viernes, 20 de febrero de 2015

El IFT a las órdenes del duopolio.




Entre los menos independientes institutos del gobierno mexicano. El IFT encabeza la lista de los que están al servicio de los poderes fácticos.

Armando Enríquez Vázquez

La semana pasada con la decisión del IFT en materia de multicanales y la forma en que una vez más se traicionó el espíritu de lo que se suponía era la reforma en materia de telecomunicaciones, se mostró la verdadera cara de esta reforma. Me gusta pensar que cuando el presidente Enrique Peña Nieto dio aquel primer discurso alabando la reforma de telecomunicaciones lo hizo de buena fe, pensando en que realmente había espacio para crear competencia en un ámbito, sobre todo en el caso de la televisión que el mismo PRI en la década de los setenta, le regaló a una familia de hampones que con el tiempo fueron lo suficientemente inteligentes para voltearle la tortilla al poder y desde su pantalla amenazar, atacar, amenazar, favorecer y promover a los diferentes poderes políticos del país a partir de nuevos favores y concesiones.
Los que se encargaron de acabar con el espíritu de la reforma en telecomunicaciones lo hicieron desde curules y escaños, bajo las instrucciones de los intereses de las empresas de televisión que los pusieron ahí sin importar el color de su partido. Javier Lozano del PAN y Ninfa Salinas del Verde, son sólo dos de las cabezas visibles de todos los legisladores que actuaron en defensa del duopolio, sin pensar en los intereses de los ciudadanos, y mucho menos la competencia y crecimiento del país, tan cacareados en el discurso oficial.  
La creación de una nueva institución encargada de regular y supervisar al sector telecomunicaciones fue una de las acciones que el Congreso de la Unión avaló dando pasó a la vieja tradición Priísta del rey que cambia todo para que nada cambie. El Instituto Federal de Telecomunicaciones, IFT, sustituyó a la Comisión Federal de Telecomunicaciones, COFETEL, una necedad muy similar a la del INE por el IFE.
Pero si la aprobación de la reforma resultó una farsa escrita por guionistas de Televisa y TV Azteca, la constitución del nuevo Instituto Federal de Telecomunicación solo ha demostrado que los comisionados de IFT son parciales y actúan para defender los intereses de los actores que beneficiaron la campaña de Enrique Peña Nieto. Desde un principio el interés de este instituto ha sido el mismo que el de legisladores y PRI; resaltar los logros en telefonía y actuar en contra de Carlos Slim y Telmex principales competencias de la empresas de Azcarraga Jean, a las cuales lejos de afectar el IFT se ha dedicado a beneficiar, el ejemplo más claro hasta la semana pasada era la incapacidad de este instituto para declarar la preponderancia de Televisa en materia de televisión de paga, algo que todos sabemos.
Sin embargo a mediados de la semana pasada este organismo vigilante de los intereses de Televisa y TV Azteca declaró qué no habría ningún tipo compensación para las cadenas por la operación de la multiprogramación. Los argumentos que escuché por parte de los consejeros del instituto en la radio, me convencieron, no de que hicieron lo correcto, todo lo contrario, por la incapacidad de mantener un dialogo articulado por parte de personas como Fernando Borjón, me quedó claro su incapacidad para objetar los mandatos que les llegan del sector privado de las telecomunicaciones, en este caso Televisa y TV Azteca. Estos mediocres funcionarios que acatan los intereses de terceros y argumentan pensar en los mexicanos, son los mismos que envalentonados y de manera autoritaria se disponen a atacar nuestros derechos en Internet, así como la privacidad de nuestros datos en nuestros teléfonos. Hubo tres comisionados que votaron en contra de la decisión parcial de sus compañeros.
Una vez más las tan manoseadas competencia y la apertura de los medios, se convirtieron en palabrería barata y en uno más de los compromisos que este gobierno ha incumplido con la ciudadanía, y lo que es peor con el exterior y con aquellos ilusos que habrán de tener una o las dos nuevas cadenas de televisión, que ante este tipo de decisiones parciales habrán de ver el tiempo de recuperación de su inversión en un mayor plazo.
La pugna por estas nuevas señales se ha reducido a tan solo dos postores; Grupo Imagen y Grupo Radio Centro. Ambos grupos se encuentran ya en una desventaja muy importante, como para todavía enfrentar la posibilidad de competir contra varias señales. La semana antepasada el grupo que encabezaba Mario Vázquez Raña retiró su oferta y a los pocos días habría de morir el controvertido empresario, hermano del otro empresario de medios, hoteles y que está formando un monopolio en materia de hospitales; Olegario Vázquez Raña.
La existencia de la multiprogramación no es algo nuevo, todos los que ven ya señales digitales de televisión saben que cada canal tiene tres frecuencias. Lo que resulta decepcionante por parte de los consejeros del IFT, es la manera entreguista en la que sin tener en cuenta que por un lado recursos frescos hubieran llegado en buen tiempo a las arcas federales, por otro si la compensación hubiera sido en especie; permitiendo programación de productores independientes y de diferentes sectores de la sociedad, se hubiera apuntalado uno de los supuestos principios rectores de la reforma que era la competencia. Lo más grave es que un grupo de personas designados por unos legisladores corruptos y agachones decidan, no sobre el papel de los operadores en materia de telecomunicaciones que supuestamente para eso fueron seleccionados, si no que manera tan irresponsable y ligera puedan regalar el espacio radioeléctrico que es un bien de los mexicanos.
Sin pudor, este gobierno está dedicado a vender y regalar los bienes de la nación, las formas son legales y están avaladas por la manera en que el actual gobierno ha reformado las leyes. Hace tan sólo cuatro años estas mismas disposiciones habrían sido protestadas y de hecho algunas lo fueron por esos mismos priístas, que aprovechando su mayoría en las cámaras frenaron eso que hoy llaman las reformas para mover a México, hoy, vergonzosamente, se inclinan ante los intereses empresariales del presidente y de sus amigos industriales.

publicado en blureport.com.mx el 16 de febrero de 2015
imagen:wikimapia.org