ese año Wu Zetian murió y su hijo la hizo enterrar en el mausoleo que su padre, el emperador Gaozong, había mandado construir para ella en un par de colinas coronadas por una torre cada una y que según la tradición recordaban al emperador los senos de su joven concubina y a las que actualmente se les conoce como las colinas con pezones.




Wu siguiendo otra tradición de los emperadores chinos mandó erigir una enorme estela a la entrada de su mausoleo donde los futuros emperadores debían escribir algo sobre su gobierno y el legado de este. Sin embargo, ninguno de sus sucesores escribió nada en la estela que permanece como una estela de roca lisa y sin tallar hasta nuestros días. Pretendiendo ignorar la importancia de Wu Zetian, de su nombre y su legado por haber osado ser la primera y única mujer en haber gobernado a los chinos.

publicado en mamaejecutiva.net el 2 de febrero de  2015
imagenes:    en.wikipedia.org
                    travelchinatour.com
                    m.visitour.com