lunes, 11 de enero de 2016

Los medios si tienen la culpa.



Este libro nos hace reflexionar sobre ese poder que tienen los medios y que a veces nos parece inofensivo o sobrevalorado.
Armando Enríquez Vázquez.
Es muy extraño que un productor de medios cuestione y escriba un ensayo reflexivo sobre el papel de los medios en la conformación de los seres humanos contemporáneos, ese papel ha correspondido en las últimas décadas a teóricos y académicos que desde su burbuja protectora creen ser los narradores e intérpretes de la realidad. Su visión como la de los demás seres humanos es limitada y muy sesgada.
Por su parte los productores enfrascados en el día a día de su trabajo y debido muchas a veces debido a su formación más en la práctica que en la escuela están poco interesados por los que la academia o los llamados pensadores tienen que decir acerca de su trabajo, las consecuencias de este en el ser humano o en la sociedad o la importancia antropológica que tiene el medio en el que se desempeñan.
Los productores contamos historias y los dueños de las empresas de comunicación únicamente están preocupados por las ganancias fáciles y directas, por eso este año hemos visto desaparecer a Cadena 3 y la salida del aire de Chabelo. Dentro de esa falta de autocrítica, es loable que Cuauhtémoc Miranda voltee de manera crítica a lo que estamos haciendo en los medios y como afecta esto a los seres humanos.
Productor de radio y académico Cuauhtémoc Miranda, reflexiona acerca de los contenidos de los medios y el tipo de seres humanos que se están formando desde los medios tradicionales de comunicación y en especial desde la televisión que, con su bombardeo de imágenes, de violencia, sexo, con su seductora, contundente y efímera publicidad crea millones de seres insatisfechos no sólo económicamente sino de forma existencial, seres de una violencia potencial irreflexiva y catártica.
Un poder que con el paso del tiempo ha aumentado y atacado de manera directa las capacidades pensantes de los humanos que de manera pasiva contemplamos imágenes atroces y concretas que nos habitúan a un mundo frío y cínico.
Acompañado de filósofos, antropólogos y especialistas en los fenómenos que han producido los medios el autor nos lleva a una detallada disección de una humanidad que se enfrenta a diario con mensajes que ni siquiera está buscando pero que lo deshumanizan y lo convierten en dependiente
Sobre todo, medios en los que, a lo largo de los últimos siglos, desde la invención de la prensa y el surgimiento del periodismo como oficio, han creado un monologo esquizofrénico y autoritario que da prioridad en orden de los intereses, sesgando matices e historias a conveniencia y que hoy enfrentan el dialogo contestatario de una sociedad que los evidencia en la medida de lo posible, gracias a as nuevas plataformas de comunicación.
Pero más importante desde el más clásico sentido del humanismo, el impacto que los medios y sus contenidos tienen en la creación de nuevos tipos o subespecies de seres humanos, sus actitudes y su comportamiento. Como de forma pasiva hemos aceptado esos roles que la televisión y su tajante publicidad nos asignan y proponen como prototipos aspiracionales para lograr la felicidad en la vida.
Sin duda el libro de Cuauhtémoc Miranda es una válida revisión de los daños y responsabilidades olvidadas que tenemos todos aquellos que formamos parte de la cadena de producción en los medios y una mirada fría y critica para quienes, acostumbrados a recibir un mensaje ya digerido y procesado, puedan reflexionar sobre lo que realmente consumen a través de esos medios tan controvertidos; amados por unos y despreciados por otros.
Lo que es innegable es que todos en algún momento somos fieles consumidores de sus contenidos por violentos o por seductores.



Miranda, Cuauhtémoc. Medios de Comunicación. ¿Sangrientos o Seductores? Creando al nuevo Homo media. Miragar Editorial. México D.F. 2015.

publicado en thepoint.com.mx el 21 de diciembre de 2015