martes, 14 de abril de 2015

Nellie Campobello escritora secuestrada.




La gran escritora de la Revolución Mexicana es un misterio desde su nacimiento hasta su muerte. Bailarina, poeta, novelista y cuentista cambió y escondió hasta su propio nombre.
Armando Enríquez Vázquez.
Dicen que soy
brusca
Qué no sé
lo que dijo
Porque vine
de allá
Ellos dicen
que de la montaña
oscura
Yo sé que vine
de una claridad
Brusca
porque miro
de frente
Brusca
porque soy
fuerte
Que soy
montaraz
Cuántas cosas
Dicen
Porque vine
de allá
de un rincón
oscuro de la
montaña
Más yo sé que
vine de una
Claridad
Yo por Francisca
Nellie Campobello

Originaria de Durango, como su admirado Pancho Villa y aún desconocida para una mayoría de los mexicanos Nellie Campobello es la única escritora de la Revolución. Cartucho y Las manos de mamá son textos clave y olvidados de nuestra literatura. Nellie Campobello tristemente es más recordada por los hechos criminales que envuelven el misterio de su muerte, un misterio que cubre mucho de su vida.
Nellie nació en Durango y aunque muchos ponen como fecha de su nacimiento el 7 de noviembre de 1900 en Villa Ocampo, la artista también en alguna ocasión mencionó la fecha de 1909. Su verdadero nombre fue María Francisca Moya Luna, su infancia transcurrió en Parral, aunque al parecer algunos años la familia también vivió en la ciudad de Chihuahua.
En 1911 nació su media hermana Soledad, el padre Jesús Campbell Morton era un médico de Parral. En los siguientes años Nellie fue testigo de la brutalidad de la Revolución, conoció a hombres y mujeres que murieron en Parral durante el conflicto y a los que retrato en los relatos de Cartucho. Se acostumbró a la presencia de los cadáveres que muchas veces formaban parte de una escenografía macabra del pueblo, a las balaceras y las zozobras de la guerra civil. En 1919 Nellie dio a luz a un hijo, que murió dos años después y del que no sé sabe más que el nombre José Raúl Moya. Esto cuestiona como muchas otras cosas la fecha de su nacimiento.
En 1922 murió su madre y la familia entonces a cargo de Campbell se trasladó a la Ciudad de México al año siguiente. Francisca y Soledad cambiaron sus nombres por los de Nellie y Gloria Campbell respectivamente. Con el tiempo el Campbell se transformó en un castellanizado Campobello, adoptado por ambas hermanas. A su llegada a la ciudad Nellie asegura haber conocido a Martín Luis Guzmán, a los pocos meses y tras el asesinato de Francisco Villa, el escritor salió rumbo al exilio mismo que duró 12 años.
Las hermanas estudiaron danza, incluso Gloria llegó a ser prima ballerina y Nellie se dedicó a la coreografía. El primer libro de Nellie se llama ¡Yo! Un poemario publicado en 1929 y que curiosamente Campobello firmó con el seudónimo/nombre real de Francisca. A mediados de ese año las hermanas viajaron a La Habana. Nellie conoció durante esa estancia al poeta español Federico García Lorca. A su regreso a México Nellie se dedicó a dar clases de danza.
Nellie comenzó a cobrar fama y se relacionó en los círculos intelectuales de la época, conoció a Frida Kahlo, Tina Modoti, Nahui Olin, Al Dr. Atl a Orozco, entre muchos otros. En 1931 se estrenó en el Estadio Nacional el ballet 30/30 con argumento y coreografía de Nellie Campobello y a finales de ese año se publicó Cartucho una serie de relatos/crónicas de lo que Campobello vio durante los años de la Revolución en Parral. La muerte es el hilo que marca las narraciones, la muerte brutal, concreta sin lógica ni orden al escoger a sus víctimas, pero también la figura de Francisco Villa, de esa temida y paternal figura que el Centauro del Norte, que para Nellie fue de gran importancia. Nellie es de las primeras escritoras en reivindicar la figura de Villa, en un gobierno dizque revolucionario que la ambición, la codicia y sed de sangre de los sonorenses había fundado y donde Villa había quedado relegado a simple bandido. 
En 1932, se inauguró la Escuela Nacional de Danza y Nellie fue nombrada asistente de la dirección de la misma, a partir de 1937 y hasta 1984 ocupó la dirección de esta institución. Ese año también apareció su libro Las manos de mamá. En 1940, publicó dos nuevas obras Apuntes sobre la vida militar de Francisco Villa y Ritmos indígenas de México. Este último libro lo escribió junto con Gloria su hermana. En 1943 fundó el Ballet de la Ciudad de México. En la creación de esta nueva institución colaboraron su hermana Gloria, Martín Luis Guzmán y José Clemente Orozco.
El Exilio de Martín Luis Guzmán duró doce años y desde su regresó a México reestableció el contacto con Campobello, la historia y rumores de una relación entre ambos nunca pudo ser desmentida, ni confirmada. Nadie nunca los vio caminar agarrados de la mano, y de acuerdo con las confesiones de Nellie nunca se enamoró de nadie, lo que no es obstáculo para que la relación entre ambos escritores existiera. La vida de Nellie Campobello se va perdiendo entre sus funciones burocráticas. Después de la publicación de los libros en 1940,  no es sino hasta 1957 que publicó Tres poemas  y después no volvió a publicar nada nuevo, solo antologías de sus obras. Poco o nada se sabe de esa época y de cómo se va segregando de los grupos intelectuales y de la sociedad.
En 1968 murió su hermana Gloria y en 1976 Martín Luis Guzmán. Nellie se encontró sola en el mundo, es en esta época que una alumna de la Escuela Nacional de Danza de nombre Cristina Belmont le pidió trabajo y un lugar para vivir junto con su familia. Nellie le permitió a esta mujer y a su esposo un hombre de nombre Claudio Niño Cifuentes o Claudio Fuentes vivir en el sótano de la escuela, pero con el tiempo la pareja fue adentrando en la soledad de Campobello. La nombraron madrina de uno de sus hijos y por consiguiente Campobello se convirtió en comadre de la funesta pareja, que se mudó a casa de la escritora y después la llevó a Hidalgo donde la mantuvo secuestrada hasta la muerte de Nellie. Drogada o alcoholizada Nellie Campobello o Francisca Moya Luna, pasó los últimos años de su vida.
Se sabe que la pareja de estafadores cobró la pensión de la escritora hasta mediados de la década de los noventa. Así mismo vendieron y se robaron el patrimonio de Nellie, consistente en joyas, dinero y obras originales de importantes artistas plásticos nacionales que fueron amigos de Nellie.
En 1998, la Comisión Derechos Humanos del Distrito Federal anunció el descubrimiento de una tumba en el Estado de Hidalgo donde desde 1986 yacían los restos de Nellie Campobello. Belmont y Cifuentes fueron acusados de secuestro, solamente Cifuentes y el abogado de la pareja fueron aprendidos y acusados. Curiosamente ambos fueron exonerados en 2002. Cristina Belmont jamás fue detenida y hasta la fecha permanece prófuga de la justicia.

Como punto final de una historia fundada en el absurdo y la injusticia que son el pan nuestro de cada día, un grupo de la etnia mazahua invadió la casa de la escritora y en esa estupidez que tiene el hecho de no ser dueño de las cosas decidió destruir papeles y documentos para construir y remodelar una casa que no les pertenecía. Nadie sabe que se puede haber perdido en este otro crimen que añadió aún más misterios a la vida de la artista duranguense.

Publicado en mamaejecutiva.net el 6 de abril de 2015
imagen elmundo.es