martes, 28 de julio de 2015

Hojo Masako una guerrera japonesa.



Detrás del primer Shogun del clan Minamoto hubo una mujer valiente, osada y política. Eventualmente se convirtió en una de las mujeres más poderosas en la historia de Japón.
Armando Enríquez Vázquez.
A finales del siglo XII de nuestra era, en el entonces lejanísimo y desconocido Japón, el clan de los Minamoto fue derrotado por el clan Taira. Los descendientes de la familia Minamoto fueron ejecutados algunos y otros obligados a exiliarse en monasterios de otras comarcas de la isla. Tal fue el caso de Minamoto No Yoritomo que fue confinado a la provincia de las montañas de Izu, que hoy son un parque nacional y pertenecen a la perfectura de Shizouka.
La Provincia de Izu era gobernada por el clan Hojo que supo mantenerse neutral en la guerra. En 1156 nació Masako, su padre Hojo Tokimasa la adiestró en las artes de las armas como si fuera un hombre y en las de la política, Hojo Masako se convirtió en una Onna Bugeisha. Las Onna Bugeisha son la versión femenina de los samuráis. Mujeres de la nobleza que eran maestras en las artes marciales que es el significado literal de las palabras con las que se les nombra. Masako tenía un hermano mayor, dos menores y una hermana menor. Masako conoció a Minamoto no Yoritomo en 1177 y se enamoró de él. Tokimasa preocupado por este hecho, decidió comprometer a su hija con un miembro del Clan Taira, pero antes de que la boda se llevara a cabo Masako y Yoritomo huyeron a las montañas de Izu, se casaron y fueron acogidos y protegidos por los poderosos y temidos monjes budistas con formación militar de la región, a los que nadie se atrevía a desafiar.
Las pugnas por el poder continuaron y finalmente Tokimasa apoyó con su poder y hombres a su yerno, hasta que Yoritomo tras una larga guerra pudo acabar con sus enemigos del clan Taira y se convirtió en el primer Shogun del Clan Minamoto, nombrado por el emperador enclaustrado en 1192. Durante ese periodo del la historia de Japón algunos emperadores se convertían en monjes budistas, renunciando a sus responsabilidades administrativas y de gobierno, más no al poder, por lo que se les conoce como emperadores enclaustrados, por su parte un Shogun originalmente se refería a un altísimo rango militar, pero en el siglo XII, el Shogun se convirtió en el representante del emperador enclaustrado y verdadero gobernante de Japón. Yoritomo compartió el poder con su esposa y su suegro Tokimasa. En 1199 Yoritomo cayó de un caballo y murió por las heridas sufridas. Su heredero fue su hijo Minamoto no Yoriie, quien comenzó a hacer alianzas con otro clan diferente al Hojo, además de convertirse en un hombre sanguinario que perdió popularidad entre sus gobernados. El clan Hiki, favorecido por Yoriie era el clan al que pertenecía su suegro. Masako que tras la muerte de su marido se recluyó en un convento y se convirtió en monja, al enterarse de las alianzas de Yoriie, decidió aliarse con su padre y enfrentar al clan enemigo de los Hiki. Los Hojo derrotaron a los Hiki y ejecutaron al suegro de Yoriie y obligando a este a exiliarse. En 1204 Yoriie fue asesinado, se presume que por órdenes de Tokimasa.
Se convirtió entonces en Shogun el más joven de los hijos de Masako, Minamoto no Sanetomo que en ese momento tenía sólo once años de edad. Tokimasa se convirtió en el regente y en 1205 era el hombre más poderoso de Japón, sin embargo sus planes para eliminar a su nieto del poder y ofrecer el título de Shogun a un aliado, fueron descubiertos por Masako y uno de sus hermanos, quienes aliados obligaron a Tokimasa a retirarse a un convento y volverse monje. El verdadero poder recayó entonces en  Masako Hojo, que para muchos japoneses es conocida como la Monja Shogun, aunque la regencia del shogunato quedó bajo el mando de su hermano Yoshitoki. El poder político y negociador de Masako falló cuando en 1218, viajo a Kyoto y propuso al emperador enclaustrado permitir a Sanetomo adoptar a uno de los hijos del emperador para nombrarlo heredero, pero el emperador rechazó la oferta.
En 1219 Sanetomo fue asesinado por su sobrino Minamoto no Yoshinari, hijo de Minamoto no Yoriie, quien fue capturado y decapitado horas después. Sanetomo fue un poeta más que un Shogun y así dedicado a la escritura no obstruyó el gobierno de su madre y su tío.
Con la muerte de Sanetomo, que no tenía herederos llegó a su fin el clan Minamoto, pero Masako y su hermano Yoshitoki habían ya decidido un sucesor para el shogunato, se trató de un niño de siete años de nombre Kujo Yoritsune con lazos consanguíneos con el clan Minamoto. Sin Embargo la regencia continuó al mando de Hojo Yoshitoki y de Masako tras su hermano. El emperador enclaustrado Toba se reveló contra el poder de los Hojo en 1221. La respuesta militar de Yoshitoki fue aplastante y además de derrotar al emperador conquistó la ciudad imperial de Kyoto, tras lo cual obligó a Toba a exiliarse. Yoshitoki enfermó y murió repentinamente en 1224. Su hijo, Yasutoki, tomó su lugar en la regencia, Masako, rápidamente mostró una vez más sus habilidades políticas y al enterarse de una conspiración en contra de su sobrino, se reunió con la cabeza del poderoso clan Iga y negoció la regencia de Yasutoki de manera exitosa. Masako murió un año después en 1225 a los sesenta y nueve años de edad.

Casi desde el anonimato Masako Hojo es una de las figuras históricas más importantes de la historia de Japón, pudiendo mantenerse en el poder por más de treinta años.

Publicado en mamaejecutiva.net el 20 de julio de 2015
imagen Wikipedia.org