lunes, 20 de abril de 2015

Una nueva de libros y librerías.



No cabe duda que la mejor manera de promocionar y publicitar la lectura es con carteles ingeniosos que al leerlos nos inviten al libro.
Armando Enríquez Vázquez.
Cada vez que aparece un nuevo espectacular de la librería Gandhi, no nos queda más que reconocer el gran talento de sus publicistas, al jugar con la materia prima de los libros; las palabras.
Hace un tiempo, mi hija Valentina, me regaló una imagen de un pizarrón en lo que parece el exterior de una librería, el texto hace referencia a uno de los programas más populares y tal vez el más longevo de la televisión en el mundo: Dr.Who:
Inocua en el exterior.
Mucho más grande en el interior.
Capaz de transportarte en el tiempo y espacio…
¡Dios mío!
Cada libro es una Tardis.



Al pie de la frase en el pizarrón aparece una dirección de Facebook: Kaleidobooks.
Kaleido Books and Gifts es una librería australiana establecida en la ciudad de Perth. Perth es un puerto y capital del estado de Australia del Oeste con una población apenas mayor a los dos millones de habitantes. Pero la librería ha captado la atención de muchos lectores y publicistas por los ingeniosos lemas con los que promueven la lectura, conociendo la gran competencia que en los jóvenes es la televisión Kaleido Books no sólo utilizó la imagen de la nave disfrazada de caseta telefónica que el Doctor ha utilizado a lo largo de 50 años de programa para atraer a los lectores. También se ha válido del éxito de Juego de Tronos para las frases de sus pizarras. Ya sea utilizando frases del libro que se han repetido en la serie como: You know nothing John Snow! (No sabes nada John Snow). A la que además de la caricatura de Ygritte le han agregado la frase, Lee un libro.
Otro cartel que hace alusión a la saga dice: Ya están en la librería las siguientes cuatro temporadas de Juego de Tronos en su formato original de libro, Léelo ahora y evita los spoilers.



Leer no sólo es importante por todo lo que implica el crear hábitos de lectura. Leer es importante en un nivel muy pragmático porque la industria editorial continua representado una industria que mueve miles de millones de dólares a nivel mundial y cuya publicidad en nuestro país de no ser por Gandhi se limita a carteles promocionales afuera en los aparadores de Sanborn’s y alguno que otro espectacular en las calles de la ciudad promocionando la más reciente edición de un bestseller. Es curioso pero fuera de Gandhi difícilmente los mexicanos conocen otra librería.
La campaña de Leer del consejo de la comunicación esta encaminada actualmente a marcar al libro como algo que da temas de conversación, que vuelve a las personas interesantes o les da un valor, pero se olvida del personaje principal de la lectura; el libro. Leer es una aventura porque lo que proporciona el libro es muy difícil de encontrar en otra parte. Porque el libro nos transporta no con imágenes preconcebidas, sino que nos cuenta una historia que nosotros vamos contribuyendo a crear en nuestra mente al poner la escenografía y la cara de los personajes conforme a nuestro gusto, nuestra experiencia y nuestras fobias.
En ese sentido encontrar al libro correcto se vuelve esencial en niños y jóvenes, ese que los mantenga en la lectura a lo largo de su vida. La siguiente estantería de Kaleido books tiene a todos los libros envueltos en papel corriente impidiendo al comprador ver la portada y leer esas tendenciosas solapas y contraportadas, en su lugar unas pocas palabras describen al libro. En el medio el siguiente letrero: ¿Juzgas a un libro por la portada? Intenta una cita a ciegas con un libro. Estos Libros están solitarios y listos para relacionarse y te permitimos juzgarlos a partir de unas cuantas palabras clave. Es sólo cosa de intentar nuevas experiencias.  



Esta práctica al parecer se ha popularizado durante el mes de febrero en los países de habla inglesa y no es originaria de la librería australiana, si no de una biblioteca pública en Los Ángeles, la práctica comenzó a ser copiada e implementada por diferentes bibliotecas públicas en Estados Unidos y después en las librerías. La idea es que la portada no influya en la elección del lector.
Leer es importante y en una época donde las campañas de BTL y de Marketing de Guerrilla, tanto el pizarrón a la entrada de kelido books and Gifts como la campaña de la cita a ciegas con un libro me parecen extraordinarias. Sólo quiero mencionar dos textos más de los libreros australianos. El primero: en rojo ¡Advertencia! Abajo con gis azul: Esta tienda está llena de libros. Y una de mis favoritas: Libros: la mejor defensa en contra de conversaciones no deseadas.




publicado en thepoint.com.mx el 13 de abril de 2015
imagenes Kaleidobooks