martes, 7 de abril de 2015

Properzia de Rossi escultora renacentista.



En una época en que las mujeres dedicadas a las artes gráficas eran una excepción, sobresalió entre todas una escultora boloñesa.
Armando Enríquez Vázquez.
Al terminar el supuesto oscurantismo de la Edad Media, las artes florecieron en algunas regiones de lo que hoy es Italia, entre los artistas, especialmente los gremios de pintores y escultores existieron una cuantas mujeres, de las que destacó Properzia de Rossi, a quien algunos consideran como la primera escultora que trabajó en mármol, algo que se creía imposible para una mujer, por la fuerza física que implica esculpir la piedra.
Properzia vivió en Bolonia, muy poco se sabe de su vida pero su nombre nos llega principalmente gracias a Giorgio Vasari, arquitecto pintor  y primer historiador del arte italiano que escribió un famoso libro titulado: Vida de los mejores arquitectos, pintores y escultores Italianos, publicado en 1550, tan sólo veinte años después de la muerte de Properzia. En este tratado enciclopédico sobre los artistas italianos la única mujer citada por el autor es Properzia de Rossi.
De Properzia se sabe que nació en el año de 1490, fue hija de un notario, y por lo mismo le costó mucho trabajo pasar al gremio de los escultores. Su conocimiento de la pintura y otras artes la obtuvo a través de su educación formal, por ser las artes gráficas materias comunes a la educación de las mujeres. Properzia se dedicó en un principio a hacer figuras y escenas religiosas que tallaba en las semillas de durazno, cereza y chabacano, de acuerdo con Vasari una de sus más destacadas miniaturas fue una Pasión de Cristo esculpida en una semilla de durazno, de acuerdo a la descripción del historiador del arte, la escultura mostraba además de Cristo, a los apóstoles, la gente y los soldados romanos encargados de llevar a cabo la crucifixión, sin duda fueron estos trabajos los que llamaron la atención de quien más tarde su mentor y maestro el escultor Marcoantonio Raimondi.
Properzia comenzó a destacarse en el ámbito de la escultura a escala mayor bajo la tutela de Raimondi, y consiguió trabajos importantes entre los que destacan el de elaborar parte de la fachada oeste del templo de San Petronio en Bolonia, de este trabajo sobrevive un bajorrelieve que ilustra un momento del pasaje de José y la esposa de Putifar. José huye de la mujer del oficial egipcio que extiende la mano tratando de retenerlo, el realismo y detalle de la escultura es de la misma calidad que la de cualquiera de los principales artistas renacentistas hombres. Vasari sugiere que la mujer de Putifar es un autorretrato de la artista boloñesa y la figura de José corresponde en teoría a un joven del cual se enamoró la escultora, y que ignoró los sentimientos de Properzia, la cual descorazonada y molesta por la actitud del joven retrato esta situación en el bajorrelieve de la iglesia.
Gracias a papeles administrativos se sabe que Properzia ejecutó otras esculturas hoy perdidas para la fachada de la iglesia. También alcanzó fama por sus bustos en mármol de personajes famosos.



De acuerdo con el escritor Antonio Saffi en su biografía de Properzia de Rossi, la fama de la escultora se expandió por todo lo que es hoy el territorio italiano y le llegaban cartas de escultores romanos, además de ser visitada en Bolonia por diferentes personajes de la aristocracia de diferentes regiones. Su fama fue tal que el mismo Papa Clemente VII al saber de la artista pidió conocerla y lo mismo sucedió con Carlos V, el día que el pontífice lo coronó. Pero ambos personajes fueron avisados que mientras se festejaba la coronación del monarca, Properzia había muerto. Contaba con cuarenta años de edad.
A pesar de los diferentes concursos ganados, las esculturas realizadas y la fama de la que gozó Properzia murió en la pobreza y soledad en el año de 1530.

En adición a sus dotes como escultora, Vasari habla de la belleza de Properzia, de sus dones para tocar instrumentos y para cantar, mientras que Saffi cuenta como Properzia siempre fue desventurada en cuestiones del corazón, lo cual no deja de tener tintes de especulación y crear elementos románticos alrededor del personaje, el texto de Saffi fue escrito en 1830.

publicado en mamaejecutiva.net el 30 de marzo de 2015
imagenes: advancingwomenartists.org