lunes, 27 de abril de 2015

Leonetto Cappiello, el padre del cartel publicitario moderno.




Para muchos desconocidos, éste italiano, padre del cartel moderno dominó por más de treinta años la escena del diseño gráfico publicitario trabajando para marcas como Cinzano y Campari.
Armando Enríquez Vázquez.
La vida bohemia de la publicidad, Paris de finales del siglo XIX con todos sus excesos fueron el marco en el que trabajó Leonetto Cappiello. Cappiello nació en la ciudad toscana de Livorno el 9 de abril de 1875. Hijo de una familia italiana acomodada aprendió de manera autodidacta a dibujar y diseñar. A los 21 años participó con cuatro cuadros, hoy desparecidos, en una muestra en Florencia. Seis años después un hermano suyo que trabajaba en la bolsa de valores en Paris lo invita vivir con él en la Ciudad Luz.
Ya en Paris comenzó a trabajar como caricaturista en la revista Le rire, que era una popular revista de sátira social, sus dos primeras caricaturas fueron una de Giacomo Puccini y la segunda del actor italiano Ermete Novelli. Poco a poco comenzó a colaborar en otras publicaciones como Le Figaro y l’Assiette au beurre.
En esa época el cartel estaba de comenzando a surgir y entre sus máximos exponentes se encontraban Toulouse-Lautrec y Jules Chéret. Este último fue el gran desarrollador del cartel como medio de publicidad y su visión lo hizo crear carteles para muchos diferentes tipos de marcas y de productos desde cabarets y teatros hasta bebidas alcohólicas, jabones, perfumes y chocolates.



Cappiello aprende de los maestros, imita su estilo en un principio aunque su trabajo como caricaturista imprime a sus carteles un estilo más desenfadado y menos trágico que el de Toulouse- Lautrec, por ejemplo. En 1899 diseñó el cartel para la revista humorística Frou Frou. El cual aún conserva la influencia de Chéret.
Es en los años finales del siglo XIX cuando su estilo que aun mostraba la influencia de los franceses comienza a reflejar alegría en los rostros y actitudes de las mujeres. Los carteles tienen una soltura y movimiento inexistente en los trabajos de los cartelistas franceses.
En 1900, Cappiello, firmó una sociedad con un impresor de apellido Vercasson. Los impresores en aquellos días eran los encargados de encontrar a los clientes y representar a los artistas gráficos, asó como de asignarles los  trabajos.



 En 1901 se casó con Suzanne Meyer. El Matrimonio tuvo dos hijos.
 En 1904, los carteles de Cappiello comenzaron a ser reconocidos por el estilo propio del diseñador gráfico, gracias al cartel que creo para la marca de chocolates Klaus en el que se muestra a una elegante amazona vestida de verde montando un pequeño caballo rojo y que años más tarde para Cinzano el motivo sería mucho más llamativo, agresivo y creativo al mostrar a una figura vestida de blanco sosteniendo en una mano una botella del producto y montada sobre una cebra anaranjada. Antes del inicio de la I Guerra Mundial Cappiello había revolucionado el arte del cartel al darle una vista más dinámica y acorde con los tiempos. Fondos oscuros con figuras muy dinámicas en colores llamativos. Nada tenían ya que ver los posters publicitarios con aquellos de finales del siglo XIX.
Mientras duró la guerra, Cappiello trabajó como intérprete para las fuerzas italianas. Al final del conflicto Cappiello regresa a Francia y continúa creando carteles para cliente, en esta ocasión con el impresor Devambez. En 1930 obtiene la nacionalidad francesa. Muchos de sus mejores trabajos se dieron entonces, Campari, Dubonnet, el caldo de res KUB, Cognac Monnet.
A lo largo de su vida Leonetto Cappiello creo más de 500 carteles y es uno de los cartelistas más importantes en la historia de la publicidad.
Al final de su vida Leonetto se dedicó más al retrato y al muralismo.
El cartel debe ser ante todo una experiencia gráfica, Un acto de imposición sobre el caminante o aquel que lo observa. Un cartel bien pensado y bien ejecutado puede en poco tiempo posicionar un producto nuevo o revitalizar a uno viejo u olvidado. Declaró Cappiello en una entrevista radiofónica en 1939.

Leonetto Cappiello murió en Cannes, Francia el 2 de febrero de 1942 a los 67 años de edad.

publicado en thepoint.com.mx el 20 de abril de 2015
imagenes es.wikipedia.org
                 it.wikipedia.org
                 commons.wikimedia.org