martes, 21 de abril de 2015

Leonor de Aquitania, la madre de Ricardo Corazón de León.



Una de las mujeres más ricas y poderosas de la edad media, reina consorte de Francia e Inglaterra, culta, mecenas de artistas y participante en la II Cruzada.
Armando Enríquez Vázquez.
Aquitania era un territorio que equivalía a la tercera parte de Francia actual. Leonor, de la que se desconoce la fecha de nacimiento pero se cree que fue entre 1122 y 1124, hija de Guillermo X Duque de Aquitania. Heredó en los primeros años de su adolescencia el ducado. Guillermo murió mientras llevaba a cabo una peregrinación a Santiago de Compostela. Su madre y hermano mayor habían muerto años antes y Leonor heredó las posesiones y tierras de su padre.
Guillermo X alcanzó a escribir una carta al rey Luis VI de Francia pidiéndole protección para su hija de la ambición de otros señores feudales, que podrían secuestrar y casarse con Leonor, al parecer la única forma en la que el rey supo proteger a Leonor fue casándola con su hijo, quién se convertiría en poco tiempo en el rey Luis VII, asegurando de esta manera las enormes riquezas del ducado de Aquitania para Francia.
Leonor a diferencia de la mayoría de las mujeres de su tiempo, fue educada de la mejor manera. Tenía conocimientos de astronomía, matemáticas, historia, música, podía jugar ajedrez, hablaba y leía latín, además de su lengua materna, sabía y practicaba la cetrería y la caza. Era una excepción de su época.
Una vez casada con Luis VII, Leonor se destacó en la corte francesa por no ceñirse a las reglas de la corte, ni a las actividades pensadas dignas de su sexo. Lo que le valió que su suegra y otras damas francesas no la vieran con buenos ojos. Por eso, en 1145 cuando Luis VII decidió salir rumbo a Tierra Santa a recobrar algunos territorios franceses en la II Cruzada, nadie se sorprendió ante la insistencia de la reina Leonor por acompañarlo. Ni siquiera el rey y muchos de sus caballeros vieron con gusto el interés de la reina de unirse a la causa, sin embargo la importancia y la riqueza de Aquitania, asunto que permitió a Leonor juntar una cantidad importante de hombres y mujeres que formaban parte del ejército francés, fue su forma de imponer su presencia en el viaje. Las leyendas dicen que Leonor y las mujeres de Aquitania que formaron parte de sus fuerzas se vestían de amazonas para luchar en contra de los turcos, a pesar de ser una leyenda lo cierto es que Leonor resalto por su valentía y su belleza en la corte bizantina.
La Cruzada resultó un fracaso y las relaciones entre el rey y la reina comenzaron a deteriorarse por varios motivos, se habló de infidelidades, pero lo cierto es que nada más importante sin duda que el hecho de que Leonor había sido incapaz de dar al rey un hijo varón. Leonor tuvo dos hijas con Luis VII.
En 1152, finalmente, haciendo caso a los argumentos de Luis VII de consanguinidad con Leonor el Papa Eugenio III anuló el matrimonio. Leonor conservó sus títulos y sus tierras. A las pocas semanas Leonor se volvió a casar en esta ocasión con Enrique Duque de Normandía.
Dos años después Enrique fue coronado rey de Inglaterra y Leonor reina. Con Enrique II de Inglaterra, Leonor tuvo cinco hijos y tres hijas, y soportó muchas de las infidelidades del rey así como algunos de sus bastardos. Sin embargo en 1166 el romance del rey con Rosamunda Clifford, a quien ciertos monjes leales a Leonor llamaron Rosa Inmunda, era ya tan notorio que la reina decidió abandonar Inglaterra y regresar a Aquitania.
De 1168 a 1173 Leonor gobernó en Aquitania y muy poco se sabe de este periodo de su vida en el que de acuerdo con Andreas Capellanus estableció lo que se conoce como las cortes del amor, que fijaron las reglas del amor cortesano y de acuerdo con Capellanus, Leonor en compañía de su hija Maria y otras dos mujeres de la nobleza de Aquitania se dedicaron a juzgar de manera legal casos entre amantes, de los cuales Capellanus documentó al menos 21. Esta parte de no es totalmente cierta, ni comprobable, el único que hace referencia a estos arbitrios es Capellanus y como era partidario del rey Luis VII, se cree que estos su texto sobre el arte del amor cortesano, fue escrito para desprestigiar a Leonor.
Lo cierto es que durante este periodo Leonor se dedicó a patrocinar a poetas, músicos y trovadores. La época de tranquilidad terminó cuando en 1174 su hijo Enrique, aliándose con los franceses se levantó en contra de su padre. Enrique viajó a Aquitania y según se dice de la mano de su madre incitó a sus dos hermanos menores, Ricardo y Juan a unirse a la revuelta en contra de su padre. Leonor fue capturada por los hombres del rey de Inglaterra y enviada a la isla, donde los siguientes 16 años los pasó cautiva en diferentes castillos ingleses. En 1183 su hijo Enrique murió, no sin antes pedirle a su padre el perdón para Leonor. La reina confesó en 1193 al Papa Celestino III que la muerte de su hijo le había sido anunciada en un sueño que no podía olvidar.
El Rey Enrique II murió finalmente en 1189 y heredó el trono Ricardo que en ese momento no se encontraba en Inglaterra, los nobles ingleses juraron su lealtad a Ricardo en la persona de su madre. Ricardo partió en la Tercera Cruzada y Leonor actuó como reina regente de Inglaterra, Ricardo fue capturado, no por los musulmanes, si no por Enrique VI, cabeza del Sacro Imperio Romano, Leonor viajó a Alemania y pactó la liberación de su hijo.
Ricardo murió en 1199 de manera más que fortuita, víctima de una flecha lanzada por el que algunos cronistas dicen fue un niño mientras supervisaba el asedio de una castillo enemigo y un mal médico, al que incluso algunos historiadores han llamado un carnicero. Leonor estuvo junto a su hijo al momento de su muerte.
El trono pasó entonces al hermano menor de Ricardo, Juan y una vez más Leonor sirvió al rey en diferentes asuntos. Hasta que finalmente murió en 1204, para ese entonces todos sus hijos habían muerto a excepción del rey Juan.
Leonor fue enterrada junto a su esposo el rey Enrique II y su hijo predilecto Ricardo.

La estirpe de Leonor llegó a Francia, Inglaterra, Sicilia y España donde una de sus hijas, Leonor, fue reina de Castilla al casarse con Alfonso VIII.

publicado en mamaejecutiva.net el 13 de abril de 2015
imagen:cincuentopia.com