lunes, 27 de julio de 2015

Los desnudos de un jabón en 1936.



Woodbury era una marca de jabón de tocador y en 1936 lanzó una de las primeras campañas con desnudos en la historia de la publicidad.
Armando Enríquez Vázquez
Veinte años después de que Helen Lansdowne Resnor creará la campaña A skin you love to touch (Una piel que te gusta tocar), para la marca de jabones Woodbury, utilizando por primera vez un contexto sexual en la publicidad, Woodbury se convirtió en una de las primeras marcas en anunciar sus productos con una modelo desnuda.
Woodbury fue una marca norteamericana de jabones fundada en 1870 en la capital del estado de Nueva York; Albany. En 1901 la empresa fue adquirida por Andrew Jergens y su empresa de cosméticos y su sede fue cambiada de Nueva York a Ohio.
En 1936 Woodbury se convirtió en una de las primeras marcas en tener un desnudo en su publicidad. La publicidad que tenía como objetivo el anunciar las propiedades de un jabón que gracias a la investigación científica ofrecía los beneficios de un baño de sol, pues el jabón contenía Rayos de sol filtrados, lo que de acuerdo con la marca era equivalente a tomar un baño de sol. Para ilustrar este beneficio de la marca, se utilizaron fotografías de mujeres desnudas, que obviamente no mostraban nada. La campaña fue fotografiada por Edward Steichen, un fotógrafo de nacido en Luxemburgo y reconocido como el primer fotógrafo de moda. Steichen trabajó para revistas como Vogue y Vanity Fair. Sus fotografías de Greta Garbo son de las más reconocidas sobre la actriz y una de ellas fue la portada de la revista Life. Ese mismo año Steichen había hecho otra campaña con desnudos femeninos para la marca Cannon Mills.
Las fotografías para la campaña de Woodbury muestran casi todas a una modelo que lo único que usa son unas sandalias y se encuentra en lo que podemos deducir es una alberca. Steichen incluso firmó algunas de las fotografías de la campaña. Las fotografías pueden parecernos pudorosas, incluso ingenuas, pero algunas de ellas tienen una imagen que recuerda los estudios clásicos de la figura humana, en este caso la de la mujer. El mismo valor artístico lo podemos encontrar en las fotografías de Steichen para Canon Mills.



Los ejecutivos de la marca de jabones tuvieron muchas dudas cuando la campaña les fue presentada. Temían que las fotografías despertaran a los sectores más reaccionarios de la sociedad y sin embargo la campaña se aprobó y se publicó en diferentes revistas femeninas, dedicadas a una audiencia de clases medias altas y altas. La respuesta no fue como esperaban los ejecutivos y tal vez tampoco los publicistas, y pasó sin ninguna crítica, ni escándalo, por lo que la campaña comenzó a publicarse en revistas más populares sin ningún problema.
Woodbury fue una marca notoria que además durante de las décadas de los años treinta y cuarenta del siglo pasado patrocinó diferentes programas de radio muy populares en Estados Unidos como un show de Bing Crosby y radio novelas como Las aventuras del hombre delgado. Un serial basado en los personajes de la novela de Dashell Hammet.
Woodbury desapareció poco a poco en el corporativo de Jergens que a su vez hoy en día forma parte del corporativo japonés KAO.




publicado en thepoint.com.mx el 20 de julio de 2015
imagenes adage.com
                  thejumpingfrog.com
                  amazon.com