lunes, 9 de febrero de 2015

Los Halcones Marinos de Seattle el estadio más ruidoso de la NFL.




Con treinta y ocho temporadas en la NFL, los Halcones Marinos de Seattle han creado una imagen muy particular dentro de la liga.
Armando Enríquez Vázquez
El 5 de diciembre de 1974, la NFL a través de su comisionado, el legendario Pete Rozelle, anunció la creación de dos nuevas franquicias de la liga. Una de ellas fue otorgada a un grupo de empresario de la Ciudad de Seattle. Seattle había desde antes de la creación de la AFL en 1960 buscado la oportunidad de tener un equipo en la NFL.
El grupo de inversionistas era encabezado por un empresario de nombre Lloyd W. Nordsrtom. Curiosamente la ciudad de Seattle estaba tan ansiosa por tener un equipo en alguna de las las ligas mayores deportivas de Estados Unidos que se había estado preparando para cuando eso sucediera y habían iniciado la construcción de un estadio techado años antes. El nombre del estadio que serviría a la franquicia de la NFL y más tarde también a los Marineros de la Liga Mayor de Beisbol fue el Kingdome.
En marzo de 1975 John Thompson fue contratado como el primer gerente general del equipo y comenzó la búsqueda de un nombre para la franquicia, para lo que se convocó a un concurso entre los habitantes de Seattle, se recibieron más veinte mil sugerencias con mil setecientos nombres diferentes de los cuales 151 mencionaron el nombre ganador de Halcones Marinos.
El logo del equipo está inspirado en el arte de los pueblos nativos del norte de Estados Unidos y sur de Canadá, en sus representaciones totémicas y se cree que específicamente en una magnifica máscara de transformación que representa un águila y al abrirse a un hombre. Desconozco si el concepto detrás del casco de los Halcones Marinos maneja el hecho del halcón marino en la parte exterior del casco y del hombre que se esconde debajo de él.



Si bien el nombre del equipo no hace referencia a ningún grupo indígena de la zona, no cabe duda que en su logo se siente una forma de mucho más interesante de honrar a los primeros habitantes de esas tierras que digamos en el logo de los Pieles Rojas de Washington, o la cabeza de flecha de los Jefes de Kansas City.



El primer entrenador de los Halcones Marinos fue Jack Patera, que antes de su empleo en Seattle había sido asistente del entrenador en jefe de los Vikingos de Minnesota.
En su primera selección de jugadores colegiales, tanto los Halcones Marinos como los Bucaneros de Tampa Bay, la otra franquicia otorgada por la NFL en aquella ocasión. Tuvieron la ventaja de seleccionar primero 39 rondas de jugadores antes que los otros equipos para tratar de asegurar su competitividad en la liga. Más tarde en la selección normal los Halcones Marinos intercambiaron una selección con los Petroleros de Houston, que resultó en que los Halcones firmaran a Steve Largent, quien con el tiempo se convirtió en una de las grandes y más queridas estrellas del equipo. El número 80 con el que jugó durante 13 temporadas en el equipo fue retirado en 1996. Cuando Jerry Rice jugó con los Halcones Marinos en la temporada de 2004 le pidió permiso a Largent para usar el número 80 durante esa temporada. Largent accedió sin mayor problema.
Antes de iniciar su primera temporada los Halcones Marinos sufrieron una gran pérdida, Lloyd W. Nordstrom murió de un infarto a los 66 años de edad. El equipo permaneció en manos de la familia Nordstrom hasta 1988 cuando la franquicia fue vendida a Ken Behring y Ken Hoffman, quienes en 1997 vendieron el equipo a su actual dueño y socio de Bill Gates en la fundación de Microsoft; Paul Allen.
Durante su primera temporada los Halcones Marinos únicamente ganaron dos partidos el primero como visitantes frente a Tampa Bay, en Florida y el segundo en el KIngdome en contra de los Halcones de Atlanta.
La segunda temporada  los convirtió en la franquicia de la NFL con más juegos ganados en su segundo año al terminar con cinco juegos ganados y nueve perdidos. El tercer año fue su primera temporada ganadora con un record de nueve ganados y siete perdidos.
Los Halcones Marinos son el único equipo de la NFL que sido cambiado dos veces de conferencia, desde la unión de las dos ligas. Iniciaron jugando en la Nacional, al año siguiente y conforme con las reglas acordadas con los equipos de expansión, o sea ellos y Tampa, pasaron a la  Conferencia Americana. En 2002 los Halcones Marinos regresaron a la NFC, tras la reestructuración de la NFL.
A lo largo de su historia los Halcones Marinos han ganado en nueve ocasiones su división y han jugado en cuatro ocasiones el juego de campeonato de su conferencia en tres ocasiones en la NFC, 2005, 2013 y 2014, de las cuales han ganado en las tres ocasiones y una más en la AFC en 1983, la cual perdieron. 
Los Halcones Marinos han jugado tres Superbowls. En el Superbowl XL perdieron frente a los Acereros de Pittsburgh 21-10. En el XLVIII ganaron a los Broncos de Denver por marcador de 43-8 y un año después en el Supebowl XLIX se enfrentaron a los Patriotas de Nueva Inglaterra en esta ocasión perdieron por marcador de 28-24.
A lo largo de su historia una de las cosas que los Halcones Marinos presumen más es el ánimo y apoyo de sus seguidores y lo ruidoso que llegan a ser en su estadio, lo que muchas veces ha jugado en su favor y en contra del adversario. De hecho el estadio de los Halcones Merinos es considerado el más escandaloso del mundo y así lo registra el libro de records Guinesss.



Haciendo honor a esta participación a los seguidores de los Halcones Marinos se les conoce como el doceavo hombre, y como un acto de congruencia desde 1984 el número doce fue retirado de los jerseys del equipo de Seattle, reconociendo la participación y valiosa aportación de sus aficionados. Sin embargo, el terminó se originó en la Universidad de Texas A&M en 1922, pero su propiedad no fue registrada por la universidad hasta 1990, los Halcones Marinos no fueron la única franquicia de la NFL en utilizar el terminó, en 2004 y 2005 la universidad pidió a los Halcones Marinos, a los Bills de Buffalo y los Osos de Chicago dejar de utilizar la frase, mientras que tanto los Bills, como los Osos cedieron a la petición de Texas A&M, el equipo de Seattle hizo caso omiso de la solicitud. Por lo que en 2006 los abogados de la universidad presentaron una demanda en contra del equipo de Seattle, el asunto no llegó a los tribunales y la Universidad de Texas A&M aceptó que el equipo continuara usando la frase a cambio de un pago por el uso de la misma y el reconocimiento ante la NFL que la propiedad de la frase pertenece a la universidad texana.

Las porristas de los Halcones Marinos son llamadas las Sea Gals que es un juego de palabras en inglés. Sea Gals, podría traducirse como las chicas del mar, pero hace también referencia a la palabra Seagull que significa gaviota.

imagenes. seahawks,com
                  burkemuseum.blogstpot.com
                 espn.go.,com