lunes, 6 de abril de 2015

Joyce Ballantyne, un logo para siempre y calendarios de época.




Uno de los logotipos más reconocidos de una marca en el mundo fue creado por una artista gráfica a la que Disney le negó una beca por ser mujer.
Armando Enríquez Vázquez.
Uno de las metas de una empresa es sin lugar a dudas el que su logo o imagen quedé grabado en la mente del consumidor. Sin lugar a duda esto queda más que superado cuando la imagen en cuestión se vuelve un referente cultural.
Nipper, el perro de la RCA Victor es un ejemplo de la fuerza de identificación de marca y de referente cultural que puede tener una imagen.
La imagen tema de este texto, fue creado en el año de 1959 en un concurso convocado por la empresa Coppertone, una empresa relativamente pequeña en ese momento con base en Florida, dedicada a vender una crema que ayudaba a un mejor bronceado, Sin embargo la marca había cometido un error publicitario que ya en esa época fue mal visto. Su imagen corporativa consistía en un indio norteamericano de perfil y el lema de la empresa era; No seas un cara pálida. Usa Coppertone.   
Entre los invitados al concurso se encontraba una diseñadora y artista gráfica nacida en Norfolk, Nebraska el 4 de abril de 1918. Su nombre Joyce Ballantyne. Desde niña le gustaba dibujar y durante los años de la depresión se dedicó a dibujar y crear muñecas de papel que vendía por un dólar.
 También le gustaba participar en concursos de dibujo y como adolescente se ganó una beca de los Estudios de Disney para convertirse en animadora, sin embargo, en esa historia más que negra que tiene Disney que sólo ve a las niñas como princesas irreales, cuando la persona de Disney que la contactó por teléfono, escuchó la voz de la jovencita, le dijo que Disney no contrataba mujeres porque estas se tenían su lugar en la casa, al lado de hijos y maridos. Una mujer no es una buena inversión concluyó el representante de Disney y le retiró entonces la beca a Joyce.
La historia no dejó de ser una anécdota en la vida de la artista gráfica que estudió dos años en la Universidad de Nebraska y de ahí pasó al Instituto de Arte de Chicago donde se graduó en arte comercial.
Cuando fue contactada para realizar el diseño para Coppertone con las indicaciones de crear una imagen donde se viera la línea de bronceado una niña pequeña y un perro, Joyce Ballantyne gozaba ya de un prestigio en el mundo del diseño gráfico y publicitario. Junto con otros cuatro diseñadores Joyce compitió por el diseño.



Utilizó como modelo a su hija de tres años Cheri Brand, para crear la imagen de todos conocida del perro jalando el calzón del traje de baño de la niña descubriendo las nalgas pálidas de la pequeña.
A pesar de ser el diseño ganador, de ser considerado uno de los trabajos gráficos mejor asociados con la marca en la mente del consumidor, al parecer la imagen siempre ha perturbado a ciertos sectores puritanistas, persignados y políticamente correctos de los Estados Unidos. Al grado que con el paso de los años la imagen ha sido modificada cubriendo poco a poco el trasero de la niña hasta que actualmente el dibujo sólo muestra la espalda.
Joyce Ballantyne recibió dos mil quinientos dólares por lo que habría de ser su trabajo más popular y conocido a lo largo de su vida, algo que a ella no le parecía satisfactorio y hasta llegaba a molestarla.
-No tiene la menor importancia, únicamente es un dibujo de un bebé. Jamás sentí nada especial acerca de ese anuncio. Es solo uno más de los trabajos que me encomendaron y nada más. Declaró en más de una ocasión.
Joyce Ballantyne realizó otro trabajo sobre bebes que también fue muy reconocido fue la responsable de crear al primer bebe para Pampers. Creó otros carteles publicitarios para marcas como Ovaltine, un popular saborizante para leche cuyos principales ingredientes fueron en un principio la malta y el huevo.
Pero de sus creaciones las que la satisfacían más fueron una serie de carteles de los llamados Pinups, posters con cierto sesgo de sensualidad o erotismo que dibujo en tiempos de la II Guerra Mundial.

Joyce Ballantyne murió de ataque cardíaco el 15 de mayo de 2006, su hija Cheri, la modelo original de la niña de Coppertone vive en el pueblo de Ocala en Florida.

publicado el 30 de marzo de 2015 en thepoint.mx
imagenes:   pinupsheroines.com
                  americanartarchives.com