martes, 28 de abril de 2015

Refugio Barragán de Toscano novelista mexicana del siglo XIX.



En el siglo XIX un gran número de mexicanas comenzaron a abrir sus espacios profesionales y creativos. Refugio Barragán de Toscano es para muchos la primera novelista mexicana.
Armando Enríquez Vázquez.
En el siglo XIX nació México, un siglo plagado de luchas internas que forman la parte vertebral de toda la narrativa de historia oficial nacional. México se nos enseña fue una sucesión de pugnas fratricidas que terminaron al cerrar el siglo con  la dictadura de Porfirio Díaz.
Su independencia creativa, profesional, social fue uno de los campos de batalla que la paz porfiriana permitió y que a principios del siglo XX los revolucionarios borraron.
Las primeras profesionistas mexicanas surgieron en esa época, las periodistas, poetas, cuentistas y novelistas brotaron en esos días y sobre todo de los salones de clases donde muchas de ellas trabajaban como educadoras.
En la compilación de biografías de mexicanas distinguidas que Laureana Wright González hizo a principios del siglo XX, se encuentra la historia de María del Refugio Barragán de Toscano.
Refugio Barragán nació el 28 de febrero de 1843 en Tonila, Jalisco. Tuvo dos hermanos que murieron durante la infancia lo que la convirtió en hija única. A pesar de pertenecer a una familia de pocos recursos económicos, sus padres se esforzaron porque Refugio tuviera una educación, a la que la mayoría de las mujeres de la época no tenían acceso. En 1855 la familia se muda Zapotlán el Grande, hoy Ciudad Guzmán, y años después a Colima, la educación de Refugio continua y conoce a la profesora Rafaela Suárez, forjadora de generaciones de maestras normalistas de nuestro país entre ellas se encuentra Refugio Barragán.
Además de ejercer su profesión como maestra, Refugio escribió sus primeros poemas que publicó  en un periódico de Colima, en 1869 se casó un profesor de Guadalajara de nombre Esteban Toscano con el que tiene dos hijos. Refugio continua con su escritura y en 1873 ve estrenada en el teatro Apolo de Guadalajara su obra de teatro, Diadema de Perlas o los bastardos de Alfonso XI. Por un tiempo los Toscano vivieron en Guadalajara, pero Esteban murió en 1879 y Refugio con sus dos hijos regresó a Zapotlán el Grande y se dedicó de lleno a la literatura. En 1880 publicó La hija de Nazareth. Un poema religioso dividido en dieciocho cantos. Ese mismo año publicó también Celajes de Occidente composiciones liricas y dramáticas.
En 1887 publica su obra más importante, la novela La hija del bandido o los subterráneos del Nevado. La novela precede a otras sobre el mismo tema que tienen mayor fama en nuestra literatura como Los bandidos de Río Frío de Manuel Payno, publicada al año siguiente o Los plateados de la tierra caliente escrita por Pablo Robles y publicada en 1891, donde el tema principal son los bandidos.
Refugio regresó a Guadalajara y junto con su padre fundó la revista La Palmera del valle que se publicó de febrero de 1888 a noviembre de 1889 de manera quincenal. En 1890 es llamada por Rafaela Suárez a integrarse al cuerpo docente de la Escuela Normal de Profesoras en la Ciudad de México. Durante los siguientes quince años Refugio se dedicó a la docencia y en 1905 publicó su última obra Luciérnagas: Lecturas amenas para niños.
Salvador y Ricardo llegaron a ser importantes en sus respectivos campos. Ricardo Toscano Barragán fue un importante ingeniero que contribuyó en los campos de la geografía, geofísica y astronomía mexicanas.
Salvador Toscano, el hermano mayor, fue uno de los pioneros de la cinematografía en México  y Refugio estuvo a su lado en la promoción y realización de este nuevo arte del siglo naciente siglo. Le ayudo a administrar una sala de Cine que Salvador tenía en Puebla y que se llamaba Pathé, pero además le ayudo en la administración de los proyectos fílmicos.
Refugio Barragán murió el 22 de octubre de 1916, y muchos han olvidado que es sin duda una de las precursoras de la novela histórica en México.

publicado en mamaejecutiva.net el 20 de abril de 2015
imagen: revistacritca.com